Necrológicas
  • Héctor Antonio Latorre Avendaño
  • Edmundo Aravena Mansilla

Jefa del Area de Salud Municipal: “La vacunación ha sido todo un éxito, la gente está muy contenta”

Por La Prensa Austral Sábado 6 de Febrero del 2021

Compartir esta noticia
254
Visitas

Hasta este viernes, en Magallanes se habían vacunado 7.972 personas. El mayor número corresponde a mujeres, con un 62,8 por ciento. El miércoles se inocularon 3.099 personas, el jueves, 2.929, y ayer, 1.944.

Sobre el desarrollo de este proceso, la jefa del Area de Salud Municipal, Rosa Bidart, hizo un positivo balance. “Ha sido todo un éxito, la gente está muy contenta, hemos recibido muchas felicitaciones lo cual ha sido muy bueno para los equipos que están en terreno, además tenemos equipos que están trabajando en domicilios”.

Remarca que esta es la primera dosis, pero que se requiere de un esquema de dos dosis para que la vacunación pueda generar la respuesta inmune y la persona pueda estar completamente protegida, por lo que insistió en la necesidad de seguir usando la mascarilla y el distanciamiento social. Para alcanzar la inmunidad es necesario que el 80 por ciento sea inoculada.

El médico del consultorio 18 de Septiembre, Edgar Agudelo, fue uno de los funcionarios de la salud que durante esta semana recibió la administración de la dosis.

Frente a las dudas surgidas, señaló que esta vacuna es completamente segura para los adultos mayores. “Se ha comprobado que previene una enfermedad grave que es lo más importante y por eso llamamos a la comunidad a vacunarse”.

Cabe consignar que la región recibió una partida de 18 mil dosis, destinada a la población adulta mayor y a los trabajadores de la salud.

El lunes 8 de febrero, le corresponderá su turno a las personas entre los 81 y 84 años.

Debido a que el Ministerio de Salud estableció una serie de requisitos y la realización de la campaña de vacunación contra el Covid en espacios públicos, se ha generado preocupación entre las personas seropositivas quienes deben acreditar diagnóstico GES18 (VIH/Sida) mediante un certificado médico, peligrando y vulnerando así la confidencialidad garantizada por la Ley de Sida.