Necrológicas

– Demofila Ojeda Ojeda
– Iluminanda Rojas Palacios

Cultiva Austral presenta su proyecto pionero para crear jugo verde de trigo con múltiples propiedades

Martes 16 de Febrero del 2021

Compartir esta noticia
486
Visitas

Un súper alimento que ahora está al alcance para poder mejorar la calidad de vida y el sistema inmunológico, tan en boga desde que se inició la pandemia. Es lo que ofrecen los emprendedores Natalia Silva y Cristián Villarroel en Cultiva Austral, un proyecto que desarrolla jugo verde de trigo o weathgrass, y que fue favorecido por Corfo, a través del programa Semilla Inicia, con 12 millones de pesos.

Hasta su parcela ubicada en Avenida Los Flamencos al poniente llegaron la seremi de Hacienda, Lil Garcés, y el director regional de Corfo, Marcelo Canobra para conocer el proceso de cultivo y probar este súper alimento verde, que presenta múltiples propiedades. La hierba de trigo, de donde sale este jugo, ayuda a perder peso, debido a que es baja en calorías y con efecto saciante; aumenta la vitalidad y resistencia, gracias al poder energizante de sus minerales y vitaminas; desintoxica el hígado estimulando la eliminación de la grasa acumulada; cuida la salud dental eliminando las toxinas de las encías y previniendo la piorrea; mejora la digestión gracias a su alto contenido en fibra, vitamina B y aminoácidos y finalmente, oxigena la sangre, promoviendo la producción de hemoglobina.

En el invernadero se cultiva el pasto de trigo, el cual, después de aproximadamente dos semanas ya puede ser cortado, para ser procesado en una máquina especial. Ese jugo se puede tomar directamente, aunque para la venta, se presenta una cajita que incluye 30 cubos congelados de 30 ml, envueltos en papel encerado y cuyo valor es de $30 mil. Para adquirir estos productos, está disponible la cuenta de Instagram Cultiva Austral.

Natalia Silva destacó que en la región son pioneros en este cultivo y si bien las condiciones climáticas no son las adecuadas, pudieron adaptar un invernadero para realizar este cultivo, que surgió en invierno, en plena pandemia. “Yo había visto esta idea en otros países, como España, Argentina y cuando investigamos, quisimos hacerlo en Punta Arenas. Fuimos súper arriesgados, porque no se produce en este clima. Tuvimos que poner una estufa y los primeros meses no salió, el grano se congeló y no pudo brotar, pero cuando mejoró el clima, salió. Tuvimos que reformar el invernadero, porque la producción normal de este producto es la Región de Valparaíso, o en zonas que puedan crear el ambiente artificial de calor. Postulamos al Semilla Inicia en septiembre y en diciembre nos dieron la noticia de que nos habíamos adjudicado el premio”, resumió Silva sobre la idea que tuvieron y que también cuenta con el patrocinio de la Universidad de Chile

Con esa inversión, el siguiente paso es tener la validación técnica y comercial, entre las que se incluyen modificaciones al invernadero y etiquetado amigable con el medio ambiente, con un empaquetado sin plástico.

Otra iniciativa que tienen en Cultiva Austral son invernaderos para casas, de distintos tamaños, para que se pueda tener un huerto en departamentos o espacios interiores, y que son fabricados por Cristián Villarroel. El proyecto incluye asesoría, tierra y semilla.