Necrológicas
  • Héctor Mansilla Barrientos (Tito)
  • Oscar Bahamóndez González

Desarrollo turístico del sur de la península de Brunswick

Por Emilio Boccazzi Campos Lunes 1 de Marzo del 2021

Compartir esta noticia
124
Visitas

En los últimos días con las agradables temperaturas presentes en nuestra región, y probablemente debido al confinamiento de un número importante de magallánicos que este año no se fueron al “norte” durante la temporada estival, se ha apreciado una presencia y ocupación masiva de puntarenenses hacia el sector de Fuerte Bulnes-San Juan-Faro San Isidro.

El circular por una ruta costera del estrecho de Magallanes, de aproximadamente 67 kilómetros que hay entre Punta Arenas y punta Arbol es de un atractivo que a ratos no requiere muchas cosas más. Sólo ordenar e invertir.

El sur de la península tiene entre otros atractivos al Fuerte Bulnes, el monte Tarn, la bahía Mansa, el río San Juan, los humedales donde se extrae el junquillo con que el pueblo kawésqar construía sus utensilios y hoy artesanías de exquisita factura y pertenencia.

La península de Brunswick, en especial el sur de la ciudad de Punta Arenas es un territorio que requiere de una Estrategia de Consolidación y Desarrollo. Un plan, con acciones concretas para su debida conservación, preservación y aporte al desarrollo humano y turístico de los mismos habitantes de la comuna y la región, además, si se ordena e invierte, será sin duda una oferta más, para quien llegue a la región, sea éste turista, viajero o visitante ocasional del resto de Chile.

La península de Brunswick al sur de Punta Arenas, tiene entre otros, al propio estrecho de Magallanes, al cabo Froward, el borde de la isla Carlos III y el avistamiento de ballenas y de la isla Dawson y al menos 5 islas más de relevancia de la misma comuna de Punta Arenas. La península tiene un potencial inimaginable. Pero hay que ordenar.

Pregunto ¿Cómo ha cambiado la toma de conciencia y la valoración de los caminantes al faro San Isidro?, y cómo cambió esto, con haber abierto sólo 4 kilómetros de camino que hoy permiten salvar el río San Pedro con un puente mekano y llegar hasta punta Arbol en vehículo.

Ante tanta posibilidad de desarrollo de esta área, es preciso que se instale en el lugar, una institución pública, que resguarde la inmensa extensión boscosa y toda la riqueza de flora y fauna, así como es la que existe en toda la parte sur de la península de Brunswick.

Ya durante los veranos de los años 2014 y 2015, con varias decenas de hectáreas quemadas, es una lección que se debe aprender, pues un incendio de gran magnitud en dicho sector, sería complejo y fatídico por el inmenso bosque de lengas, coigües y canelos.

Se debe pensar en la instalación de una institución como Conaf, que es la corporación de derecho público que tiene el conocimiento y la responsabilidad del cuidado forestal y de áreas de evidente valor en la flora, la fauna o alguna particularidad geográfica o geológica.

Probablemente y a manera de establecer un Fondo de conservación, debiera haber un pequeño cobro futuro, que todos hiciéramos cuando vamos al lugar, y que permitiría hacernos cargo de los impactos que progresivamente se van haciendo sentir con la presencia de muchas personas que poco cuidan o, del simple paso de miles de personas que ya están yendo al lugar. La presencia de esta institución debiera tener a cargo el control, apoyo, educación ambiental, cuidado en la propagación de fuego, etc , etc. Las brigadas de la provincia de Magallanes debieran estar lo más cerca del bosque que precisamente se ubica al sur de la península de Brunswick, es decir en este lugar.

Por último al gobierno regional, y a los organismo públicos de promoción del turismo, pensar si es prudente y necesario establecer como Zoit (Zona de Interés Turístico) a la zona sur de la península de Brunswick y sus enormes, y maravillosos atractivos naturales, paisajísticos, históricos, étnicos, etc, etc, etc. Este acto administrativo de señalarla como Zoit podría significar el inicio del ordenamiento de todo lo señalado.