Necrológicas
  • Nancy Townsend Crighton
  • Juan Carlos Zambil Vera

Cuando el “Chino” raqueteó con los niños magallánicos

Por La Prensa Austral Viernes 26 de Febrero del 2021

Compartir esta noticia
57
Visitas

Gestiones del Magallanes Lawn Tennis Club permitieron que el 27 de octubre de 2004 arribara a Punta Arenas el ex tenista Marcelo Ríos en el marco de la gira de despedida que efectuó por todo el país.

Ya han transcurrido 16 años y 4 meses desde que el ex número uno del mundo pisó la losa del aeropuerto Presidente Ibáñez. Un hecho inédito con apretada agenda que incluyó horas después una conferencia de prensa, para luego ser homenajeado por la Municipalidad de Punta Arenas, que lo declaró Visita Ilustre.

El “Chino”, quien permaneció en la cima del tenis mundial durante seis semanas en 1998, había anunciado su retiro de la actividad el 16 de julio de 2004, después de una década en el profesionalismo.

“Me siento muy orgulloso y contento de que una ciudad ubicada tan lejos me dé este premio…”, comentó Ríos en su parco estilo luego de ser condecorado.

CONFERENCIA

Antes había ensayado algunas palabras en su contacto con los medios locales. Por ejemplo, dijo sentirse “muy contento de estar acá…”, una frase que repitió en un par de ocasiones con su  habitual indiferencia.

“No había tenido la oportunidad de conocer Punta Arenas. Sólo sé que queda bastante lejos y nunca imaginé que existieran en Chile lugares tan bonitos”, fue otra frase que lanzó en un intento de devolver el cariño recibido.

Consultado qué significó el hecho de que haya sido declarado Visita Ilustre en Punta Arenas, el “Chino” se explayó confesando su “orgullo” por un homenaje que sintió como un “agradecimiento” de la comunidad magallánica por las alegrías que él le brindó al país dentro de la cancha. “Es algo que va a quedar entre los recuerdos míos por mucho tiempo”, enfatizó.

OTRAS FRASES

Ríos también dijo no extrañar el circuito profesional “para nada” porque “los viajes y hoteles son una vida bastante dura, bastante sacrificada…”.

“Al momento de retirarse a uno le da realmente un poco de pena, pero ahora que ha pasado el tiempo estoy bastante tranquilo y no estoy arrepentido de la decisión que tomé”, explicó.

Con el retiro aún fresco, el ex tenista no tenía claro qué hacer a futuro. “Trataré de ayudar al tenis en todo lo que pueda y mientras pueda, pero también me gustaría hacer otras cosas”, apuntó, junto con confirmar que su temprano retiro – a los 28 años de edad- se debía “a problemas físicos que no me dejaron continuar al nivel que yo quería”.

HOMENAJE

Luego de la conferencia de prensa, Ríos se trasladó hasta el edificio de la municipalidad, donde se concretó su nombramiento como Visita Ilustre de Punta Arenas y firmó el libro respectivo, recibiendo además un galvano.

Una vez efectuado este acto, salió al balcón por breves instantes para saludar a cerca de un centenar de personas que se dieron cita frente al edificio consistorial para saludar al tenista.

CLINICA

Lo cierto es que se esperaba mayor fervor de los magallánicos ante la presencia de la destacada figura del deporte nacional, sin embargo sólo se registró marcado entusiasmo en el Magallanes Lawn, donde el “Chino” raqueteó con los jugadores menores del club y de otras escuelas de tenis, además de tomarse fotos y firmar autógrafos. La actividad reunió a un número importante de “peques”, sobre el medio centenar.

La agenda del deportista también incluyó otro acto como testimonio de su visita a la zona: dejó estampadas sus manos en un monolito que recuerda su paso por nuestra capital regional.

Por la noche, el programa oficial contemplaba una cena de camaradería ofrecida por los dirigentes del Magallanes Lawn Tennis Club y al día siguiente Ríos regresó a Santiago para preparar un amistoso ante Nicolás Massú que marcaría la despedida definitiva del único tenista chileno que hasta hoy integra el selecto grupo “top one”.