Necrológicas

Familias yaganes de Puerto Williams visitaron la tierra de sus ancestros en la bahía Yendegaia

Sábado 13 de Marzo del 2021

Compartir esta noticia
281
Visitas

Se hizo realidad compromiso establecido entre el Ministerio de Obras Públicas y el Cuerpo Militar del Trabajo.

Como un hito histórico fue calificada para la comunidad indígena yagán “Bahía Mejillones”, la reciente actividad de participación ciudadana, que consistió en una visita a la bahía Yendegaia, donde el Ministerio de Obras Públicas y el Cuerpo Militar del Trabajo ejecutan las obras de construcción de la senda de penetración.

A la iniciativa, promovida y coordinada por la dirección de Vialidad del Ministerio de Obras Públicas y la subjefatura zonal Punta Arenas del Cuerpo Militar del Trabajo (CMT), asistieron el director regional de Vialidad, Francisco Orozo; el inspector fiscal de la obra, Sergio Araya; la presidenta de la directiva de la Comunidad Yagán, María Luisa Muñoz; el director del Museo Martín Gusinde, Alberto Serrano; la arqueóloga del convenio, Paulina Monroy, y el jefe de Sector del Campamento “Caleta 2 de Mayo” del CMT, capitán Robertson Burboa.

En la oportunidad, la comunidad descendiente de yaganes de Puerto Williams, pudo pisar por primera vez suelo ancestral y conocer además, el camino que construye el CMT en la localidad de Caleta 2 de Mayo, que avanza hacia el Norte, con la finalidad de materializar la tan anhelada conectividad entre Punta Arenas y Puerto Williams, en una ruta bimodal.

La visita, que fue especialmente valorada por los niños y adultos mayores, tiene un especial significado para la comunidad y sus antepasados. Así lo expresó una de sus integrantes, Yolanda Valderas: “Pudimos recorrer parajes en donde hay vestigios de nuestros antepasados y ver cómo se conectaban en este gran territorio. Visitamos casas pozo, pinturas rupestres, fue una experiencia muy gratificante. Se nota el cuidado que ha tenido el CMT para rescatar y aprender de este lugar, que representa nuestra historia. Hoy somos una comunidad, un pueblo vivo y cada momento importante recorrido en este territorio, es de gran valor”.

Para la familia Balfor “es de gran importancia ser parte activa de estos procesos y estar al tanto del avance de la obra, por eso valoramos la incorporación de un gestor intercultural en el desarrollo de las obras, quien nos mantendrá informados y cumplirá funciones de coordinación a partir de esta iniciativa”.

Mientras que para el director regional de Vialidad, “la experiencia vivida con el pueblo yagán de recorrer su territorio, por donde pasa el trazado del camino Vicuña-Yendegaia, fue extremadamente enriquecedora. Se debe rescatar que la obra se ha ejecutado en el marco del respeto arqueológico y ambiental para proteger el legado de un pueblo que es parte de nuestra historia”.

En tanto, el capitán Burboa manifestó su orgullo de recibir “las muestras de agradecimiento de los integrantes de la comunidad, por el cuidado y respeto con que se han trabajado los sitios arqueológicos durante la construcción de este camino; además de señalar y entender los múltiples beneficios que esta ruta otorgará al desarrollo de isla Navarino”.

El proyecto de construcción de la senda de penetración que unirá Punta Arenas y la isla Navarino, comenzó hace más de 27 años, siendo una de las tareas más titánicas de la región en materia de vialidad. En la actualidad restan 35 km para su tan esperada culminación.