Necrológicas
  • Estrumelina del Carmen Barría Barría

Estudios técnicos para ensanchar el paso Kirke esperan la calificación ambiental para avanzar

Por La Prensa Austral Domingo 21 de Febrero del 2021

Compartir esta noticia
94
Visitas

– Cumplido el trámite quedaría en condiciones de terminar su diseño para postular recién a los recursos que financien su ejecución.

Una marea propicia para no tocar fondo, nada de viento y sin corrientes predominantes que puedan llevarlo a un lado, son las condiciones claves que deben tener los capitanes de las diferentes naves al momento de enfrentar la complicada angostura del paso Kirke.

Su ancho total no excede los 50 metros y su estrechez no permite que barcos sobre los 150 metros de eslora o largo puedan seguir rumbo a Puerto Natales, 50 kilómetros más al norte.

Actualmente los estudios técnicos están en el trámite de calificación ambiental y la apuesta es ensanchar el paso a 150 metros de ancho y garantizar un calado de 12 metros de profundidad.

Desde hace más de dos años los navegantes disponen de otra ayuda que es como la moderna aplicación waze para el tránsito vehicular, que fue instalado por la Armada y que con 20 kilómetros de anticipación, informa cuáles son las condiciones imperantes en la angostura. El instrumental está en isla Merino, que se basa en un correntómetro, que transmite en voz, con salida VHF, y en tiempo real, información fundamental para la navegación, como datos meteorológicos y de corrientes.

Sin duda una ayuda que no tuvo la tripulación del ferri Amadeo que naufragó en agosto de 2014 y quedó semihundido tras tocar fondo en punta Restinga, siendo reflotado con pérdida total en junio de 2015.

Durante años los natalinos han pedido que este paso sea ensanchado y se facilite el acceso de barcos más grandes e incluso lleguen cruceros más grandes hasta la bahía de Ultima Esperanza. El tema quedó incluido por el gobierno anterior en el Plan de Desarrollo de Zonas Extremas destinándose $526 millones para los estudios técnicos que fueron ejecutados por una empresa consultora que analizó todas las condiciones técnicas y medioambientales.

El administrador del gobierno regional, José Barría, explica que hoy es un proyecto que está en etapa final de obtención de la resolución de calificación ambiental y, tras concluir este largo camino, quedaría en condiciones de terminar su diseño para postular a ejecución.

“La importancia del proyecto de ensanchamiento es su contribución a mejoramiento de las condiciones de navegación en la zona de acceso a Puerto Natales y eso lo hemos visto en la política marítima portuaria. Sería de gran avance para la seguridad marítima, turismo y navegación en general”, destaca Barría.

Mayor garantía de seguridad

Para el gerente de Naviera Magallanes, César Barrera, el paso Kirke es un escenario con el cual conviven semanalmente y saben de su peligro luego del accidente que tuvieron en 2014 con el Amadeo, por ello destaca que concretar su ensanchamiento antes que nada contribuirá a mayor seguridad de la navegación.

“Siempre va a ser bien visto por quienes somos los usuarios de la navegación. Mayores garantías de tranquilidad para nuestras tripulaciones en estos cruces que nosotros le llamamos ‘pasos activos’ por lo complejo que son”, advierte Barrera.

Considera que al ensancharse traerá tremendo beneficio para el mundo naviero, la conectividad y obviamente para la ciudad de Puerto Natales en poder tener más acceso para naves más grandes. Siempre dará oportunidad de la llegada de cruceros u otro tipo de barcos que hoy no pueden acceder y tienen más restricción para pasar por el Kirke.

Refiriéndose al proyecto actual en sí, opina: “Me tocó participar en un seminario que se sigue trabajando con la visión portuaria y desarrollo logístico de Magallanes. Allí ví como se abordaría el proyecto ingenierilmente y ambientalmente. Y la verdad es que la empresa que desarrolló el proyecto se ha preocupado de detalles ínfimos desde el punto de vista ambiental y de cómo ejecutar la actividad”.

César Barrera sostiene que “después de haber visto eso no le veo reparos al proyecto. Creo que está muy bien abordado en su arista de ingeniería, medioambiental y en la arista de operaciones en beneficio de quienes usamos ese paso que nos dará a todos un cambio significativo en la seguridad. Algo que es muy relevante”.

Recalca que tiene confianza en el proyecto en cómo generar y mitigar los impactos y le parece que, si bien es una iniciativa de larga data, cree que se han podido colectar todos los pensamientos, todos los aspectos que de alguna manera hay que subsanar para que el proyecto sea favorable para todos.

“Creo que hoy a diferencia de hace cinco años, hay un proyecto real, cierto, ejecutable y además que ambientalmente no generará ningún efecto negativo en la zona. Además, se está pensando en desarrollarlo con tecnología de última generación. Ahora, una cosa es lo escrito y lo otro es la ejecución. Pero si se siguen los pasos es una obra que hoy está muy madura”, reflexiona el gerente de Navimag.