Necrológicas
  • Elba Montecinos Alarcón

Operadores de servicio de estacionamientos volvieron felices a tomar los cobros después de meses sin ingresos

Por La Prensa Austral Martes 23 de Febrero del 2021

Compartir esta noticia
114
Visitas

La semana pasada ya pudieron verse con sus trajes aurinegros, aunque parecían operarios de Chilexpress. Poco a poco la comunidad se fue acostumbrando a su presencia y recibiendo las instrucciones por el nuevo servicio de cobro de estacionamientos.

Los operarios tuvieron esta marcha blanca y ayer ya comenzaron de lleno a ejercer su función, con nuevas máquinas y un renovado optimismo, después de meses de incertidumbre, tanto por la situación en la que terminó la empresa anterior como por la pandemia del Covid-19.

En su sector de siempre, en Avenida Colón, entre O’Higgins y Jorge Montt, Mauricio Cuyul comentó: “Estuve un año cesante, me las arreglé con ahorros. Este regreso ha sido muy bueno, los equipos son muy tecnológicos, mucho mejores que los que teníamos antes, mucho más rápido. La gente lo ha recibido bien, salvo algunos casos. Las condiciones laborales se mantienen, los mismos horarios, de las 9 de la mañana a las 6 de la tarde, con hora de colación. Llevo seis años trabajando porque después llegó la empresa Romedal, que duró como dos meses, pero en esa no trabajé”, expuso.

Erwin Frohlich está a cargo de una cuadra muy concurrida: José Menéndez, entre Chiloé y Bories. A pesar de eso, como ya estuvo en la empresa anterior, está acostumbrado y se mostró muy conforme con este regreso. “La gente súper amable, contentos porque pudieron encontrar estacionamiento. En este tiempo de pandemia, encontré trabajo en otra empresa, pero queríamos volver acá. Estuve tres años trabajando, y ahora tenemos máquinas nuevas, fáciles de manejar. Las condiciones laborales mejoraron bastante”.

Margarita Altamirano permaneció cinco años en la empresa Estacionar S.A. y solamente pudo trabajar dos meses en la anterior (Romedal), hasta que llegó la pandemia: “Uff fue difícil, porque hartos compañeros de nosotros quedaron sin trabajo y ahí cada uno se las arregló como pudo. Yo con mi familia, mi hija, mi papá. Igual tenía mis ahorritos, recibía mis canastas, pero todo bien. Y ahora empezamos de nuevo, ha sido excelente y muy agradecida de poder estar trabajando con mis compañeros. Me alegra que la empresa haya aceptado recibir a los trabajadores. Las condiciones se mantienen igual que el año pasado, 20 pesos por minuto. Tenemos máquinas nuevas, como un celular y una impresora, en que se pone la entrada y salida del vehículo; esta es más nueva y diferente, tuvimos que hacer cursos”, indicó en Fagnano, casi al llegar a la plaza.

Yasna Vidal Hernández, en José Nogueira, entre el pasaje Pedrals y Errázuriz, recordó que solamente alcanzó a estar unos meses en la empresa anterior, que funcionó hasta junio. “Pero esta empresa nos acogió a todos, así que contenta por el trabajo y mis compañeros. Estuve sin trabajo este año y hubo que salir adelante con lo que sea. Tengo un emprendimiento particular y el municipio nos dio trabajo de pintura en colegios y también estuve en supermercados, hasta que salió esta opción. Hasta el momento, todo bien. La empresa nos entregó alcohol gel, guantes, mascarillas, y estamos bien resguardados”.

Finalmente, en Errázuriz, entre 21 de Mayo y Nogueira, Alfonso Gómez también estuvo en las anteriores empresas. “Esta calle es tranquila y tenemos todos nuestros implementos de trabajo, ahora estamos empezando de a poco. Durante este periodo después de la cuarentena nos mantuvimos trabajando de manera más informal. Las pegas, si no hay salmoneras, no hay más e irse para afuera es complicado. La recepción de la gente ha sido muy buena, están contentos porque tienen espacio para estacionarse”.

Además, Gómez se refirió a la nueva máquina que usan: “Una impresora Bluetooth, con sistema android de celular, se supone que en un tiempo más estará en línea y cualquiera podría cortar los tickets de cualquier calle, con código QR, es cosa de práctica”.