Necrológicas

– Juan Antonio Bustamante López

– Nancy Miranda Lagos

El día que Menem y Frei celebraron los 100 años del Abrazo del Estrecho

Lunes 15 de Febrero del 2021

Compartir esta noticia
522
Visitas

Cien años no son muchos en la vida de los pueblos, pero estos cien años nos ayudaron a transitar caminos difíciles a veces y otros no tan difíciles, pero en definitiva este es el resultado: dos pueblos unidos trabajando por la grandeza de sus patrias”, fue parte del mensaje que pronunció el entonces Presidente de Argentina, Carlos Menem, al recibir en el salón Vip del antiguo Aeropuerto Presidente Ibáñez de Punta Arenas la medalla de Ciudadano Ilustre por su visita a la Región de Magallanes.

Fue pasado el mediodía del 15 de febrero de 1999 y su visita de aquel entonces, al protagonizar un nuevo abrazo en el estrecho de Magallanes, junto al entonces Presidente de Chile, Eduardo Frei, adquiere nueva relevancia al conocerse ayer de su fallecimiento en Buenos Aires.

Carlos Saul Menem murió a los 90 años en la mañana de este domingo en la Clínica Los Arcos de Palermo, donde había ingresado por una salud quebrantada desde hace largo tiempo, luego que el 13 de junio del año pasado sufriera una neumonía severa que repercutió después en su salud condicionada por sus problemas de diabetes.

Para muchos al enterarse ayer de Carlos Menem fue recordar su visita a Punta Arenas, ocasión en que también se aprovechó de inaugurar el busto al Cardenal Antonio Samoré, en la Avenida Colón, como un personaje artífice nominado por el Vaticano para la mediación papal que evitó el conflicto entre Chile y Argentina en 1978 y que se selló con el Acuerdo de Tratado de Paz y Amistad que ambas naciones suscribieron en 1984.

El encuentro de los entonces Presidentes de Chile y de Argentina, en febrero de 1999, fue para evocar los 100 años del primer encuentro que habían protagonizado en Magallanes el 16 de febrero de 1899 los también Presidentes Federico Errázuriz de Chile y Julio Roca de Argentina.

Para celebrar aquel acontecimiento Frei y Menem acordaron encontrarse en Punta Arenas. A las 13,30 horas del 15 de febrero de 1999 llegó a bordo del avión Boeing 737-500 de la Fuerza Aérea de Chile el Presidente Eduardo Frei, quien fue recibido por el entonces intendente regional de Magallanes, Ricardo Salles. La comitiva chilena se trasladó de inmediato al muelle Arturo Prat para embarcarse en el buque Blanco Encalada de la Armada nacional.

Fue a las 13,50 horas que tocó tierra magallánica el avión presidencial argentino, un Boeing 757-200, desde donde descendió el Presidente Carlos Menem, quien fue recibido por el entonces ministro de Relaciones Exteriores, José Miguel Insulza y el embajador de Chile en Argentina de la época, Edmundo Pérez Yoma.

Al ingresar al salón Vip fue la fallecida alcaldesa de Punta Arenas, Nelda Panicucci, quien encabezó una sencilla ceremonia en la que le otorgó el título honorífico de Ciudadano Ilustre de Punta Arenas, según lo acordado en la sesión 87 del entonces Concejo Municipal celebrada el 20 de enero de 1999.

Allí Menem agradeció la distinción conferida al decir: “En nombre de mi pueblo y mío propio esta alta distinción que me otorgan y que me obliga a redoblar los esfuerzos para que Chile y Argentina sigan creciendo juntos en esta paz que por fin hemos conseguido”.

La cita a bordo

Nubosidad y chubascos aislados marcaron la histórica tarde que protagonizaron los Presidentes de Chile y Argentina. Frei a bordo del buque Blanco Encalada y Menem a bordo del destructor argentino Heroína, lideraron una pequeña navegación por el estrecho de Magallanes que cubrió una extensión cercana a los 12 kilómetros y tras 40 minutos de navegación ambas naves se acercaron con navegación en paralela se dispuso el saludo protocolar con 21 salvas de cañones por ambos lados.

Después retornaron a la bahía de Punta Arenas momento en el cual el Presidente Carlos Menem se embarcó en una lancha que lo trasladó desde el destructor argentino al buque chileno donde lo esperaba Frei para realizar la principal ceremonia en que sellaron en un abrazo la voluntad de un trabajo de cooperación y paz entre ambos países.

Después de la fotografía en la cubierta del buque los presidentes se reunieron en la cámara del comandante de la nave para retornar luego al muelle fiscal Arturo Prat donde ya había llegado el destructor argentino.

Durante la noche Frei ofreció una cena en honor de su par argentino y al intervenir el mandatario chileno dijo: “Estamos convencidos de que la integración con nuestros vecinos es fundamental para el desarrollo de nuestros pueblos en el próximo milenio”.

Menem, al agradecer, brindó por quienes cimentaron la paz y la concordia entre ambos pueblos, el fortalecimiento de ambas democracias, la estabilidad y el crecimiento de los pueblos.