Necrológicas
  • María Nora Díaz Mellado
  • Francisco González Uribe
  • Juan Héctor González Mancilla
  • Orlando Oyarzún C.
  • Laura Bórquez Bórquez
Persisten las quejas por la poca mantención del camposanto

700 visitantes recibió el Cementerio Municipal en domingo

Por La Prensa Austral Lunes 8 de Febrero del 2021

Compartir esta noticia
77
Visitas

Aunque Punta Arenas se mantiene en Fase 2 del Plan Paso a Paso, ayer parecía una mañana de domingo cualquiera, más aún en los alrededores del Cementerio Municipal, donde costó encontrar estacionamiento. Las puertas del principal camposanto estuvieron abiertas entre las 10 y las 13 horas, y hubo algunos problemas al principio, dado que personal militar exigió salvoconducto a las personas que querían ingresar.

Las discrepancias surgieron porque, cuando se reabrió oficialmente el cementerio, el 9 de diciembre, Punta Arenas aún estaba en cuarentena total (Fase 1), medida que se mantuvo hasta una semana después, quedando solamente prohibición para circular libremente los días sábado y domingo. En esa reapertura, se informó que las personas no debían presentar salvoconducto para acudir al recinto y que a la salida, a través de una tarjetita se iba a dar cuenta de la visita.

Esa fue la explicación que daban algunos vecinos que eran requeridos por el permiso. Es lo que le sucedió a Amador Hernández y Claudia Arbunic, quienes gualato en mano, reclamaron por esta exigencia, aunque, como ocurrió en el resto de los casos, se permitió el ingreso de las personas y la jornada continuó con normalidad hasta el cierre de las puertas. Solamente a la entrada se tomaba la temperatura, se entregaba alcohol gel y la salida era por otro sector.

De todas maneras, hubo reclamos por la poca mantención que han tenido los pasillos, en los que el pasto era notoriamente largo y amarillento. Así lo expresaron Rodrigo Ulloa y Alice Morrison, que recalcaron que desde que se reabrió el cementerio, han ido casi todos los días, y por lo mismo, acusan poca mantención del recinto.

El balance arrojó que 700 personas ingresaron al cementerio en esta jornada de domingo, en que el termómetro llegó a agradables 22 grados.

Sin embargo, esa mayor presencia de gente no se tradujo, necesariamente, en mayores ventas para las floristas que están ubicadas en el bandejón central de Avenida Bulnes. María Angélica Muñoz y Tracey Tapia comentaron que si bien las ventas se han recuperado después del nefasto 2020, en que estuvieron cerrados desde marzo hasta diciembre, solamente un porcentaje menor de las ventas corresponde a gente que va al cementerio. A pesar de eso, hacen votos para esta semana, previa al Día de los Enamorados, para mejorar los números. Para ello, ya están preparadas para ofrecer ramos con distintos tipos de flores, que llegan desde Santiago, las que a su vez, arriban desde Ecuador y Colombia.