Necrológicas
  • Carlos Alberto Cárdenas Bahamonde
  • Rosa Adriana Pelaez Saavedra
EDITORIAL

Nuevos destinos para Cabo Negro

Por La Prensa Austral Lunes 15 de Febrero del 2021

Compartir esta noticia
125
Visitas

– Periodísticamente, ya se ha usado la expresión “Patagon Valley” para referirse a Cabo Negro, como un punto de promisoria proyección. Todo esto augura millonarias inversiones y generación de empleos, pero no debemos perder de vista que se trata, a la vez, de un enorme desafío respecto de contar con capital humano capacitado.

Cabo Negro, otrora conocido por el autódromo y por albergar las instalaciones de Enap y Methanex, se está transformando en un polo de desarrollo, de insospechadas proyecciones. Ello, en la medida de que se vaya cuajando una serie de anuncios y proyectos de envergadura internacional.

El primer indicio del cambio de rostro fue la instalación de aerogeneradores, iniciativa que derivó, luego, en la reciente puesta en funcionamiento del parque eólico “Vientos Patagónicos”, proyecto impulsado por Enap y Pecket Energy.

Pero, ya el año pasado arremetió con fuerza el tema del hidrógeno verde, apoyado por el lanzamiento de la estrategia nacional que lideró el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, y que vino a romper el ambiente más bien lúgubre marcado por una economía constreñida producto del coronavirus, el cierre de negocios y la pérdida de fuentes laborales.

Entonces, esta vez Cabo Negro captó las miradas no sólo nacionales, sino del mundo con el anuncio de la construcción de una planta piloto de hidrógeno verde, a través de la iniciativa Highly Innovative Fuels, que cuenta con capitales nacionales y extranjeros.

Este proyecto debería ser el primero de muchos, que buscan aprovechar la ventaja comparativa que ofrece la región por la disponibilidad de energía eólica, y generar un polo de producción de e-combustibles con miras a su exportación.

Y, mientras aún existen problemas para aprovechar la instalación de la Fibra Óptica Austral, la atención cambió de este trazado terrestre y submarino a los cielos, a través del proyecto SpaceX, del millonario Elon Musk, el que considera instalar estaciones satelitales terrestres en siete regiones de Chile, siendo Magallanes una de ellas y el sector de Cabo Negro, el punto escogido.

Cuando aún este proyecto no deja de sorprender, se conoció del interés de otro magnate, esta vez Jeff Bezos, una de cuyas empresas también espera instalar una estación satelital terrestre en el mismo sector como parte de Amazon Web Services.

Periodísticamente, ya se ha usado la expresión “Patagon Valley” para referirse a Cabo Negro, como un punto de promisoria proyección. Todo esto augura millonarias inversiones y generación de empleos, pero no debemos perder de vista que se trata, a la vez, de un enorme desafío respecto de contar con capital humano capacitado.