Necrológicas
  • José Elgueta Barrientos
  • Bernarda Vargas Vargas

Sin detenidos se conmemora hoy el primer año del alevoso crimen de Elizabeth Mella

Por La Prensa Austral Lunes 8 de Marzo del 2021

Compartir esta noticia
928
Visitas

En el Día de la Mujer, familiares y amistades marcharán esta tarde exigiendo justicia, partiendo en el frontis de la casa donde fue ultimada.

Indignados y dolidos por permanecer impune el alevoso crimen de Elizabeth Noemí Mella Cárcamo, familiares y amistades saldrán esta tarde a la calle a protestar exigiendo que se haga justicia.

Justo al conmemorarse hoy el Día Internacional de la Mujer, se cumple un año de que la mujer, madre de dos hijos (Fabián y Carolina Díaz Mella), fuera brutalmente asesinada. Hecho que el o los autores intentaron ocultar prendiendo fuego a la casa.

“¿Por qué tanto ensañamiento?”, es la pregunta que hoy se hace el hijo Fabián.

En conversación con La Prensa Austral, admitió que la llegada de esta fecha es tremendamente compleja para ellos, sobre todo para su hermana. Por lo mismo, está alejada de entrevistas y redes sociales. “Es difícil llevar esto todos los días”, más aún durante esta jornada que deben revivir lo sucedido hace exactamente un año.

Los hermanos se querellaron y, en ese escrito, redactado y patrocinado por el abogado Ramón Ibáñez, dan cuenta que el 8 de marzo de 2020, alrededor de las 4 de la mañana recibieron el aviso de un incendio en la casa de su mamá, en calle Manantiales Nº 01868, con pasaje Germán Cárcamo Carrasco.

La rápida llegada de bomberos impidió que el fuego se propagara, concentrándose sólo en una habitación.

Pero lo peor para ellos vendría enseguida, cuando un carabinero les impidió el ingreso porque al interior del inmueble había una persona sin vida. “En ese momento pensamos lo peor”.

El paso de las horas confirmó lo anterior. La persona fallecida era la madre y, más encima, las primeras diligencias revelaron intervención de terceras personas. O sea, un homicidio.

“Esta información nos dejó en shock, ya que no entendíamos ni entendemos aún cómo alguien podría haberle hecho daño a una persona tan buena como nuestra madre”.

Más lapidario y estremecedor aún fue el informe de la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones, que consignó múltiples heridas con arma blanca en el cuerpo de la víctima.

En una entrevista que el fiscal jefe de Punta Arenas, Fernando Dobson, concedió en agosto del año pasado a La Prensa Austral aseguró que la investigación sigue, pese a todas las restricciones que impone la pandemia.

Admitió que se trata de uno de los delitos más graves registrados en Punta Arenas y por eso los esfuerzos apuntan a aclarar este hecho de sangre.

“La verdad es que nosotros esperamos que el trabajo de la policía permita dar las respuestas que la comunidad requiere en un caso de esta magnitud”, aseveró el fiscal.

Querellante

El abogado querellante, Ramón Ibáñez, confía plenamente en el trabajo del fiscal y la policía, porque el crimen debe esclarecerse. “Es la muerte de una mujer. La muerte de una madre, lo cual no tan sólo pugna con el derecho, sino con principios básicos. Más aún de la manera cobarde que le dieron muerte. Por eso tenemos la obligación de encontrar a los responsables”.

Como querellante solicitó una serie de diligencias, además que se han realizado un sinnúmero de peritajes, con avances tecnológicos pocas veces utilizados en Chile

“Nos hemos reunido en a lo menos seis oportunidades con el fiscal y nos ha informado la línea investigativa”, destacó Ibáñez.

Marcha

En redes sociales, como Facebook, familiares y amigos compartieron una convocatoria para esta tarde, a las 16 horas, en las puertas de la que fuera la casa de la malograda vecina.

“Paolam Loreton” escribió en su muro: “Hoy en día llevamos una lucha que no debemos parar… el 8M2020 fue mi tía. Uno jamás piensa que algo así le puede ocurrir, o tocarle a alguien de tu familia, y a nosotros nos pasó. No saben el dolor que llevamos dentro, todos los días nos preguntamos el por qué. Como puede existir gente que ocasione tanto daño, tanto ensañamiento, tanta maldad. Mi tía no quería marcharse. Ella se quería quedar a disfrutar de la vida. No normalicemos estos hechos”.

“Ojalá Dios no permita que sigan ocurriendo más muertes de mujeres. Si alguien vio algo y tiene miedo de hablar yo le prometo que nadie sabrá que usted fue. Búsqueme, yo guardaré su secreto, pero por favor hablen, no sean cómplices de un asesino”.

Fabián Díaz, el hijo, confesó que es difícil vivir con esto. Por no saber quién fue, cuáles fueron las intenciones de quien mató a la madre, “y por qué tanto ensañamiento, son preguntas que nos hacemos a diario, sobre todo en fechas como estas”.