Necrológicas
  • Héctor Antonio Latorre Avendaño
  • Edmundo Aravena Mansilla

Reabren Parque Nacional Pali Aike tras un año de cierre al público

Por La Prensa Austral Jueves 11 de Marzo del 2021

Compartir esta noticia
406
Visitas

A casi un año del cierre del Parque Nacional Pali Aike, en la comuna de San Gregorio, esta reserva natural había recibido 2.451 personas entre enero y lo que se llevaba de marzo de 2020, pero la aparición del Covid-19 obligó a su cierre definitivo.

Ayer se oficializó su reapertura y se convierte en la quinta área silvestre protegida, administrada por la Corporación Nacional Forestal, que es reabierta al público, sumándose al Parque Nacional Torres del Paine, Monumento Natural Cueva del Milodón, Reserva Nacional Magallanes y Reserva Nacional Laguna Parrillar.

Se consignó que si bien la cercanía con San Gregorio, comuna que está en la Fase 4 del plan del Ministerio de Salud, permitía una reapertura más temprana, no se podía concretar por la complejidad de las fases en que se encontraban las comunas aledañas.

Una evaluación coordinada entre la Conaf y las instituciones vinculadas a este proceso, concluyeron que ya era factible iniciar el proceso de reapertura del parque Pali Aike, el cual acoge al público visitante de lunes a domingo entre las 9 y las 19 horas.

Pali Aike, lugar desolado en lengua aonikenk, abarca 5.030 hectáreas y se ubica a 196 kilómetros al norte de Punta Arenas, en la ruta internacional 255, que conecta con el paso fronterizo Integración Austral de Monte Aymond.

Para acceder a este parque hay que internarse unos 26 kilómetros a partir de la Villa Punta Delgada, por la ruta Y 405 en la comuna de San Gregorio. Es parte de la denominada ruta de los parques de La Patagonia, la cual está constituida por 17 parques desde Puerto Montt a Cabo de Hornos integrando la Carretera Austral con los Canales Patagónicos y la Ruta del Fin del Mundo.

El Parque Nacional Pali Aike cuenta con una red de senderos de 18 kilómetros, de los cuales se dividen en un sendero de carácter cultural de 600 metros, conocido como Cueva de Pali Aike donde se encuentra toda la información necesaria relacionada con la etnia  Aonikenk.

Este parque, considerado como una reserva de gran riqueza arqueológica y natural, cumplió 50 años como parque en octubre del año pasado, pero el hito no pudo celebrarse como se había proyectado por las restricciones impuestas por la pandemia del coronavirus.