Necrológicas
  • María Nora Díaz Mellado
  • Francisco González Uribe
  • Juan Héctor González Mancilla
  • Orlando Oyarzún C.
  • Laura Bórquez Bórquez

Las electrizantes primarias del PPD y nuestro Sanders magallánico

Por La Prensa Austral Domingo 31 de Enero del 2021

Compartir esta noticia
638
Visitas

Elia Simeone R.

esimeone@laprensaaustral.cl

Hoy los militantes del PPD y simpatizantes de este partido están convocados a definir a su precandidato presidencial, siendo tres sus opciones: el timonel partidista y ex Canciller, Heraldo Muñoz; el ex ministro Francisco Vidal; y el ex diputado Jorge Tarud.

Sin ánimo de ofender al mundo pepedé, este acto eleccionario será, sin lugar a dudas, el menos emocionante no sólo de este año, sino de los anales de la política chilena reciente, tan llena de épicas como el triunfo del ‘No’ en el plebiscito de 1988 y la contundente votación a favor del ‘Apruebo’, en octubre del epidémico 2020.

Sólo una pluma ocurrente como la de Jorge Baradit podría salvar en algunos años más esta primaria, en alguna de las nuevas ediciones que seguramente vendrán de La Historia Secreta de Chile. Claro está, nunca será parte de ningún número de su nueva saga Héroes.

Tanto ninguneo no se debe a los candidatos que compiten, sino a que la suerte presidencial en la ex Concertación, hoy Des-Unidad Constituyente, está más que echada, luego del “dedazo” de Michelle Bachelet a su ex ministra Paula Narváez.

Si hasta el propio Vidal, que hoy compite en las primarias del PPD, lo admitió: “Es una estupenda candidata. Es mujer, sub-50, con experiencia, profesional, las tiene todas. Le hace muy bien a la oposición y particularmente al PS”.

Entonces, ¿es incorrecto decir que las primarias del PPD son sólo un saludo a la bandera?

“Nunca más sin nosotras”, dijo un grupo de mujeres socialistas y levantaron la opción de Narváez, pero la verdad es que –aunque se busque explicar con tal candidez la génesis de esta candidatura- lo cierto es que Bachelet, desde el Olimpo de la Onu, inclinó la balanza.

Inmediatamente se rindieron Insulza y Elizalde y ya se habla de un acuerdo PS-PPD.

“El dedazo del Pri mexicano”, recordó un viajado pepedé criollo.

Para no usar comparaciones con gente tan mafiosa –los del Pri mexicano, dejo en claro-, mejor busquemos un texto bíblico: “Hágase la luz”, dijo Dios en el relato de la creación, el cual prosigue: “Y fue la luz”.

“Narváez es la candidata”, dijo Bachelet y Narváez será la candidata y habrá acuerdo de candidato único, la esperanza de una victoria anunciada y… colorín colorado, este cuento se ha acabado. Bueno, aunque por un rincón podría seguir Ximena si es que la DC insiste en un camino propio, pese a lo sufrido hace cuatro años con Carolina Goic.

El Sanders
magallánico

Pero, el lector se preguntará: “¿A qué viene toda esta disquisición sobre las negociaciones nacionales si el titular de este artículo decía ‘semiserio de la política regional’?”.

Justo, es que un pepedé, que participaba en un encuentro social cumpliendo el respetivo aforo por eso del Covid, se acordó que, en una reciente visita de Heraldo Muñoz a Puq, un dirigente regional quiso pasar por instruido y le preguntó si era posible que en las elecciones de Estados Unidos perdiera Donald Trump. Claro, el hombre le puso un tema internacional apelando al pasado de embajador y de Canciller de Muñoz. ¡Inteligente jugada! Y todo esto mientras caminaban por calle Bories.

Acepto que, nuevamente, el lector pregunte con cierto tono de fastidio: “¿Qué tiene que ver la elección de EE.UU. con la política re-gio-nal?” (por lo demás, ya sabemos el resultado en el país del norte).

Es que Muñoz respondió: “Todo dependerá de que Sanders entienda que un socialista no puede derrotar a Trump y le deje espacio a Biden”.

Muñoz, cual clarividente, le achuntó medio a medio en su análisis de la política internacional, aunque seguramente tendrá que ceder sus mejores pretensiones presidenciales ante Narváez en la esfera nacional.

Este recuerdo del conspicuo militante pepedé llevó de inmediato a que sus contertulios hicieran un parangón de las elecciones de EE.UU. con los comicios municipales de Punta Arenas. No porque Radonich esté construyendo ningún muro en la ciudad contra los inmigrantes, sino por hacer una mera relación de la vieja dialéctica izquierda-derecha.

“El Sanders magallánico tiene que entender que no podrá derrotar al alcalde”, comentó lúcidamente uno de los parroquianos, con aire medio docto.

Dicho esto, varios de los comensales se miraron entre sí con cierto recelo, hasta que alguien se atrevió a preguntar: “¿Y quién es el Sanders magallánico? ¿Díaz o Legaza?”.

Sobrevino un silencio incómodo… No se sabía quién era quién en dicha mesa respecto a qué candidato apoyaba cada contertulio. Mejor pasar piola, por si las moscas.

Se avivaron

Hoy son las primarias del PPD mientras varios de sus más señeros militantes están en boca de muchos por eso de la licitación del Instituto para las Tecnologías Limpias, que –dicho sea de paso- no tiene nada de limpia. ¡Ni que fuera la subasta de la basura o el temita este de las luces Led!

Mientras todo esto pasa, el concejal Díaz, luego de imponerse exiguamente en la consulta ciudadana, ya ha sostenido reuniones bilaterales con presidentes y dirigentes locales de los partidos de izquierda para que apoyen su candidatura, pues llegar al Palacio Montes no está nada de fácil.

Empero, en la oposición tradicional –esa que es vilipendiada por los jóvenes-, se sienten un poco usados por la chiquillada del frentismo, las convergencias sociales y demases, pues astutamente le sacaron a todos un “sí” para respaldar su carta alcaldicia so pretexto de derrocar a la derecha, representada en Radonich. Sin embargo, los partidos que apelan a una unidad constituyente no lograron de ellos un compromiso para la candidatura a gobernador regional de Jorge Flies.

Por eso, los ex concertacionistas andan un poco choreados.

El Meme de Sanders

Con cuarentena de fin de semana mediante, la verdad es que ir a votar hoy en las primarias del PPD podría servir como excusa para poder salir de casa, más que para incidir en la vida política nacional.

Los dados ya están más que echados en el mundo opositor, aquel que agrupa a los ex partidos de la otrora gloriosa Concertación por la Democracia.

Sanders, sentado de brazos cruzados con una chaqueta y una mascarilla azul durante la ceremonia en que asumió el Presidente Joe Biden, se convirtió inmediatamente en un meme viral.

Esa imagen es casi una réplica de lo que le puede pasar a nuestro Sanders magallánico -quienquiera que sea para quienquiera que esté leyendo este texto-, no porque vaya a asistir así a la toma de posesión de la alcaldía puntarenense, sino, más bien, a tomar un café en alguna de las mesitas al aire libre que, por la pandemia, están sacando los locales para poder reunir algunos morlacos.

Es que en Punta Arenas, los días están más fríos y el viento arrecia. Sólo falta que alguien del Centro Artesanal Municipal teja los guantes de lana similares a los que usó Sanders. Puede ser un buen merchandising regional. ¡Al menos Bernie ya ha reunido millones vendiendo prendas con su imagen! Esta idea puede ser nuestro pequeño aporte a la estrategia gubernamental para reactivar el turismo de Puq.