Necrológicas
  • Héctor Mansilla Barrientos (Tito)
  • Oscar Bahamóndez González

Esposa de enfermero del Ejército que permanece en riesgo vital exige justicia

Por La Prensa Austral Viernes 5 de Marzo del 2021

Compartir esta noticia
14,362
Visitas

“Los médicos me dijeron que lo más probable es que mi marido quede en estado vegetativo”, dijo la mujer, Romina Vera, que presenta un embarazo de 8 meses.

La esposa del enfermero militar que se encuentra en estado crítico en la Uci del Hospital Clínico de Magallanes, producto de un atropello, espera el milagro de la recuperación y exige que se haga justicia.

El cabo segundo de Ejército del Regimiento Lanceros, Joani Cristóbal Calquín Salazar, de 37 años de edad, fue atropellado el sábado en la noche en Puerto Natales, como las 21,30 horas, por un conductor que guiaba en estado de ebriedad. Las lesiones que recibió fueron de extrema gravedad, lo que motivó su traslado urgente a Punta Arenas, donde se debate entre la vida y la muerte.

El conductor, identificado como Marcelo Emmott Canumán, fue detenido por Carabineros y la fiscal (s) de Puerto Natales, Lorena Carrasco, lo formalizó por conducir en estado de ebriedad, sin tener licencia, y provocar lesiones graves.

Pidió al juez la reclusión nocturna domiciliaria, la que concedió por los tres meses que dure la investigación, y el mismo domingo al mediodía el imputado recuperó la libertad.

Habla la esposa

Romina Vera Paredes es la esposa del militar accidentado. En conversación con La Prensa Austral dijo que el estado de salud de su marido, que es enfermero militar, sigue siendo grave, conectado a un respirador mecánico. “Los médicos me dijeron que lo más probable es que mi marido quede en estado vegetativo”, dijo.

En estos momentos ella presenta un embarazo de casi 8 meses, resultándole difícil los desplazamientos.

Sobre el accidente, dijo que ese día el marido salió a andar en bicicleta, como suele hacer sus rutinas diarias, pero lamentablemente fue alcanzado violentamente por el conductor.

No puede estar libre

Está dolida con la fiscal, porque no entiende que no haya pedido dejar en prisión al autor, siendo que andaba manejando ebrio, tenía antecedentes por lo mismo “y al día siguiente ya estaba en libertad, siendo que no puede estar libre, debe estar preso”.

Dijo que, mientras ella esperaba en la guardia del hospital de Puerto Natales, para interiorizarse del estado de salud del marido, se topó con el chofer cuando fue llevado a constatar lesiones y practicar la alcoholemia, y que, más que hablar, balbuceaba algunas palabras. “Lo encaré, pero ni siquiera fue capaz de pedirme disculpas. Incluso viéndome que estoy embarazada, de 33 semanas”.

De paso lamentó el accionar de la fiscal, que tildó de “irresponsable”, porque, según ella, “no se informó de la gravedad de las lesiones de mi marido antes de soltar a un ebrio, cuando ni siquiera se le pasaba la borrachera”.

“Esta persona va a tener que pagar, como corresponde, porque mi marido no es uno más”, advirtió, muy dolida por todo lo sucedido.

“Pido urgente a todas mis amistades y familia que nos unamos a pedir una cadena de oración hoy a las nueve de la noche (ayer) por mi ahijado que sufrió un accidente y está muy grave”, escribió en su Facebook, Carmen Veas Toledo.

En esta misma red social, pero de La Prensa Austral, hubo muchísimas personas que se sumaron con palabras de aliento para la esposa y los mejores deseos de recuperación.