Necrológicas

Ricardo Fuenzalida: “JUGANDO UN AÑO COMPLETO PUEDO DAR QUE HABLAR”

Jueves 11 de Febrero del 2021

Compartir esta noticia
375
Visitas

Desde Rancagua, donde inició esta semana un merecido descanso, Ricardo Fuenzalida, nos contó a través del teléfono sus sensaciones tras el objetivo alcanzado. “Con el paso de los días uno va asimilando lo que se logró. La gente se manifiesta, los amigos de colegio, familiares, me mandan mensajes, así que muy contento, porque es un logro que me faltaba en mi carrera”, apuntó el “Rayo”, quien en Punta Arenas jugó por Scout, Magallanes y Prat, además de General del Canto (Liga Popular).

“Fue mi tercer ascenso. El primero en 2015, con Puerto Montt, de ‘Segunda’ a Primera ‘B’; luego subí en 2017 con Melipilla también de ‘Segunda’ a Primera ‘B’ y ahora tengo el de ‘Primera’. Fui uno de los cuatro jugadores que llegó cuando el equipo estaba en ‘Segunda’ y eso me deja marcado como un jugador histórico de Melipilla”, contó orgulloso el mediocampista externo que venía luciendo la “10”.

DEDICATORIA

Ricardo vivió su etapa estudiantil en la Escuela Pedro Pablo Lemaitre y el Liceo Politécnico. Hoy ya se encamina a una década en el profesionalismo. “Este logro se lo dedico a mi familia, a mi pareja, a todos mis amigos de Punta Arenas que siempre me apoyaron y están ahí. Es para la gente que siempre confió en mí, porque salir de Punta Arenas y hacerse un nombre en el fútbol es muy difícil”.

En esa línea, agradeció de manera especial “a Antonio Ríspoli, quien cuando empecé mi carrera a los 17 años me apoyó y eso me marcó harto. Me regaló un par de zapatos de fútbol cuando yo no los tenía para ir a mi primera prueba”, resaltó.

También atesora como un valioso recuerdo el reconocimiento que recibió el año pasado en La Moneda como embajador de nuestra región, con motivo de los 500 años del Descubrimiento del Estrecho de Magallanes.

COMPAÑERISMO

El futbolista magallánico también destacó la buena onda que tiene con Lauler y Leiva. “Con Gonzalo llevo compartiendo camarín casi cuatro años. Siempre ha sido de la misma manera, un líder en la cancha y nos llevamos muy bien. A Brian no tuve la oportunidad de conocerlo allá en Punta Arenas, lo vine a conocer recién aquí en un partido Católica – Melipilla. Después nos tocó compartir equipo y hoy tenemos una muy buena relación, además que, como somos magallánicos, tenemos hartos amigos en común”.

LO QUE VIENE

Ricardo cumplió 28 años el pasado 23 de noviembre y su futuro, de momento, es una incógnita. “Terminé contrato con Melipilla, recién han pasado tres días desde la final y estoy descansando después de un año muy duro. Mi representante entra ahora al juego. No puedo decir si sigo en Melipilla o me voy… Me comentaron que han llegado ofertas tentadoras, así que espero tomar la mejor decisión. Mi idea es jugar en ‘Primera’, nos sentaremos a hablar y veremos la mejor opción”.

En esa línea, espera sentirse en óptimas condiciones físicas para afrontar la nueva temporada, después de dejar atrás una luxación de codo que recién le permitió sumar minutos comenzando la segunda rueda del Torneo Nacional de Primera “B”.

“Adelanté los plazos de recuperación porque quería estar. Sé que podría haber jugado más en circunstancias normales. Fue una operación en el codo y eran cuatro meses de recuperación, pero lo saqué en dos. Por eso jugaba con un protector y me arriesgué para poder estar. Siento que jugando un año completo puedo dar qué hablar”, le puso la firma el “Rayo” magallánico.