Necrológicas
  • María Candelaria Torres Gómez
  • María Luisa González Vera
  • Manuel Valderas Valderas
  • Sabino Menéndez Santana
  • Orlando Bustamante Uribe
  • Orlando Bustamante Uribe
Han realizado rifas y otras actividades a beneficio

Madre ve cómo su salud y su calidad de vida se deterioran mientras batalla por un tratamiento

Por La Prensa Austral Miércoles 10 de Marzo del 2021

Compartir esta noticia
329
Visitas

Una enfermedad invalidante ha llevado a Paulina Quiñones Barría a buscar ayuda para ir a Santiago.

Cada día que pasa Paulina Quiñones Barría, de 45 años, ve cómo su salud se va deteriorando, pierde su independencia y su calidad de vida, mientras batalla por  acceder a un tratamiento. Tiene crisis en que se desmaya y cae violentamente al piso, convulsiona por largos minutos y es, por esa razón, que ya no puede salir sola a ninguna parte y, menos, trabajar. Así cada día su situación es más compleja, no sólo por el problema de salud, sino que por el deterioro de su situación económica y la  deuda de varios meses de arriendo.

Recordó que todo comenzó el año 2005, con dolores de cabeza, cansancio, fatiga y desmayos. Fue a muchos especialistas, pero nadie daba con un diagnóstico y, más de una vez, le dijeron que era sólo estrés. Entonces, le recetaban relajantes musculares. Pasaron varias semanas, hasta que fue derivada desde el Cesfam Juan Damianovic al Hospital Clínico de Magallanes, donde fue diagnosticada con fibromialgia. Hoy, además, está en tratamiento por depresión.

Cada día pierde más independencia y necesita más apoyo. Ha pasado mucho tiempo y sigue con todos los síntomas. “Mi mayor problema es que pierdo el conocimiento y me desmayo. Yo no me doy cuenta y sólo caigo. Entonces, la ambulancia ha venido muchas veces y me llevan al hospital, pero no me encuentran nada”, dice Paulina, quien explica que, cuando entra en crisis, cae con violencia al piso y eso ha generado que sufra esguince en el cuello, moretones y otras lesiones.

Recordó que, en enero del año pasado, fue atendida por un neurólogo en el Hospital Clínico, pero luego vino la pandemia y todo quedó suspendido porque se le dio prioridad a la atención del Covid-19.

“Fui al Hospital Clínico a ver mi situación y me dicen que estoy en lista de espera, que hay muchos pacientes esperando desde el 2018 en adelante y que tengo que seguir esperando… Las crisis cada vez son más frecuentes, me dan de día y de noche, en cualquier parte. No puedo estar sola. Yo, antes, tenía una vida independiente y siempre trabajé como ejecutiva en Movistar y Consalud. Esto cada vez me limita más”, explica.

Para poder acceder a una atención, vivió un verdadero peregrinaje entre mesones y oficinas, deambulando de un servicio a otro y encontrando sólo negativas. Fue, por eso, que buscó un médico privado, el que pagó con mucho sacrificio y se hizo una resonancia en la Clínica RedSalud de Valparaíso, pero, al salir del equipo, tuvo una crisis lo que gatilló el código azul y fue ingresada a reanimación porque no reaccionaba. El resultado del examen realizado el 6 de enero de 2021 dice que tiene un quiste aracnoideal retrovermiano.

Luego, fue internada en el Hospital Clínico de Magallanes el 25 de enero y, tras la realización de diversos exámenes, se llegó a la conclusión de que era una crisis conversiva y fue derivada al psiquiátrico. “Ahí colapsé. ¿Cómo voy a querer estar enferma, pasar tantos años por esto, hacer pasar por esto a mi familia? Ha sido muy fuerte y cada vez es peor. Vivo con la incertidumbre de no saber. Dicen que no tengo nada, que es normal”, comentó, explicando que sigue en psicoterapia.

Paulina tiene certificación de discapacidad del 85% por causas físicas, mentales y psíquicas. No puede trabajar y tampoco puede estar tanto tiempo con licencia, entonces debió iniciar todos los trámites para acceder a una pensión que bordea los 135 mil pesos.

Para sobrevivir, hoy se dedica a hacer colaciones, dependiendo de cómo se sienta, pero ese no es un ingreso fijo y ella arrienda la casa donde vive. Debe arriendo de varios meses y tiene impagos varios consumos básicos.

¿Como ayudar?

Se realizará una rifa a beneficio de Paulina Quiñones con el fin de recaudar fondos, para el tratamiento médico en el norte del país. Le donaron 19 premios y con ello se hará una rifa virtual a $2.000 el número. El sorteo será el día 14 de marzo.

Los que deseen comprar números favor escribir al whatsapp +569 6730 4293 e indicar los números que quieran. La campaña se realiza a través de Facebook donde pueden ver los números que hay disponibles y la forma de ayudar.

También se pueden hacer depósitos en la cuenta vista del Banco BCI número 26152177 a nombre de Paulina Quiñones Barría y su rut 9367566-5, y el correo es pauliquinones@gmail.com.