Necrológicas
Eli Serón Novoa aún busca alguna respuesta

Fue bloqueada erróneamente al aparecer como contacto estrecho y perdió viaje

Por La Prensa Austral Domingo 14 de Febrero del 2021

Compartir esta noticia
3,328
Visitas

Ni en Salud ni en Carabineros le entregaron una respuesta satisfactoria. Incluso le dijeron que aparecía contacto estrecho en Curaco de Vélez, cuando ella no ha viajado en los últimos tres años a Chiloé.

Desde hace una semana Eli Serón Novoa podría estar disfrutando en Angol donde vive su hija mayor y su nieta, pero sigue en Punta Arenas sometida a una cuarentena inexistente y que habría sido gatillada por el error de alguien que la bloqueó en el sistema como positiva a Covid-19 en circunstancias que ella se había tomado un PCR antes de viajar y salió negativo.

Pasó toda la semana buscando explicaciones luego que perdiera su pasaje del domingo 7 de febrero y hasta ayer aún no puede tramitar el pasaporte sanitario (www.C-19.cl) ni menos pedir el permiso de vacaciones porque se mantiene el bloqueo.

Esta dueña de casa, casada y madre de cuatro hijos, relata que el domingo pasado viajaba con su otra hija, Rocío Gallardo Serón. Para ello acudió a tomarse un PCR que salió negativo y así viajar tranquila para no exponer a nadue y menor a su hija y nieta que viven en Angol. El sábado al querer sacar el pasaporte sanitario y el permiso de vacaciones no pudo hacerlo porque aparecía bloqueada.

“Pensé que raro y me confié en que al llegar al aeropuerto me pudieran ayudar los chicos de Salud a sacar el permiso. Me fui a las 8 de la mañana al aeropuerto. Mi vuelo inicialmente salía a las 10,30, pero lo atrasaron después a las 11,15 horas. Tenía que estar dos horas antes. Esperamos que llegaran los de Salud y cuando me tocó el turno a mí les expliqué que no pude sacar el permiso porque aparecía que estaba bloqueada y yo no sabía. Ahí empezó el drama porque los chicos empezaron a revisar, me pidieron mi carné de identidad, empezaron a llamar y ver si podían hacerme el permiso. Ninguno pudo obtenerlo”, recuerda.

Luego, dice, apareció otro funcionario que tomó el teléfono y llamó a la seremi de Salud planteando su problema y le dijo que debía esperar qué solución podían darle.

Eli Seron añade: “De repente me llama y me dice señora usted está en cuarentena por un contacto estrecho. Perdón, le dije yo. Yo me hice un PCR y está negativo y le mostré el resultado. Me dijo: ‘Señora, yo podría llamar a Carabineros para que la detengan porque usted no debería andar en la calle’. ‘¿Por qué?’, le dije yo y le insistí: ‘¿De qué me están hablando?’”.

Afirma que después le dijeron que debía retirarse y que no podía viajar. Tampoco viajó su hija que sí había obtenido su pasaporte sanitario y quien recién viaja en el transcurso de este domingo.

La mujer manifiesta: “El lunes fui a primera hora a plantear mi problema al seremi de Salud, pero por la pandemia no se puede hablar con la persona y es a través de un funcionario que uno le cuenta lo que ocurrió y hay que confiar en él que la información que se le entregó llegue en los mismos términos a la persona con la que uno debía hablar. Me dijo que esperara y partió al tercer piso. Le contó bajó y me dijo que habían revisado el caso y que en ninguna parte aparecía bloqueada. Que vaya a Carabineros a ver qué había pasado”.

“Partí a la Primera Comisaría de Carabineros, les planteé el problema. Y Carabineros me dijo: ‘A usted acá no la tenemos bloqueada. Nosotros no podemos bloquear y, si usted tiene su PCR negativo, no tendría por qué estarlo. Vaya al Cesfam’”, relata Eli Serón.

“Partí al policlínico Mateo Bencur, le dije a la chica, le expliqué y ella llamó a su jefa y ella dijo que espere. Llamó a otro funcionario de la seremi, amigo de ella, vieron en los registros y al salir me dice: ‘Efectivamente usted está bloqueada porque hubo un error humano. En vez de notificarla como negativa a la plataforma, fue subida como positiva. La doctora se equivocó’”, recuerda la mujer.

Eli Serón le preguntó qué debía hacer si ya había perdido el vuelo y no pudo viajar por un error humano. “Me dijo: ‘No se preocupe porque en la seremi de Salud están haciendo los trámites y la van a desbloquear’. Eso fue el lunes”.

Agrega que el martes volvió a ir a la seremi de Salud y le dijeron que no había ningún impedimento, pero ella les señaló que había probado tramitando el pasaporte sanitario C-19 y se mantenía el bloqueo. Después le dieron unos teléfonos para que realice llamados. Regresó a su casa y sus sobrinas intentaron repetir los trámites, pero persistió el bloqueo.

“Estuve todos los días yendo a la seremi y a Carabineros para que me vieran el tema del bloqueo. El viernes fue el último día que fui a Carabineros y un suboficial me dijo que en el código QR lo tengo bloqueado, pero no saben de donde. Ayer (viernes) llamé a un teléfono de la seremi y me atendió una chica y me dijo que yo estaba por un contacto estrecho en Curaco de Vélez, Chiloé y que allí me habían bloqueado. Entonces yo me largué a reir y le pedí disculpas por eso, pero le dije: ‘Yo estoy en Punta Arenas. Hace tres años que no voy a Chiloé y nadie ha venido de Curaco de Vélez a mi casa, menos por la pandemia y es imposible que haya tenido algún contacto estrecho con alguien de allá’”.

Debió llamar al consultorio en Curaco de Vélez donde la enfermera a cargo, tras revisar la planilla, le dijo que no aparecía ni su rut, ni su nombre y ni siquiera había algún alcance que pudiera vincularla.

“Entonces yo ahí me puse a llorar por toda la situación. Nadie te da razón ni te soluciona el caso. De la seremi, me dijeron que aparezco con un bloqueo de 14 días. Desde el día que me hice el PCR recién podría salir el 19”, se lamenta Eli Serón Novoa.

También le llama la atención que, si efectivamente la bloquearon por contacto estrecho o ser positiva a Covid-19, por qué nadie la llamó o la contactó para advertirle que debía guardar cuarentena. Incluso el sábado pasado tramitó permiso para ir al supermercado y no tuvo problema para obtenerlo, pero horas después no pudo obtener el pasaporte sanitario para viajar.

“Nadie me ha dado una explicación coherente. Me bloquearon y debo cumplir una cuarentena, pero nadie me da razones. En mi casa no hay nadie enfermo, ni siquiera he sido contacto estrecho. Ahora me llamó mi hija y me dice que la línea aérea me dio la útima opción de viaje para el 21”, se ilusiona Eli Serón Novoa.