Necrológicas
  • Nancy Townsend Crighton
  • Juan Carlos Zambil Vera

Médico Julio Contreras Muñoz, candidato de “Apruebo Dignidad”: “Los constituyentes son sólo parte de quienes deben hacer la cirugía mayor que Chile necesita”

Por La Prensa Austral Jueves 25 de Febrero del 2021

Compartir esta noticia
881
Visitas

Cada hombre da batalla desde su propia trinchera, en los tiempos que considera apropiados, en los escenarios que observa como más propicios y con las armas que tiene a la mano. Julio Contreras lo hace desde su quehacer en el ámbito de la salud, desde donde dice que “la sociedad está enferma” y que “el sistema chileno necesita una cirugía mayor”.

No obstante, esa trinchera no ha sido la única en la que ha estado este profesional nacido en Punta Arenas, porque también estuvo en aquella que lo llevó a la recuperación de la democracia, en la que incluso perdió parte de la vista en una manifestación cuando era parte de la Fundación de Ayuda Social de las Iglesias Cristianas (Fasic).

Tiempo pasado, pero no borrado. Contreras se ha sentido hoy representado por el proyecto impulsado por el abogado Fernando Atria bajo el nombre de Movimiento Político Progresista Fuerza Común, producto de lo cual aceptó la invitación para ir como convencionalista constituyente por Magallanes en la lista de “Apruebo Dignidad”.

Aclara que lo hace como independiente y que su integración tiene que ver “con la cercanía que tenemos con Fernando Atria y con el convencimiento, de a poco, de que hay una serie de temas que no se están viendo y que, como médico, me preocupan, porque tienen que ver con nuestra organización como sociedad. Y esa organización está relacionada con la Constitución que queremos cambiar, la del ´80”.

Recuerda que participó en la lucha contra la dictadura y reconoce ser parte “de esa generación que realmente no se planteaba el poder dentro de las instituciones del Estado, que sólo tenía una visión general y amplia, una convicción de que la dictadura tenía que terminar y que había que poner fin a los atropellos a los derechos humanos. Yo mismo sufrí un accidente durante una protesta, por eso me impactó fuerte lo que pasó con Gustavo Gatica (joven que quedó ciego por un perdigón en las manifestaciones de noviembre de 2019 en Santiago), porque cuesta entender cómo en democracia pueden ocurrir este tipo de cosas”.

Y aunque dice haber dejado atrás las prácticas partidistas, asegura que siempre se sigue haciendo política, “en este caso con mis pacientes, con mis amigos, en la forma de hacer medicina, porque la salud tiene que ver con el bienestar humano y nuestra responsabilidad como profesionales de esto es poner nuestros conocimientos a disposición del resto de las personas, porque la salud va más allá de lo netamente físico, también tiene que ver con lo social”.

Una sociedad enferma

Sobre la visión que tiene del país, Contreras es lapidario: “Nuestra sociedad está enferma. Y hablo en general, no solamente de Chile. Ahora, en el caso de nuestro país, este modelo neoliberal avalado políticamente por la Constitución del 80 provocó un cambio que finalmente terminó provocando un fuerte estallido social y que sigue latente con personas que quieren transformaciones profundas y que tuvieron con el Apruebo (del plebiscito) la expresión más radical de lucha por esos cambios. Los más grandes estamos observando y tenemos una responsabilidad. Por eso decidí sumarme a este trabajo, para lograr las modificaciones profundas que necesita nuestra Constitución”.

Justamente, dice que esas modificaciones son posibles a través de “una cirugía mayor, que es la que también necesita toda la política. Eso es algo obvio y lo piensa toda la gente. Es cierto también que hay temor, que hay quienes creen que las cosas no van a cambiar, que los políticos no van a soltar el manejo del país y que hay una conjunción de poderes que quieren seguir manejando la política y la economía. Pero, eso es justo lo que debemos cambiar a través de la participación. Seguro que hay quienes tienen otras intenciones, los poderes fácticos, pero lo que debemos tener claro es que estamos frente a una posibilidad histórica de construir una nueva relación entre el Estado y el ser humano, una posibilidad de recuperar la solidaridad, de terminar con ese Estado subsidiario que pasa por alto a la gente”.

El candidato a constituyente añade que si bien los convencionalistas que serán elegidos para la confección de la nueva Carta Magna tendrán una importante misión para esa “cirugía mayor, el papel esencial lo tiene el pueblo organizado, tomando conciencia de que la política tiene que ver con su vida y la vida de todos, lo que debe generar organización, participación y representación”.

Y para el final, el médico entrega una receta: “Si queremos arreglar esto, también es importante cambiar a los líderes y a los partidos políticos. Soy optimista respecto de eso”.