Necrológicas
  • María Candelaria Torres Gómez
  • María Luisa González Vera
  • Manuel Valderas Valderas
  • Sabino Menéndez Santana
  • Orlando Bustamante Uribe
  • Orlando Bustamante Uribe
Madre trabajadora y jefa de hogar es candidata a constituyente de la lista República de los Independientes de Magallanes

Alejandra Soza anhela un país donde exista justicia social con derechos reales a la salud y educación

Por La Prensa Austral Viernes 5 de Marzo del 2021

Compartir esta noticia
202
Visitas

Alejandra Amalia Soza Gálvez se presenta como “magallánica de adopción”, es secretaria ejecutiva y analista de contratos con un diplomado en la Universidad Santo Tomás y, junto a Stjepan Vrsalovic y Alfredo Fonseca, va en la lista “República de los independientes de Magallanes”, para la elección de convencionales constituyentes.

Trabajó en el área de Servicios Públicos y Municipalidades de la Gobernación Provincial de Valparaíso, de donde es oriunda.

Su relación con la Región de Magallanes data de 1959, cuando una tía abuela (Odila Sidgman, pionera en educación en aquellos años, fue contratada por la Empresa Nacional del Petróleo para ejercer sus labores educativas en la Escuela del Campamento de Cerro Sombrero. Hoy  hija Ilustre de la Comuna de Primavera).

“Yo le seguí sus pasos siendo contratada por Enap en 1987 y trasladada a esta región en 1999. Durante mi vida laboral participé como delegada sindical en variadas actividades con la finalidad de contribuir a mejorar las condiciones laborales y la calidad de vida de las mujeres trabajadoras”.

Es madre de tres hijos, que con mucho esfuerzo sacó adelante, sin apoyo. “Con orgullo puedo decir que hoy son todos profesionales. Uno de ellos estudió en el Colegio San José de Punta Arenas, hoy Ingeniero Naval arraigado a la zona en los Transbordadores de Puerto Montt y Natales”.

Profesionalmente se desempeñó en áreas administrativas de los campamentos de Cerro Sombrero, Cullen y Posesión, “donde conocí la realidad del trabajador en sus roles de turno, de siete por siete y que, muchas veces, tienen que continuar ausentándose por largos períodos de su grupo familiar, así también conocí el mundo ganadero donde el trabajador ovejero pasa largos períodos en forma muy solitaria trabajando en los campos solamente rodeado por sus perros, caballos y ganado.  Magallanes, tierra pura y limpia de gente sencilla y honesta que atrajo a tantos inmigrantes que llegaron en busca de un futuro mejor”, señala.

“Por años me acompañó el sentimiento de dignificar a la persona, al trabajador y su familia.  Hoy tengo la oportunidad de aportar desde mi experiencia como mujer profesional, madre trabajadora y jefa de hogar y los invito a que construyamos entre todos una nueva historia dejando plasmado en esta Constitución nuestros anhelos y esperanzas de poder vivir en un país donde exista justicia social con derechos reales a la salud y educación. Trabajos con sueldos justamente remunerados y pensiones dignas para nuestros adultos mayores”.

Programa

Para redactar una nueva Constitución, indica que los constituyentes se basarán fundamentalmente en los principios de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948, documento que marca un hito en la historia de los derechos humanos. En su mayoría, definen derechos tales como el derecho a la vida, la igualdad ante la Ley, la libertad de expresión, el derecho al trabajo, la seguridad social y la educación.

“Es fundamental que la Constitución se escriba con equidad de género”, dijo.

Plantea igualdad en la educación y fin al concepto actual de libertad de enseñanza que fortalece el lucro. “Poner fin a la concepción de Estado subsidiario y a la educación de mercado. Derecho a una educación de calidad y gratuita. El acceso a los estudios superiores debe ser igual para todos, en función de los méritos respectivos”, plantea.

Trabajo

Dice que toda persona tiene derecho al trabajo, a la libre elección, en condiciones equitativas sin discriminación y a la protección contra el desempleo, tanto como a una remuneración justa y digna que le asegure, así como a su familia, una existencia conforme a la dignidad humana con derechos a fundar sindicatos y a sindicalizarse para la defensa de sus intereses.

El ingreso familiar debe permitir que toda familia pueda tener acceso a un techo digno, salud, seguridad, educación de calidad, alimentación, entre otros. “Si el sueldo de mercado es menor al ingreso mínimo ético, el Estado transferirá directamente la diferencia a la familia mensualmente. Por ende, el mercado definirá el sueldo mínimo libremente, pero el Estado financiará el sueldo mínimo ético que permita cubrir todos los gastos de una vida equilibrada familiar”.

Pensiones

Aboga porque toda persona tenga derecho a la seguridad social, a recibir una pensión digna que le permita vivir con dignidad sus años de vejez. “Creemos que el sistema de pensiones chileno tiene fallas estructurales de diseño”.

Derecho a la vivienda y salud son puntos importantes del programa. “Debe existir un sistema de salud universal gratuito y de calidad para todos y todas”.

Derecho pleno a la salud integral y pública. Garantizar un Sistema de Salud único, plurinacional, gratuito, garantizando la calidad, oportunidad y eficiencia y la no reproducción de ningún tipo de violencia: obstétrica contra mujeres. Prohibición del lucro en la salud. Fin de las Isapres y GES.

Es extenso el listado, donde menciona maternidad e infancia; consagrar el derecho al agua; derecho a la cultura y al progreso científico; garantizar una televisión pública; protección y promoción de los derechos de la naturaleza y de los animales.