Necrológicas
  • Rafael Avelino Astorga Mancilla

Familia denuncia indiferencia tras muerte de adulto mayor: cinco horas debieron esperar para levantar el cuerpo

Por La Prensa Austral Sábado 6 de Marzo del 2021

Compartir esta noticia
3,578
Visitas

Un doloroso episodio vivió una familia en la población Dubracic. Un vecino, que habitaba en la calle Mina Loreto, identificado como Ignacio Vivar, de 86 años, falleció en el patio de su casa, junto a un galpón. Aparentemente, se trató de una muerte natural, aunque según los familiares que lo vieron, presentaba un golpe en la cabeza y sangramiento.

Sin embargo, la familia reclama que el cuerpo permaneció en ese lugar por, al menos, cinco horas, ya que su esposa lo descubrió alrededor de la una de la tarde, una vez que llegó al domicilio y recién pasadas las 17 horas, acudió al lugar personal de la Policía de Investigaciones para las pericias correspondientes.

El matrimonio vivía solo, ya que sus dos hijos fallecieron hace unos años. Durante la mañana, Ignacio Vivar acudió, junto a su esposa, Adela Vera, hasta la Escuela Patagonia, para recibir la segunda dosis de la vacuna contra el Covid-19. Regresó solo en un taxi y más tarde su compañera lo encontró en el patio, vistiendo ropa de trabajo.

Una prima que llegó al lugar, relató: “Fueron por la segunda dosis, los dos, los pasé a buscar. Cuando terminaron, Adela, su señora, fue al centro y él regresó en taxi y cuando ella volvió encontró todo encendido. Al ir al galpón, lo vio tendido. El sufría de mareos antes y suponemos que fue eso”, estima.

Pero la molestia surgió por el trato que recibieron. “Una vecina llamó al Samu, y al decir que estaba muerto, le dijeron que ahí no tenían nada que ver. Así que llamaron a Carabineros, que al llegar pidió el certificado de defunción, y ¿cómo lo iban a tener si había fallecido recién? Dijeron que no tenían nada que ver, y que teníamos que ir al médico que lo atendía, un cardiólogo, para que él viniera y dé el certificado. Fuimos para allá y nos mandaron de un lado para otro. Más tarde llegó un caballero para extender el certificado y dijeron que no, porque no era una muerte natural, porque se había caído, entonces no se saben las causas. Así que llamaron al Servicio Médico Legal, que es lo que estamos esperando”, dijo la familiar, cerca de las 17 horas, lamentando aún, el trato que recibieron de parte de los efectivos de Carabineros que llegaron hasta la casa, razón por la cual no quiso revelar su identidad.

Corroboró esto una sobrina nieta, que en medio del llanto, dijo “los carabineros llegaron de manera súper prepotente, casi como si uno les estuviera haciendo un favor y dijeron que necesitaban el certificado de defunción. Mi mamá fue al hospital a pedir uno y nadie se los quiere dar. La PDI fue y dijo que no les correspondía. Estoy muy triste y enojada, ya es doloroso que el tío se haya muerto en esas circunstancias y más encima tener que tenerlo botado ahí, no es posible que se demoren tanto y no sepan qué hacer, ¿qué cuesta dar un certificado?”, lamentó, al tiempo que expresó la necesidad de que exista una entidad responsable para atender este tipo de casos y que ninguna familia tenga que vivir una situación así.