Necrológicas
  • Néstor Gallardo Vergara
  • Jaime Delgado Herrera

Deuda por arriendo desató crimen en el barrio Prat: imputado quedó en prisión

Por La Prensa Austral Martes 2 de Febrero del 2021

Compartir esta noticia
8,421
Visitas

Casi a la misma hora en que la víctima era acompañada para su descanso eterno por un sinnúmero de cercanos, el agresor comparecía ante el juez de Garantía para ser formalizado por el delito de homicidio.

Eso fue lo que se vivió ayer en torno al crimen perpetrado el pasado viernes en una vivienda de calle General del Canto, en el barrio Prat de Punta Arenas, donde en una entonces confusa agresión un sujeto ultimó de 11 puñaladas a un ciudadano español.

Fue una deuda de arriendo la que desató la tragedia, se desprendió de los antecedentes aportados en audiencia por la fiscal Romina Moscoso. La representante del Ministerio Público había pedido una ampliación de la detención del imputado Cristián Catalán Mella, quien a los pocos minutos del ataque ocurrido la mañana del viernes, fue detenido por Carabineros en el mismo sitio del suceso. El sujeto reconoció de inmediato su participación en el crimen de Cristofer Parra Gómez (33 años), aunque en todo momento se refirió a dos puñaladas y aseguró que intentó prestar los primeros auxilios a su víctima.

Cobrando una
deuda de terceros

Lo preliminar de la investigación permitió conocer que ambos mantenían una rencilla por un antiguo compromiso incumplido por Catalán respecto del arriendo de una vivienda en Puerto Natales (de una tercera persona), razón por la cual y tras una discusión a través del teléfono, Parra Gómez decidió dirigirse hasta el domicilio del deudor en calle General del Canto. Catalán se defendería diciendo que su víctima ingresó a la propiedad saltando un cerco de 2 metros, y que ante ello actuó en legítima defensa. Sin embargo, contraria a la versión en que aseguró que infirió sólo dos estocadas a su víctima, la autopsia e informe pericial (cuya entrega motivó la solicitud de postergar la audiencia) confirmó el antecedente observado de manera preliminar: las heridas inferidas con arma blanca eran 11, en tórax, cuello y cuero cabelludo.

También hubo versiones de testigos, quienes aseguraron que tras el feroz ataque el imputado salió de la vivienda (interior) incluso amenazando a un vecino que gritaba alertando de la mortal agresión.

El destino de los protagonistas

Casi en paralelo al término de la audiencia que se prolongó por más de dos horas, donde Catalán fue formalizado por homicidio simple y enviado a la cárcel, además de fijarse 120 días para el cierre de la investigación, una caravana de vehículos con globos y haciendo sonar sus bocinas despidió a Parra tras entregarse sus restos en el Servicio Médico Legal y ser trasladados hasta el Cementerio Municipal Sara Braun.

La noticia del joven español también tuvo repercusión en España, en su natal Guijuelo, provincia de Salamanca en la comunidad autónoma de Castilla y León. Allí los medios de comunicación escritos y online -citando a La Prensa Austral- lamentaron el deceso de su compatriota, quien residía en Chile desde hacía 6 años.