Necrológicas

“Debe ser un derecho contar con un fondo que permita a deportistas de zonas extremas participar en torneos”

Lunes 15 de Marzo del 2021

Compartir esta noticia
294
Visitas

“Los independiente no tenemos militancia, sino que tenemos conciencia social, y es ahí donde se conocen las necesidades de las personas”, planteó Daniela Lucero Gallardo, candidata a constituyente por la Lista Regionalismo Ciudadano Independiente.

Subrayó que lucharán contra candidatos que no quieren cambiar nada, que trabajaron abiertamente por el rechazo y están conforme con lo que tiene la Constitución. “Con ellos no habrá cambio, la gente debe votar por una idea y en el caso de nuestra Lista, donde todos somos independientes, el espacio de blancura es absoluta. Es la libertad de no depender de ningún partido político que nos esté pauteando. La gente dijo: ¡queremos un cambio! y ese cambio va a nacer únicamente de quienes somos simples ciudadanos o ejercemos nuestra profesión, sin estar obedeciendo a estructuras partidistas”.

Daniela nació en Magallanes y ejerció docencia por cerca de 18 años. Es mamá, profesora de educación física, dueña de casa, es decir, cumple variados roles como muchas mujeres que buscan un cambio en la Constitución. También es una sobresaliente atleta, lo que la ha llevado a representar a nuestra región en torneos a nivel nacional e internacional.

“Esta candidatura nace de la necesidad de decir ‘presente’ como mujer magallánica en un momento histórico para nuestro país, porque además soy una convencida que es posible construir un nuevo futuro, entre todos, porque nuestra historia, pasado, riqueza multicultural, nuestra gente y este austral territorio debe estar presente y plasmar nuestro sentir en esta nueva Constitución por los adultos mayores que necesitan envejecer con dignidad por nuestros hijos que necesitan una educación de calidad y por cierto me mueve la necesidad de hacer que el deporte debe ser un derecho constitucional”, complementó.

Después de estar vinculada al deporte, tuvo la posibilidad de conocer la realidad de este quehacer en el país y ser testigo cómo se hacen grandes esfuerzos a nivel recreativo, formativo y también competitivo para participar en diversas instancias. Así da cuenta de cómo los padres hipotecan su vida para apoyar a sus hijos para que puedan hacer lo que más los apasiona, y de paso contribuir a una vida saludable, en donde, enfatizó, “vemos altos índices de obesidad y la falta de un plan estratégico lo que hace que nuestros niños estén cada vez más sedentarios”.

En su opinión, esto último debe ser abordado con una mirada descentralizada, porque así se aseguran las regiones extremas, además establece las bases para que las políticas públicas resguarden recursos proporcionales a la realidad de cada región, permitiendo que las inversiones se ejecuten de manera descentralizada.

“De qué nos sirve que el Ministerio del Deporte entregue canchas, con determinada infraestructura de Arica a Punta Arenas, si acá el clima es distinto y realizamos otro tipo de actividad. Esto tiene que nacer de acá. La centralización deportiva no permite, por ejemplo, el fortalecimiento de las asociaciones deportivas, lo que conlleva a una estructura que no es capaz de un desarrollo eficiente para las actividades y los deportistas. Entonces, es vital que sea un derecho, por ejemplo, contar con un fondo que permita a deportistas de zonas extremas poder participar en competencias para adquirir experiencia y roce”.

Los ejes de la nueva Constitución

Para Daniela Lucero lo relevante en esta nueva Constitución es incorporar la mirada regionalista para que los cambios que de verdad se demandan se puedan decidir desde Magallanes, de manera participativa y democrática.

Otro de los énfasis debe ser la educación y la salud, pues siente que el Estado no le ha dado prioridad a estas áreas.

“Como docente durante más de 18 años, he visto la necesidad que debe asegurarse la educación como un derecho social, pero además con pertinencia del lugar donde viven las comunidades y de los recursos económicos para desarrollarse, poniendo el interés de los alumnos como prioridad y por sobre todas las cosas respetar los derechos de los profesores a quienes se les debe entregar las herramientas y los recursos necesarios para desarrollar su labor. Además se debe garantizar los medios para que nuestra opinión sea considerada en el diseño e implementación de políticas públicas y de la enseñanza”.

Otro de los ejes lo constituyen los adultos mayores, para quienes postula una vejez con dignidad, con un sistema integral de derechos y garantías.

Por último, Lucero postula que a los gobiernos regionales y comunales se les revista de mayores atribuciones, de manera que se les permita decidir sobre su territorio, con determinaciones oportunas. “Lo vemos reflejado en pandemia, todas las decisiones y anuncios han provenido desde el nivel central. Será la primera vez que la gente tendrá la posibilidad de elegir a quien redacte las reglas fundamentales de cómo nos organizamos como sociedad, estableciendo derechos mínimos en salud y educación”.