Necrológicas

– Juan Rubén Barría Barría

– María Baldomera Martínez Barrientos

Endurecimiento de medidas, un golpe para el sector gastronómico

Por La Prensa Austral Domingo 14 de Marzo del 2021

Compartir esta noticia
67
Visitas

Si algo en común tienen las propuestas de los candidatos a constituyentes es que apuestan por derribar el centralismo asfixiante y arbitrario, el mismo que a contar de este sábado marcó un retroceso en Magallanes en materia de reactivación del golpeado sector gastronómico, al adelantar a las 20 horas el cierre de restaurantes.

El inesperado endurecimiento de las medidas sanitarias para las ciudades en Fase 2 del Plan Paso a Paso por la pandemia, prohibió, además, el funcionamiento de gimnasios y casinos, y anticipó el toque de queda a las 22 horas.

Este revés que impera dentro de un marco regulatorio más restrictivo, provocó la inmediata indignación de los gremios ligados al turismo, que desde mediados de diciembre cuando se avanzó a la Fase de Transición, empezaron a ver la luz al final del túnel, sumado ello al exitoso proceso de vacunación contra el Covid en curso.

Las organizaciones gremiales acusaron que las medidas restrictivas adoptadas desde el nivel central, obedecen exclusivamente al retroceso de Fase que experimentó la Región Metropolitana, y calificaron de impresentable que las autoridades nacionales no hayan tomado en cuenta la realidad de cada región, destruyendo así la industria turística- gastronómica.

Con miras a manifestar su descontento y ser escuchados por la autoridad, anunciaron movilizaciones y no descartan iniciar acciones legales.

Localmente los empresarios del rubro venían acatando a cabalidad el protocolo sanitario establecido para funcionar, incluso, algunos, hicieron inversiones para velar por sus trabajadores y clientes de un eventual contagio por Covid.

Está demostrado que el foco mayoritario de contagio se concentra en las reuniones que realizan las personas en sus casas sin la debida medida de protección, sin embargo hoy se priva a los restaurantes de ofrecer el servicio de cena, porque deben dejar de atender a las 20 horas.

La consigna y demanda gremial es una sola: revertir esta restricción mayor en regiones que han demostrado un fiel cumplimiento a la normativa sanitaria, para un sector de la economía que necesita con urgencia aumentar sus ingresos que permita salir de la crisis que arrastra desde hace un año, cuando debió dejar de funcionar y despedir a sus trabajadores a causa de la pandemia.