Necrológicas

– María Gumercinda Vargas Díaz

– Karen Pino Lagos

Jeanette Isabel Andrade se enfrenta al avezado Edgar Cárcamo

Arremetida DC en San Gregorio busca desbancar a un “zorro viejo” de la derecha regional

Domingo 14 de Febrero del 2021

Compartir esta noticia
1,148
Visitas

Félix Iglesias

San Gregorio ha sido uno de los bastiones de la derecha en Magallanes, que ha tenido en Edgar Cárcamo Alderete a un alcalde proactivo, que en períodos pasados ha perdido el sitial alcaldicio, pero lo ha vuelto a recuperar y que, ahora, espera en abril lograr los votos suficientes para mantenerse como jefe comunal por cuatro años más.

Este verdadero “zorro político” de la derecha tradicional medirá fuerzas contra la DC, partido que quiere ver a una de sus militantes liderando la comuna, en la cual se encuentra uno de los enclaves de la Enap y de la actividad en torno a la industria de los hidrocarburos.

En la elección comunal de 2016, el alcalde elegido, Edgar Cárcamo Alderete, independiente confeso de derecha, ganó holgadamente por 362 votos contra 76 a su más cercano rival, el PPD Jaime Uribe Hermosilla, seguido de la regionalista Katherine Haro Ampuero con 53, y a la independiente Isabel Ojeda Harambour, que alcanzó 48. En el padrón electoral de las municipales de abril próximo, Cárcamo deberá afrontar la arremetida de la demócrata cristiana Jeannette Isabel Andrade Ruiz, del pacto Unidos por la Dignidad, que quiere arrebatarle el sillón edilicio para la actual oposición.

La comuna de San Gregorio, ubicada a 170 kilómetros al norte de Punta Arenas, de 6.648 kilómetros cuadrados de extensión territorial -una de las más grandes de la región- tiene 3 centros poblados importantes: su capital comunal, villa Punta Delgada, con la mayor parte de la población, unos 500 vecinos; el terminal Gregorio, de Enap; y Posesión, con otra buena cuota de residentes, todos ellos sin considerar una indeterminada población flotante. En San Gregorio se ubica el importante cruce a Puerto Natales de las rutas 255 con la nueve, el “punto cero” de 120 kilómetros de distancia a la comuna y el complejo fronterizo Monte Aymond, apenas a 25 kilómetros de su capital comunal. Al declararse la pandemia, sólo se permitió por esas vías el tránsito de vehículos de transporte, lo que mantuvo abastecida a la comuna y también a la capital regional y es allí donde el Ejército ejerce control caminero, eligiendo a Punta Delgada como cuartel de la dotación militar.

La explotación de hidrocarburos, la ganadería y el turismo son las principales actividades productivas de San Gregorio, cada una llena de historia, parajes atractivos, infraestructura del pasado y accidentada costa, que atraen a miles de visitantes y auguran un futuro prometedor. La historia señala que fue el territorio donde se introdujo las primeras ovejas en la Patagonia, dando vida a las estancias, siendo Oazy Harbour la más antigua de la zona; luego, Enap explotó el gas natural desde bloques profundos muy productivos y se instaló la industria GeoPark; hoy se prevé que sea el gran polo del turismo de intereses especiales de la región, dado su gran patrimonio natural, histórico y geológico (Pali Aike, Faros, punto de descubrimiento del estrecho, buques náufragos).

 

Jeannette Andrade no promete grandes cosas, sino escuchar qué pide la gente

A los 23 años llegó desde Punta Arenas a trabajar a la comuna de San Gregorio, Jeannette Isabel Andrade Ruiz, recién egresada como enfermera de la Universidad de Magallanes, para laborar en los campamentos de Enap que quedaban frente a la villa Punta Delgada, en cuya Posta de Salud, cuando salía de vacaciones la profesional del poblado, la contrataban de “extra”. Fue a partir de ahí que comenzó a darse cuenta de varias necesidades, como cuando a cualquier hora la buscaban porque una pobladora tenía un nieto enfermo y no había médico. “En esa época sólo había ambulancia en el campamento de Enap, donde trabajé 10 años y luego me pidieron ser la enfermera de San Gregorio, lo que fue un orgullo, cuando era alcalde don Alcides Lagos”.

El jefe comunal, con Ana María Díaz, le pidieron hacerse cargo de la pequeña Posta Municipal, “justo cuando por sueldo, no quise trabajar más en Enap. Pero yo tenía 2 meses de embarazo y les dije que por primera vez en 5 años iba a poder hacer vacaciones y que no podía ser tan sinvergüenza de engañarlos. Pero me contrataron igual en la municipalidad en marzo de 1995, con todos los beneficios pre y post, lo que era un ‘apruebo’ a todo lo que había hecho en la comuna”, dice con orgullo, ya que atendía desde guaguas y niños, a adultos, embarazadas, urgencias y accidentes, siempre en zona rural.

Electa concejala

Su hija nació en junio del ‘95, cuando ya era funcionaria municipal, en un tiempo -explica- en que empleados de Salud y Educación municipal podían postular a cargos de elección comunal, siempre que fueran profesionales, sabiendo separar ambas funciones. Así, desde que fue elegida concejal de San Gregorio por la Democracia Cristiana (militancia que mantiene), admite que conoció a fondo las necesidades de sus residentes. En el mismo contexto es que en su colectividad, desde Santiago y cuando ya estaba la pandemia, le pidieron que ahora sea candidata a alcaldesa.

“En la comuna no puedo negar que ha habido grandes avances, sobre todo en obras públicas. No pretendo desmerecer lo que ha hecho la administración anterior, porque se nota el desarrollo. Pero aún faltan cosas, como mejorar las condiciones básicas y ya se está empezando con el alcantarillado, aún no hay agua potable, necesidades que siempre han existido. Por eso andaré casa por casa y veré qué quieren las personas, porque antes se podían presentar grandes proyectos, pero no era lo que la gente pedía”.

“De las personas saldrán mis propuestas”

Jeannette Andrade dice que aún extraña mucho su antigua labor en la Posta Municipal, que desde un espacio muy básico se amplió de a poco, primero hay más profesionales, después la parte dental, vino un kinesiólogo y hoy es un establecimiento amplio y moderno. En todo caso, Jeannette mantiene su negativa a mencionar algún proyecto en concreto que quiera para la comuna de San Gregorio, ya que insiste que éstos saldrán de lo que los mismos habitantes pidan. Recién entonces iniciará su proposición, basada en un plan de trabajo que espera desarrollar con partidarios y simpatizantes y será su “bandera de lucha” para acceder a la alcaldía de la hermosa y venturosa comuna norte de la provincia de Magallanes. “No hablo de promesas; hablo de conversar y ver qué necesitan las personas: de ahí saldrán las propuestas”, remarca.

 

Cárcamo: “No soy ‘santo de devoción’ del 100% de las personas, aunque muchísimos me quieren y me idolatran”

El actual alcalde de San Gregorio y candidato a la reelección, Edgar Milán Cárcamo Alderete, es ex RN y hoy independiente “acérrimo” de derecha -que antes fue concejal de la comuna y consejero regional- fue electo autoridad edilicia por segundo periodo (con uno “en banda”, ya que la primera vez lo eligieron entre 2000-2004).

El basa su postulación en la continuidad de proyectos emblemáticos de desarrollo iniciados en su actual gestión, que cree mejorarán la calidad de vida de sus habitantes. Por ejemplo, el alcantarillado y planta de tratamiento de aguas servidas de Delgada, cuya ejecución ya comenzó con un plazo de término de 9 meses.

“Muchos alcaldes lo proyectaron, pero no había propiedad de la tierra y una de las grandes gestiones de esta administración fue comprar 54 hectáreas de terreno para estas obras, con fondos propios municipales, que también nos han permitido comenzar a construir la Plaza de Armas de la villa, la nueva Biblioteca Pública Municipal, una zona de camping y comedores comunitarios, todo nuevo”, resalta Cárcamo. Aclara que a diferencia con lo sucedido en Primavera, donde el proyecto de alcantarillado causó un problema sanitario, sabe que será de responsabilidad municipal la mantención, conservación y operación del futuro sistema. “Nosotros tenemos la experiencia histórica de distribuir el agua potable y la electricidad a nuestra comunidad, a diferencia de Cerro Sombrero que ha dependido siempre de Enap que, todos sabemos, hoy no es lo mismo que cuando se creó esa comuna”, explica.

Ya en el plano político, Edgar Cárcamo sabe que con “acarreos” y elecciones complicadas en su comuna, el resultado de la votación se hace impredecible -confiesa- y que “nadie se puede dar como ganador antes de tiempo. Pero por lo que se puede ver en materia de avances, yo ya habría ganado por todo lo que hemos logrado en estos últimos 4 años de gestión, que ha sido impresionante y la gente lo reconoce. Pero eso uno no lo puede advertir, porque la gente vota por las personas, más que por las obras. Pero tampoco soy ‘santo de devoción’ del 100 por ciento de las personas, aunque muchísimos me quieren y me idolatran”, refiere.

Respecto a su adversaria, la DC Jeannette Isabel Andrade Ruiz -que fue concejala y ex empleada municipal- dice que el último año estuvo ausente por razones de salud, con licencia médica en su cargo de edil y como funcionaria, “de lo que la gente se acuerda y no es un buen precedente. En mi última elección, gané muy bien, con el 67% de los votos, ahora el padrón acusa 970 electores y los votantes ‘truchos’ son parte del juego, es legítimo. Hay candidatos acá que no tienen ni un vínculo con la comuna, es gente que al no conocerla no pueden tener buen resultado, a menos que hagan ese ejercicio: inscribir gente”.