Necrológicas
  • Nancy Townsend Crighton
  • Juan Carlos Zambil Vera

Punta Arenas fue campeón nacional por sexta vez en Puerto Montt

Por La Prensa Austral Domingo 28 de Febrero del 2021

Compartir esta noticia
402
Visitas

En febrero de 1983 el Seleccionado Juvenil de Básquetbol de Punta Arenas se tituló por sexta vez campeón nacional tras finalizar la 24ª edición del torneo que ese año se disputó en Puerto Montt.

El logro fue catalogado en la oportunidad como una de las más brillantes campañas deportivas en la historia del básquetbol de nuestra ciudad, en especial por la gran cantidad de dificultades en la previa que debió sortear el representativo para concretar el viaje.

La falta recursos fue el factor que no permitía asegurar el viaje del seleccionado, con una Asociación de Básquetbol que no disponía de los fondos suficientes para financiar la aventura de los jóvenes en el norte del país, en una época donde el costo de los pasajes aéreos eran altos.

Pero eso no desanimó para nada al representativo puntarenense que comenzó a golpear puertas, logrando que la Fuerza Aérea los trasladara sin costo hasta Santiago, y además realizaron varios eventos sociales, como parrilladas y sorteos, con los que se logró reunir los fondos suficientes para viajar primero a Santiago donde participaron en el torneo juvenil “Campioni del Domani” de ese año, el que le sirvió también como preparación para llegar en buena forma al Nacional de Puerto Montt.

PLANTEL DE LUJO

La ilusión de cumplir una buena actuación estaba dada por la motivación que tenía el plantel de hacer algo grande, especialmente porque no le fue fácil concretar el viaje y fundamentalmente porque el equipo disponía de un grupo de jugadores con grandes condiciones individuales y mejor juego colectivo.

Pero la tarea no era sencilla ya que sobre ellos estaba el peso de los cinco títulos juveniles obtenidos anteriormente también por nuestra selección en la década de los ‘70 y además en el torneo estaban las seis mejores selecciones del país, todas con grandes figuras emergentes y destacadas del baloncesto nacional para ese tiempo, varias de ellas posteriormente fueron seleccionados nacionales.

La delegación estuvo integrada por los jóvenes Ricardo Toledo, Alberto Damianovic, Danilo Kusanovic, Jorge Cárdenas, Francisco Fernández, Fernando Pletikosic, Carlos Lauler, Danilo Mihovilovic, Antonio Ríspoli, Emilio Boccazzi, Alejandro Etcheverry y Manuel Hernández y como Director técnico ofició Osvaldo Novión.

La campaña de Punta Arenas se inició con un estrecho, pero importante triunfo ante el seleccionado de Valparaíso por 66 a 63, equipo que al final fue el que mayores dificultades le presentó a nuestra selección.

GRAN VICTORIA

Al día siguiente el turno fue con Santiago, gran favorito para ganar el campeonato, al que derrotó claramente por 81 – 55, resultado que fue fundamental para la motivación del plantel que comenzó a creer que la posibilidad de alcanzar el primer lugar estaba a su alcance.

Luego vino la victoria ante el local Puerto Montt por 87 a 70, que no fue nada fácil, si bien el marcador final podría decir lo contario, con grandes actuaciones de Fernando Pletikocic en la conducción y Carlos Lauler, quien ya asomaba a transformarse como goleador del torneo.

Posteriormente superó sin grandes dificultades a Antofagasta por 74 a 56, considerada la selección más débil del campeonato para finalmente en la noche de cierre caer ante Valdivia por 77 a 55  , en un encuentro que no empañó ni comprometió el título, ya que por los resultados previos eran campeones antes de jugar ese compromiso.

DECLARACIONES

Al final del encuentro ante Valdivia, Osvaldo Novión se quejó a nuestro diario por el arbitraje, “pésimo arbitraje, ya que algo ‘raro’ ocurrió con nosotros, siempre nos trataron de perjudicar y con abierta mala intención. Yo no sé porqué motivo”.

Por su parte, Fernando Pletikosic, quien fue una de las grandes figuras del equipo campeón y considerado el mejor conductor del campeonato, comentó que “fuimos campeones y esta derrota no empaña en nada nuestra alegría ni nuestra superioridad. Valdivia fue buen equipo y nos ganó bien”.

Finalmente Carlos Lauler señaló que “los valdivianos jugaron con siete jugadores porque los caballeros del arbitraje nos perjudicaron durante todo el partido y de eso se dio cuenta todo el mundo. Estoy feliz por el título porque hacía siete años que Punta Arenas no era campeón”.

Punta Arenas sumó finalmente nueve puntos, igual que el representativo de Santiago pero por haber ganado los magallánicos el compromiso entre ambos, se quedó con el título.

El tercer lugar fue para Valparaíso con ocho, seguido de Valdivia también con ocho, Puerto Montt con seis y Antofagasta fue último con sólo cinco unidades.

Además Carlos Lauler, uno de los puntales de nuestro seleccionado, fue el goleador del campeonato con 133 puntos en sólo cinco partidos.

Han pasado 38 años de la obtención de este logro pero aún se recuerda los momentos vividos y que fueron seguidos por gran cantidad de aficionados locales que siguieron día a día la actuación de la que se puede considerar -sin equivocarse- como una de las últimas grandes “camadas” que entregó el básquetbol joven a nuestra ciudad.