Necrológicas
  • Miguel Angel (Cacho) Leonori Gamella
  • Abel Díaz Morales
  • Harold Hjelmer Krusell Johansen
  • Elvia Nelly Briones Muñoz

Festival Cielos del Infinito arrancó en Punta Arenas con talleres y prepara funciones con aforo limitado

Por La Prensa Austral Martes 2 de Febrero del 2021

Compartir esta noticia
203
Visitas

Con todas las limitaciones propias de la pandemia, era difícil para el mundo artístico realizar actividades presenciales. Pero en el Festival de Artes Cielos del Infinito tomaron estos obstáculos como un desafío y la semana pasada partieron la 13ª edición del tradicional evento artístico, con funciones en Porvenir. Ayer en tanto, se iniciaron las actividades en Punta Arenas (en Avenida Costanera del Estrecho con calle Croacia), que se extenderán hasta el domingo 7, para de ahí, trasladarse a Puerto Natales.

El taller de movimiento y acrobacias a cargo de Fernando González y la Huerta Escuela y una observación de aves en el Humedal Tres Puentes marcaron la jornada inicial, mientras que hoy arrancará el taller “Collage feminista y político: estrategias interdisciplinarias”, a cargo del colectivo LasTesis, uno de los principales atractivos de esta inédita versión, que debió adaptarse a la contingencia y establecer un escenario al aire libre, y con un aforo limitado a sólo 20 personas por funciones. Por eso, hubo que maestrear de lo lindo, esperando que el clima se porte a la altura del evento.

El director de Cielos del Infinito, Antonio Altamirano, explicó que “la lógica de realizar el festival en esta Fase 2, que ha sido bien compleja, como ha sido para todo el país, el desafío es poder reactivar de a poco el espacio del festival y desde ese lugar, hemos pensado en las condiciones que permite la Fase 2, que es al aire libre”, expuso. Para ello, trabajaron durante 2020 con la epidemióloga Muriel Ramírez, quien los asesoró específicamente para contar con las condiciones más favorables dentro de esta fase. “En ese sentido, teniendo un espacio, lo empezamos a activar de la manera que se permitía en este momento. Tuvimos aportes privados que nos permitieron levantar una pequeña fase donde podremos contar con escenario, graderías y así poder realizar un festival bastante extraño, porque si bien es para 20 personas, hemos pensado en formatos que puedan durar no más allá de una hora, abordando también otras artes escénicas, como danza, acordanza, circo y la performance. Eso es lo que representa un poco la lógica de activar desde ya, todo este 2021. Hemos reubicado los contenedores de una manera que nos permita proteger tanto al público como a los artistas”, destacó.

Un tema que puede causar algunos inconvenientes tiene relación, precisamente, con el carácter abierto del festival, ya que, si bien el aforo es de 20 personas en las graderías, mucha gente se podría reunir en los alrededores. “Por algo pensamos en que no solamente haya una función para 20 personas, sino que en tres funciones un día, o dos. Por eso igual tendremos que ir conteniendo el espacio público. Va a ser un desafío, estamos todos aprendiendo, no sabemos cómo va a resultar, hemos tomado todas las medidas necesarias para resguardar específicamente el cuidado del público y el equipo de trabajo. Nosotros acostumbramos tener más de 700 personas por función en Punta Arenas, por lo tanto, será algo muy complejo pensar en 60 personas como público máximo”, reconoció Altamirano.

De esta forma, la gente debió inscribirse para generar una trazabilidad y así tener un control específico. “Los pases para las exhibiciones están todos agotados en las funciones de Punta Arenas, se terminaron en dos, tres días. Esa es la posibilidad que permite generar la lógica de festival en un escenario muy complejo para todos, pero nosotros estamos apostando a que no vamos a generar aglomeraciones. Es muy contradictorio que en Fase 2 esté funcionando un mall o centros comerciales, y no hay un cuidado adecuado. Perfectamente a nosotros se nos puede permitir tener 50 personas, lo ha dicho nuestra epidemióloga y ese ha sido el contacto directo que hemos establecido con el Minsal Magallanes, que ha sido muy bueno el trabajo. Los protocolos que utilizamos en Porvenir serán los que usaremos en todo febrero, para hacer otras actividades”, profundizó el director de Cielos del Infinito.

Esta apuesta por volver a la presencialidad hizo que, para esta edición, se optara por no realizar transmisiones online, porque “en este momento de tanta complejidad, salir es casi un privilegio para todos. Estamos apostando de lleno por la presencialidad, que ha significado mucho trabajo, ya que montamos un teatro abierto en cinco días, por eso nos parece importante este tipo de acciones. Apostamos a lo presencial porque nos parece importante decir que nuestro arte es vivo, no es algo online, que si bien hemos tenido que adaptarnos a ese formato, creemos que es importante respetar los derechos laborales que implican los trabajos en vivo”, finalizó Antonio Altamirano.