Necrológicas
  • Miguel Angel (Cacho) Leonori Gamella
  • Abel Díaz Morales
  • Harold Hjelmer Krusell Johansen
  • Elvia Nelly Briones Muñoz

Fernando Dobson y crimen de desabollador: “Este es el parricidio de mayor gravedad”

Por La Prensa Austral Sábado 30 de Enero del 2021

Compartir esta noticia
315
Visitas

Aunque tiene casi dos meses de plazo para cerrar la investigación del crimen del desabollador Omar Díaz Barría, el fiscal Fernando Dobson respiró más tranquilo al obtener la confesión incriminatoria del hijo, Omar Ariel, con quien se entrevistó en la cárcel de Punta Arenas.

Lo que indaga es un parricidio, delito por el cual fueron detenidas la esposa de la víctima, Margarita Pérez Muñoz y una hija, Constanza Isabel.

Si bien la prolija investigación que llevó la Brigada de Homicidios de la PDI, permitió después de dos años aclarar el crimen, lo que no estaba completamente claro era el grado de participación de cada uno.

El trío entró en una suerte de “pacto de silencio” que recién se rompió esta semana, cuando aceptó ser interrogado por el fiscal. La diligencia se extendió por más de cinco horas y Dobson quedó más tranquilo.

Ahora que sabe que el hijo del matrimonio es el autor, lo que debe establecer es qué participación tienen la madre y la hija. Si es en calidad de cómplice o encubridor. De antemano saben que si las acusan de encubridoras quedan exentas de toda responsabilidad penal, porque entre parientes esto no está penalizado. Una estrategia de la defensa que habría llevado a esta suerte de concesión: “tu me das y yo te doy”. O sea, hablaban y recuperaban su libertad. Tal como sucedió el jueves, que en horas de la tarde madre e hija abandonaron la cárcel, para cumplir reclusión nocturna domiciliaria.

Parricidio

Omar Díaz Barría fue encontrado sin vida 5 días después que la esposa presentara una denuncia por presunta desgracia.

El 10 de febrero de 2018 unas personas que caminaban por un sector parcelero, en villa Generosa, divisaron un cuerpo. Posteriormente se logró establecer que se trataba del buscado desabollador.

Pero lo que ni el fiscal ni la policía imaginaban era que la esposa y dos de los hijos estuvieran detrás del crimen.

Recién después de dos años y 6 meses de investigación la Brigada de Homicidios pudo establecer la responsabilidad del trío.

Fue así que el 25 de agosto de 2020 Fernando Dobson formalizó a la esposa y a los hijos por parricidio, quedando todos en prisión.

Habla el fiscal

“Este es el parricidio de mayor gravedad perpetrado en esta ciudad”, dijo a La Prensa Austral el fiscal jefe de Punta Arenas, Fernando Dobson Soto.

Y lo dice con conocimiento de causa, luego de dirigir todo el proceso con un equipo investigador de la Brigada de Homicidios, “incluso establecimos coordinaciones con antropólogos de la Umag, analistas de oficina de inteligencia de la PDI de la Quinta Región y de otros lugares”.

Lo relevante para él es que las declaraciones de los imputados vinieron a ratificar lo que previamente se investigó.

“Es importante destacar el trabajo pericial que se pudo efectuar respecto de un homicidio, porque recordemos que inicialmente no sabíamos que los familiares estaban involucrados. Esto se descubre de forma tardía con el hallazgo del cuerpo, que aparece 5 días después en un lugar distinto, con claras muestras de querer ocultar este homicidio. Y todas las pericias que se efectuaron nos permitieron ir estableciendo hechos que calzan con estas confesiones realizadas, de que se le dio muerte en un lugar, por triangulaciones telefónicas los situábamos en su propio domicilio, el tránsito del cuerpo a un lugar distinto con el afán de ocultamiento”.

Hijo se inculpa

“Así es. El se atribuye haberle causado la muerte”, respondió Dobson sobre la declaración que le entregó Omar Díaz, de haber matado al padre.

“La contextualiza con otros elementos. Los imputados aportan algunos datos que no teníamos, pero nos tranquiliza que las imputaciones fueron correctas”.