Necrológicas
  • María Candelaria Torres Gómez
  • María Luisa González Vera
  • Manuel Valderas Valderas
  • Sabino Menéndez Santana
  • Orlando Bustamante Uribe
  • Orlando Bustamante Uribe

Cuartos medios del Instituto Don Bosco retornan a talleres y laboratorios después de un año

Por La Prensa Austral Jueves 11 de Marzo del 2021

Compartir esta noticia
419
Visitas

Divididos en jornada de mañana y tarde

Cada una de estas salas cuenta con espacios delimitados y aforos limitados, situación que se repite en los patios, donde se habilitaron juegos de mesa para hacer más amenos los recreos

Alegría por volver a juntarse con los compañeros y por estar de regreso en los talleres y laboratorios, que extrañaron mucho después de un año de clases online. Los cuartos medios del Instituto Don Bosco ya pueden ir poniendo en práctica lo que han aprendido desde el año pasado, tratando de atenuar todo el trabajo de taller que quedó suspendido. Es una experiencia distinta para esta generación, que volvió a las aulas después de un año, justo para vivir su última etapa escolar, suerte que no tuvieron quienes les antecedieron.

Por eso, ese entusiasmo se nota en cada laboratorio, taller y también en los recreos. En cada instancia hay rigurosos protocolos sanitarios que cumplir, porque como está claro, nada volverá a ser como antes, por lo menos en el corto plazo.

En la dirección planificaron muy bien este retorno gradual a clases, pero será la experiencia la que dictará lo que se deba modificar o incorporar. Por eso, los cuartos medios serán fundamentales para dictar las pautas de este año. De esta manera, se dividieron por jornadas de mañana y tarde, que se subdividen en grupos, de acuerdo a las especialidades. Así, en Mecánica Automotriz hay cuatro grupos de 11 estudiantes; en Electricidad, cuatro grupos de nueve chicos; Telecomunicaciones cuenta con dos grupos, con 11 alumnos y Electrónica, dos grupos de 9 estudiantes.

El coordinador pedagógico técnico-profesional del establecimiento, Enrique Hernández Rojas explicó que “estamos trabajando en una modalidad presencial y online, en el cual el apoderado elige en qué modalidad trabajará su hijo; es opcional. Solamente tenemos tres alumnos en cuarto medio que están de manera online, pero por un tema de salud familiar. El resto, todo presencial. Tenemos tres cuartos medios, con un promedio de cuarenta alumnos por curso. Hay cincuenta alumnos en la mañana, aproximadamente y en la tarde, un valor similar”, detalló.

Los recreos

Un tema importante es el de los recreos. Porque si bien se pueden mantener protocolos dentro de la sala, al mezclarse todos, puede aumentar el riesgo de contagio. Para evitar aglomeraciones, se dividieron los espacios. El patio, por ejemplo, cuenta con una cancha de tenis-fútbol, mientras otros estudiantes pueden chutear al arco o lanzamientos al aro de básquetbol, pero no jugar partidos. Así se van rotando, de acuerdo a su interés. En tanto, en el patio interior, hay diversos juegos: ludo, ajedrez, dominó, truco, stop, pin pon, taca taca y jenga, donde puede haber cuatro jugadores y cuatro espectadores como máximo.

“Nosotros entramos a las 7,45 horas y a las 8 las clases, en la tarde, llegan a las 14,15 e iniciamos a las 14,30 horas, pero siempre hay jóvenes que llegan antes, y ahí tenemos un sistema de sillas, donde se sientan en los pasillos, aprovechan el Internet y navegan un poco, pero que no se junten. Y los recreos tienen su aforo en la cancha, para que se distraigan”, añadió Enrique Hernández. Cada espacio después se sanitiza y hay inspectores con alcohol para ponerlos en las manos de cada estudiante y para limpiar los juegos.

Felices de volver

Nicolás Araya, de la especialidad de Mecánica, mientras observaba a sus compañeros jugando truco, comentó que “hemos tenido clases online, pero para nosotros como Mecánica, es necesario estar con los motores al frente, desarmarlos, armarlos y volver a clases es lo mejor que nos ha pasado, porque es más fácil que los profesores nos puedan enseñar. El año anterior fue difícil porque tuvimos clases, no se podía hacer nada práctico, sin un motor al frente”, reconoció. Sobre los recreos y espacios de esparcimiento, opinó que fue una muy buena idea “porque como no podemos estar cerca, lo mejor fue que nos hayan separado así y poder jugar. El reencuentro con los compañeros ha sido muy bueno, ahora que nos encontramos podemos pasar más momentos juntos”.

En el taller de Mecánica, antes de recibir las instrucciones del profesor Alejandro Olmos Vergara, el estudiante Juandiego Maldonado contó que “el año pasado no se aprendió mucho, ahora ha sido bakán la vuelta, compartir con los compañeros, eso es lo que más se extraña. En la casa podía practicar un poco de mecánica, pero no es lo mismo, presencial se aprende más, siempre quise estar en esta especialidad, porque mi papá y mi hermano estudiaron lo mismo”.

En tanto, en el Laboratorio de Automatización y Control Eléctrico, clase dictada por el profesor David Ulloa Avilés, el estudiante Boris Morales indicó que “ha sido una experiencia buena volver a los talleres, trabajar y aprender harto. El año pasado costó, porque era difícil adaptarse al proceso estando online, no estaba la parte práctica que uno necesita, entonces volviendo a taller sirve harto, uno aprende y puede trabajar el día de mañana. Además, volver a estar con mis compañeros y no tener que verlos online ha sido bakán, creo que vamos a seguir de manera presencial, porque el colegio está tomando todas las medidas de seguridad, hasta en los recreos”.

Finalmente, en el Laboratorio de Telecomunicaciones, Daniel Canales expresó que “ha sido entretenido, porque muchos de los chicos esperábamos volver a este módulo, que es nuevo, donde configuramos switch y routers. Y ha sido una experiencia bastante gratificante, ya que los chicos han sido bastante amables con el tema de seguir las normas sanitarias, protocolos y los profes están velando por nuestra seguridad y educación la mayoría del tiempo. El año pasado no costó tanto, pero sí fue muy estresante estar siempre pendiente de tener que administrar tus tiempos en todo y como en la cuarentena no se podía estar en contacto, a veces no daba el tiempo para hacer todas las preguntas a los profesores. Es mejor este sistema, porque puedo tener una duda con la configuración del switch y puedo preguntar altiro al profesor o ayudar a un compañero. Cuando me dijeron que iban a empezar con clases presenciales, me entusiasmé bastante, porque pasar las materias de Lenguaje, Matemática o Ciencia es pan de cada día desde primero básico, pero lo que es Telecomunicaciones y tu especialidad en este colegio, es toda una experiencia nueva, porque te enseñan cosas que no aprendes nunca hasta segundo medio; y estar en esta sala, con estas personas conviviendo, teniendo una experiencia nueva es bastante gratificante y todo un mundo diferente”, finalizó el estudiante.