Necrológicas
  • María Teresa Valencia Aracena
  • José Contreras
  • Graciela Figueroa vda. de Barrientos
Aforo permitido es de 130 personas

Unos 25 jugadores llegaron temprano a la reapertura del Casino

Por La Prensa Austral Martes 23 de Febrero del 2021

Compartir esta noticia
3,437
Visitas

Personal del Servicio de Salud supervisó durante la mañana el funcionamiento del centro recreativo.

Esperada por muchos, rechazada por otros. Lo cierto es que la reapertura del Casino Dreams no dejó indiferente a la comunidad. Desde las 8 de la mañana de ayer, hora en la que se abrieron las puertas del centro de juegos, comenzaron a llegar aquellos asiduos visitantes, que echaron mucho de menos la adrenalina, colorido y sonidos del local. Todos se escondían de la presencia de cámaras, porque no querían que sus familiares supieran. Como mencionó una señora: “Mi marido no sabe que estoy aquí”.

Pero para la administración del casino, independiente de las motivaciones que puedan tener los visitantes, lo importante era volver a la actividad después de casi un año. Aunque el aforo sea de solamente 130 personas y que debieran disponerse medidas especiales a fin de asegurar la seguridad sanitaria. El hotel, los salones de eventos, restaurantes y el pub con vista al estrecho tendrán que seguir esperando que Punta Arenas continúe avanzando en el plan Paso a Paso.

Mientras personal del Servicio de Salud Magallanes recorría las instalaciones, supervisando que todo estuviese en orden, el gerente general de Dreams Punta Arenas, John Mattson, expresó: “Luego de estar once meses cerrados, sin poder funcionar no sólo el casino sino el resto de las instalaciones, la Superintendencia de Casinos anunció un cambio en el protocolo que permite el funcionamiento del casino, exclusivamente máquinas de azar, en terrazas exteriores. Abrimos las puertas desde la fase 2 de 8 a 21,59 horas de lunes a viernes”.

En cuanto a las medidas adoptadas, como la distancia física, indicó que “las máquinas pueden estar a mínimo un metro, con un acrílico entre las máquinas o dos metros sin estas medidas de distanciamiento. Esto limita el aforo evidentemente, si bien nuestra terraza en condiciones normales cuenta con cerca de 200 máquinas, por lo que nuestro aforo pasa a 133 máquinas funcionando. Además, hemos habilitado una terraza exterior, ya que estas medidas impiden el consumo de alimentos y bebidas al interior de la terraza”, detalló.

A diferencia de otros recintos, no hay un límite de permanencia de las personas al interior del casino. “En general, los clientes del casino tienen un comportamiento habitual, en que una visita al casino dura entre dos a tres horas en promedio, pero no existe, por normativa, una estadía máxima. Tenemos un sistema de control de aforo y otras medidas de trazabilidad no sólo para nuestros trabajadores, sino también de los clientes. Como los casinos estamos obligados a llevar un control de juego responsable o ludopatía, registramos la identidad de todas las personas que ingresan, para identificar si están en una base de datos nacional de personas que están autoexcluidas, y esa misma herramienta nos permite llevar un control de trazabilidad”, expuso Mattson.

El gerente del casino, a eso de las 11 de la mañana, calculó que unas 25 personas habían ingresado a la sala de juegos, “lo más probable es que la mayor concurrencia ocurra entre las 4 y las 10 de la noche, pero iremos viendo lo que ocurre día a día”.

Recordó además que donde se juega no está permitido el consumo de alimentos o bebidas. “Si bien es un recinto exterior, la indicación es que no se puede consumir bebidas en el lugar en que se juega, sí tenemos habilitado un lugar exterior, que cumple un poco las características de un restaurante; habilitamos unas mesas y un servicio básico, para atender las necesidades de nuestros clientes que están en las salas jugando”.

En cuanto a los protocolos sanitarios, personal del casino irá limpiando cada máquina una vez que haya sido usada, se dispondrá en cada una de toallas húmedas para los clientes.

Finalmente, John Mattson indicó que el nuevo plan Paso a Paso para los casinos establece que, en fase 3, se puede funcionar al interior de la sala de juegos, en las máquinas y con distanciamiento de dos metros entre mesa y mesa y con limitación de cantidad de jugadores. Además, la distancia es mayor que la que hay en la terraza. “En fase 3 la distancia sería de dos metros con acrílico y tres metros sin acrílico, lo que limita el aforo”, apuntó.

Viendo cómo se desarrolla esta apertura y la situación del mercado y demanda así como las restricciones, se evaluará el regreso del funcionamiento de otros espacios, como el hotel y restaurantes. “De esa forma iremos rescatando a toda esa gente que aún tenemos en el Seguro de Cesantía”, apuntó.