Necrológicas
  • Florinda Vásquez Hernández
  • Héctor Montes Díaz
  • Isabel Mancilla González
  • Drina Mazuelos Skarnic
  • Nelson Antonio Oyarzo Acevedo
En un domicilio de calle Balmaceda

Sujeto fue detenido por cortarle el rostro a su arrendador de 73 años

Por La Prensa Austral Viernes 19 de Febrero del 2021

Compartir esta noticia
1,898
Visitas

El ataque se habría desatado cuando la víctima intentó disuadir a su agresor de no autoinferirse golpes.

Un hombre de 73 años terminó con un grave corte en el rostro, luego ser atacado al interior de un domicilio de calle Balmaceda (altura del 600). Su presunto agresor fue detenido por Carabineros.

El hecho de sangre ocurrió ayer poco antes de la 1,50 horas cuando un llamado a la Central de Comunicaciones policial dio cuenta del hecho, el que luego fue corroborado por el propio afectado. De acuerdo con los antecedentes recogidos por Carabineros, el episodio se registró cuando la víctima observó que el arrendatario de una de las habitaciones de su vivienda se autoinfería golpes en el sector de la cocina. Al acercarse para preguntar qué pasaba, éste le respondió amenazante: “Qué te metí
querís que te mate”. Acto seguido, tomó dos cuchillos, y con uno de estos se abalanzó para causarle una herida cortante facial que, más tarde en el Hospital Clínico, fue diagnosticada como grave.

A la llegada de los funcionarios policiales el presunto agresor se mantenía en el lugar, reaccionando violentamente a la detención. Lo anterior obligó “al uso de la fuerza racional y prudente para reducción e inmovilización”, señaló Carabineros.

Tras la constatación de lesiones y su traslado a la Primera Comisaría, el sujeto quedó a disposición de la Fiscalía y ayer compareció ante el Tribunal.

El detenido fue identificado como Jorge Marcelo González González, de 33 años, trabajador de faenas de campo. Se señaló que mantiene causas prescritas y una audiencia agendada para julio próximo.

En la audiencia de formalización por lesiones graves, se decretó la prohibición de acercamiento a la víctima y el arraigo regional (prohibición para salir de Magallanes), fijándose tres meses para la investigación. Posteriormente, González fue puesto en libertad.