Necrológicas
  • María Nora Díaz Mellado
  • Francisco González Uribe
  • Juan Héctor González Mancilla
  • Orlando Oyarzún C.
  • Laura Bórquez Bórquez

Cuando el Prat probó suerte en la Copa Chile

Por La Prensa Austral Viernes 29 de Enero del 2021

Compartir esta noticia
610
Visitas

En agosto del año pasado La Prensa Austral recordaba la participación del seleccionado de Punta Arenas en la tradicional Copa Chile, que después de ocho años de ausencia retornaba en 2008 al calendario del fútbol profesional.

El representativo de nuestra capital regional tuvo el honor de animar el partido inaugural del certamen en el estadio fiscal “Antonio Ríspoli Díaz”. Ese domingo 6 de julio se inscribió en la historia con una nevazón y temperaturas bajo cero. Entorno ideal, simbólico y hasta mediático considerando el sentido de apertura a todo el país que la ANFP le quería dar a la competencia en su retorno, invitando a tres selecciones comunales, entre ellas Punta Arenas.

Para las estadísticas, se archivó que en la cancha del Fiscal, Punta Arenas, dirigido por Rodolfo Rogel, cayó 1-2 frente al centenario Magallanes, club de Primera “B” que el miércoles 16 del mismo mes también ganó la revancha, ahora de manera categórica en el estadio “Santiago Bueras” de Maipú (5-1), para avanzar a la segunda fase.

PRAT EN 2009

Nuestra región volvió a marcar presencia en la Copa Chile al año siguiente a través del Prat, que durante esa década llevaba la batuta en el fútbol magallánico.

En la primera fase el elenco puntarenense se vio las caras con el también amateur Lord Cochrane, ganando en el Fiscal por la cuenta mínima y luego empatando 3-3 la revancha en Aysén.

En la segunda etapa de la Copa Chile 2009 el desafío era mayor: partido único en casa con Provincial Osorno, elenco de la Primera “B” dirigido por Cristián “Relojito” Romero, otrora lateral izquierdo de Universidad de Chile en los ’90.

“Prat no pudo con el oficio de Osorno”, titulaba La Prensa Austral el jueves 20 de agosto de 2009, agregando que “el campeón regional quedó eliminado al caer por 1-2 ante el elenco profesional anoche en el estadio fiscal Antonio Ríspoli Díaz”.

El encuentro se jugó ante 2.200 personas controladas, aunque en el recinto hubo más de 3 mil espectadores.

DIGNO RIVAL

El equipo dirigido por Miguel Lara fue un complicado rival para el elenco osornino. De hecho, Prat sorprendió en los primeros minutos presionando con insistencia al conjunto visitante, pero en el primer descuido de la zaga pratina, a los 26’, apareció Miguel Ojeda para ganar un cabezazo que dio en el horizontal y se introdujo en el arco.

Acto seguido, Miguel Orellana puso el 2-0 de penal a los 38’, estructurando un marcador parcial que parecía excesivo. En esa línea, Ramón Tangol hizo algo de justicia descontando también desde los doce pasos en la recta final del compromiso (87’).

“A la postre, una digna presentación de Prat, que, de no ser por errores puntuales y la mayor experiencia osornina, podría haber cambiado la historia. Además, claramente pesó la inactividad de un cuadro local que recién se apresta a iniciar la temporada luego del receso, ante un adversario que viene en pleno rodaje en el fútbol de ascenso”, comentaba nuestro diario.

ALINEACION

Prat formó esa noche con Hernán Muñoz; José Luis Díaz; Pedro Bahamóndez (93’ Alejandro Pacheco), Mauricio Uribe; Cristián Hernández, José Agustinos (75’ Rodrigo Mayorga), Cristián Alvarado, Sebastián Espinoza; Ramón Tangol; Gerardo Paz  y Danilo Mancilla (46’ Eduardo Cárcamo).

Consignar que en Osorno destacó la presencia del zaguero central Gonzalo Lauler, hijo del destacado ex basquetbolista profesional Carlos “Kiko” Lauler. También jugó el puntarenense Mauricio Segovia.

UN MAZAZO

Prat volvió a la carga en la Copa Chile 2010, ahora desafiando en la primera fase a Puerto Montt, otro elenco de la Primera “B”.

Pero esta vez estuvo lejos de dar pelea. “Puerto Montt aterrizó al Prat. La goleada 5-0 (que pudo ser mayor) deja en evidencia las falencias del fútbol regional (no sólo del Prat) para afrontar las exigencias de un torneo como la Copa Chile”, apuntaba La Prensa Austral en su edición del lunes 17 de mayo.

En esa línea, sostenía que “no es excusa para justificar la derrota que se enfrentó a un equipo profesional. Si bien se sabía que era difícil ganarle, se esperaba, al menos, una actuación más decorosa del campeón magallánico”.

“Prat fue una sombra del cuadro que a nivel regional marca una clara superioridad sobre la mayoría de sus rivales. Ahora se topó con un equipo que lo superó en todo y dejó en evidencia que, si bien en el fútbol amateur Magallanes está entre los mejores a nivel nacional, falta mucho para pretender jugarles de igual a igual a equipos de segunda y tercera división”, agregaba LPA.

NIVEL REAL

“Ciertos éxitos logrados últimamente (como el título nacional de 2008), no reflejan el real nivel de las competencias locales, muy venidas a menos en las últimas temporadas (en todas las asociaciones). Tenemos cada vez más canchas sintéticas pero no se nota una mejoría en el nivel futbolístico por la falta de competitividad de los torneos”, complementaba el análisis.

Patricio Schwob (34’), Mauricio Scatolaro (36’ y 48’) y Jonathan Novoa (72’ y 75’) anotaron los goles portomontinos. El Prat, dirigido por Miguel Lara, formó de la siguiente manera: Hernán Muñoz; José Luis Díaz; Pedro Bahamóndez, Sebastián Veas, Rodrigo Mayorga (73’ Alejandro Pacheco); Sebastián Espinoza, Patricio Pinto, Marcelo Soto (46’ Cristián Hernández), José Luis Agustinos; Miguel Miranda (46’ Gerardo Paz) y Danilo Mansilla.

OTRA GOLEADA

En la revancha, jugada una semana después, no le fue mejor al Prat. Pese a que no se consideraba la diferencia de goles y por ello todavía tenía posibilidades de clasificar a la fase siguiente, el cuadro “salmonero” volvió a propinarle un nuevo 5-0, ahora en la capital de la Región de Los Lagos, marcando la eliminación del campeón magallánico.

Sin embargo, más allá de los resultados, también es cierto que el elenco “canario” se dio el lujo de inscribir en sus páginas dos participaciones en Copa Chile haciéndole frente a clubes profesionales que de una u otra manera -ya sea futbolística, física y/o mentalmente- terminan por lo general marcando la diferencia.