Necrológicas
  • Juan Carlos Machuca Rivera
  • Eliana Rodríguez Vallejos

Protocolo contra el Covid fue la primera materia en el inicio de clases

Por La Prensa Austral Martes 2 de Marzo del 2021

Compartir esta noticia
64
Visitas

Uno de los argumentos esgrimidos por las autoridades para iniciar las clases con los grupos de niños de menor edad, fue que podían aprender más rápido y asimilar de mejor manera, los conocimientos y protocolos de salud tendientes a evitar contagios por el Covid-19. Por eso, en la entrada de la Escuela de Lenguaje “Nuevo sol”, además del pediluvio, el alcohol gel y la toma de temperatura, destacaba un instructivo sobre evitar saludarse de mano, sino que optar por otro tipo de saludos: japonés, militar o tailandés, esto es, sin contacto físico.

Un ejemplo de cómo se abordará, en los primeros meses, la educación presencial. En este establecimiento funcionan con pocos niños en sala, no más de tres y con distintos horarios. La directora, Paola Cardemil, explicó que “la matrícula de nuestra escuela es de 164 alumnos, en jornada de mañana y de tarde. Se llamó a cada familia, que con libre disposición eligieron, con un 92% venir y como vamos a estar haciendo las actividades online, vamos a tener cubierta ambas partes. Tenemos todos los protocolos para funcionar, pero obviamente, con las capacidades reducidas. Esta semana vamos a recibir como máximo a tres niños por sala y de ahí haremos las evaluaciones y así, semana a semana. Tenemos identificada la capacidad máxima por sala, pero la idea es no llegar a esa cifra, para que los papás estén tranquilos”, indicó la directora, que es acompañada de veinte funcionarias en rotación.

Al ser una escuela de lenguaje, la educación es muy personalizada, lo que favorece este proceso desde los niveles de medio mayor, prekínder y kínder, con un máximo de 15 niños por aula, en un funcionamiento normal. “El año pasado fue tremendo para la comunidad educativa, pero salimos airosos, hacíamos una entrega semanal de una bolsa con material y actividades; hacíamos conexión por Zoom todos los días con clases de psicomotricidad, yoga, y clases pedagógicas y de tratamiento fonoaudiológico también”.

Cardemil comentó que los niños estaban muy ansiosos por volver, “había mucha emoción y ansiedad de parte de ellos y nuestra, de vernos, porque esto ha afectado a todo el mundo. La idea es llevar los protocolos a lo más didáctico, por ser niños en edad preescolar”.

Es así como, en una de las salas, las tías Patty y Mariana entregaron a Dante Guzmán, de 4 años, y a su mamá, Romina Barrientos, un protocolo y se presentó la primera unidad temática que se va a trabajar durante el mes, consistente en cuidado, prevención y síntomas del coronavirus.

Colegio Punta Arenas

En el jardín del Colegio Punta Arenas también se vivió el inicio de clases, y donde volvieron a verse los uniformes, aunque en este caso, buzos. A las 8 horas comenzaron a llegar y a las 12, se retiraron. El balance en el establecimiento fue positivo, como indicaron las educadoras Loreto Lara y Maud Gamboa, que trabajan en el grupo heterogéneo, de prekínder y kínder. “El trabajo con los niños fue mucho mejor de lo que esperábamos. Había mucha ansiedad en los niños, estuvimos haciendo muchas actividades dirigidas, para que se vayan adaptando a este nuevo sistema, y a lo nuevo que se viene, y que mantendremos durante el año. Hay que buscar muchas herramientas, metodologías para poder desarrollar este trabajo. Ellos vienen con el hábito desde la casa, a pesar de que la mascarilla les incómoda, y al circular se la sacan, de a poco nos vamos adaptando y vienen con sus hábitos de que deben cuidar su espacio y objetos personales. En la sala de juego cada uno tiene su círculo y tuvimos muchos juegos dirigidos”.

Pamela Herrera es mamá de la pequeña Antonella, que inició prekínder y a la salida, comentó que “ella estaba bastante ansiosa por volver al colegio, así que tomamos la decisión de que viniera, sobre todo porque supimos que se iban a tomar todos los resguardos necesarios para poder proteger a los niños. Los protocolos son muy explícitos y me dijo que había andado muy bien. Ella estuvo en una sala con ocho niños”, recordó.