Necrológicas

“La Dinamita” hizo historia en el automovilismo fueguino

Lunes 15 de Marzo del 2021

Compartir esta noticia
696
Visitas

Nadie pone en duda que Porvenir ha sido cuna de grandes pilotos en la historia del automovilismo regional, desde los tiempos de Goyco Maslov y Jorge “Pájaro Blanco” Kusanovic en los comienzos de la segunda mitad del siglo pasado hasta nuestros días.

Es una larga y rica historia de grandes triunfos y momentos que lograron encumbrar al automovilismo porvenireño a lo más alto, pero junto a ello también ha destacado en la preparación o construcción de autos de competición.

Siguiendo en el rescate de autos emblemáticos del automovilismo regional que está realizando Francisco “Pirulo” Oyarzo a través de su programa “Ases del Volante” que se transmite por radio Polar, hoy hablaremos de “La Dinamita”, primera máquina construida en Porvenir.

Para ello tomó contacto con el porvenireño Juan Carlos Beros, ex piloto, dirigente e historiador del automovilismo, quien confirmó que “La Dinamita” fue el primer auto de carrera que se hizo en la capital fueguina, “su debut fue en Río Grande el ‘59 o ’60 ante el gran entusiasmo que tenían los porvenireños en ese tiempo por correr. Habían dos pilotos que nos representaban en el circuito ‘Almirante Brown’ de Río Grande que eran Goyco Maslov y Jorge Kusanovic”.

“Kusanovic fue casi el iniciador porque disponía de una camioneta para correr. Esas ganas de ambos por ir a correr a Río Grande con la camioneta y el Ford ’32 que se le llamó ‘La Dinamita’ pueden ser considerados como los primeros entusiastas del automovilismo en Tierra del Fuego por el lado chileno, lo que llevó posteriormente a la constitución del Club de Volantes de Porvenir que dio pauta para que en abril del ‘60 se disputara la primera carrera”.

PRECURSORES

“Río Grande partió el ‘57 con sus carreras en el ‘Almirante Brown’. Tenían su campeonato con fechas, pero el hecho de que fueran los chilenos produjo que después se incorporara a Porvenir en esta ronda de circuitos, luego Punta Arenas y finalmente se corrió también en Río Gallegos”.

“’La Dinamita’ disponía de un motor Ford del año ’47 de tapa plana. Tenía un buen andar que le dio dolores de cabeza en esa carrera a los pilotos de Río Grande, pero tuvo fallas que le significó detenerse en varias oportunidades”.

“En una de las fotos aparece Simón Jadrijevic, quien fue copiloto de esa oportunidad de Goyco, donde se lo ve mirando el motor porque tuvieron un problema con la carburación. Además se aprecia con el capó amarrado con una correa y después, en otra foto, el capó ya no está y se ve al copiloto viendo como solucionar el problema o falla que tenían, incluso se ve sin casco, sobresaliendo por la ventana del auto”.

– En la foto de la grilla de partida vemos que el primer puesto lo ocupó Eduardo Riestra, en segundo lugar está Goyco Maslov, o sea, “La Dinamita” en el medio, y tercero Raúl Chifflet, un ídolo y tal vez iniciador del movimiento tuerca en Río Grande, lo que habla muy bien de “La Dinamita” en la clasificación.

– “Claro, a Goyco y al auto le acomodaba mucho el ‘Almirante Brown’ porque se corría casi totalmente por las calles, no como el de Porvenir que tenía una recta muy larga, sectores muy veloces. Tuvo buen desempeño pero la falla de carburación lo relegó a lugares secundarios”.

“Hay que considerar que Raúl Chifflet era el que la llevaba con su camioneta. Siempre tuvo un destacado desempeño porque, a la prueba siguiente fue a correr a Porvenir en la carrera inaugural y la ganó ya con un (Chevrolet) Bel Air ‘56”.

“El era veterinario por eso le decían doctor, además tenía una escudería que se llamaba ‘Los Fanfa’, que se encargaba de reunirle los recursos para que el doctor Chifflet pudiera correr y de la mejor forma posible”.

“De hecho, el dueño del auto con el que pasó a correr Chifflet perteneció a Fernando Pérez de Río Grande, quien fue tan amigo de mi padre que llegaron a ser compadres”.

“El prestaba el auto, hacía toda la asesoría porque era dueño de una gomería, aparte tenía la preparación de los hermanos Pina, quienes eran los encargados del taller de la Chevrolet en Río Grande por lo que disponían de todo el desarrollo mecánico y se lo aplicaban al auto. Era toda una organización, un grupo que trabajaba muy bien y con harto desarrollo mecánico para esa época”.

– ¿Cómo nace “La Dinamita”?

– “Por lo que sé el auto tenía solamente la carrocería y le colocaron un motor V-8 del ‘47. El motor era menor a los 5.000 c.c. Los Chevrolet eran motores de 230 pulgadas cúbicas y posteriormente vino el desarrollo del motor Chevrolet 250, pero ese motor de tapa plana V-8 era de unos 4.000 c.c., no más”.

“Lo principal era mejorar la suspensión porque en el ‘bamboleo’ de la curva se inclinaba el auto en demasía con la suspensión normal que traían, por lo que se endureció y los escapes los sacaron hacia los lados porque me imagino que ese ruido ensordecedor dentro del auto con el V-8 debió ser terrible, corriendo sin casco y sin taparse los oídos”.

“Eran bravos pilotos, así se desempeñaban en comparación de los otros que estaban más carrozados. El auto de Riestra, la camioneta de Chifflet eran otro tipo de autos que no tenían la envergadura de ‘La Dinamita’”.

“El auto lo corrió Goyco en Río Grande pero creo que en Porvenir la primera vez, no lo recuerdo bien, lo hizo ‘Parra’ (Cuevas) o Ivo (Milovic), pero no tuvo un buen desempeño y ahí quedó porque fueron mejorando la calidad de los autos”.

“Luego Goico compró un Ranchero y el ‘62 Milovic pudo ganar en Porvenir con un Ranchero con lo que fueron superándose, utilizando ya motores Ford V-8 pero con otro desarrollo”.

“Dos años después llegó Godfrey Finlayson con un motor Ford 360 y ya no había nada más que hacer en relación a este tipo de auto que dejaron de existir porque no podían competir con las bestias que llegaron después”.

“La categoría era fuerza libre por lo que podía usarse cualquier tipo de auto y cualquier motor. También Marcos (Lausic) pudo ganar posteriormente con un motor 360 que le compro a Arturo Martín”.

– ¿Se puede decir que Jorge Kusanovic y Goyco Maslov fueron los primeros corredores de Porvenir?

– “Representando a Porvenir, sí. Luego se agrega Ivo Milovic, años después corrió Pedro Aguilera el ‘62 o ‘63, también los hermanos Oyarzún Marinovic con una Ford V-8 del ’56. Esos son los que más o menos recuerdo que iniciaron, estoy hablando del ‘60 al ‘65”.

– Uno tiene clara tal vez la trayectoria de Goyco Maslov, como ganador del primer rally en Chile, destacado en Cabo Negro o en el Gran Premio, pero ¿qué puedes decir de Jorge Kusanovic?

– “Su entusiasmo tuerca en esa oportunidad. Corrió en Río Grande, en Porvenir y despues corrió con una Borgward Isabella luego de cambiarse de categoría, dejó la camioneta con la que ganó en Porvenir y también en Río Grande, dejando de participar posteriormente. Creo que el ‘66 fue la última carrera que hizo”.

“El fue un buen representante, ganadero, tenía su estancia en Porvenir, y una persona que hizo mucho por el automovilismo, incluso después fue nombrado delegado del Club de Volantes fueguino en las reuniones que se hacían en Punta Arenas”.

“Era muy activo, nunca dejó el automovilismo y siempre fue una persona reconocida. Creo que era de Punta Arenas, no recuerdo que haya nacido en Porvenir”.

– Luego aparece la época de los Rancheros, donde la figura fueguina fue Marcos Lausic.

– “Correcto, pero hay que reconocer también a Ivo (Milovic) quien logró ganar y pudo tener otros puestos de vanguardia en Río Grande y en Porvenir el ‘62, en la tercera edición de la carrera, y luego llegaron los triunfos en dos oportunidades de (Godfrey) Finlayson, una vez lo hizo (José) Muñiz, posteriormente Marcos (Lausic) el ‘66 y ‘67 y posteriormente se terminaron las actividades en el circuito ‘Almirante Señoret’”.

– ¿En el “Almirante Señoret” se corrió hasta ‘67 y ya el ‘68 se pasó al circuito de la Laguna de la Sal?

– “Claro. El nuevo circuito se denominó ‘René Schneider’ y posteriormente se trasladó todo al complejo deportivo ‘Marcos Lausic Biskupovic’, y se corrió por el interior porque ya estaba prohibido ocupar caminos públicos y el ‘René Schneider’ utilizaba parte del camino principal de Porvenir hacia  Sombrero, Manantiales y al camino internacional, entonces obviamente estaban muchas horas suspendidas las actividades”.

– Recientemente hubo competencia de rally espejo en Río Grande ¿tendremos Hermandad este 2021? ¿cuál es tu visión?

– “Creo que han ido cambiando las cosas, mucho más para los argentinos que para nosotros porque ya tienen autorización para hacer sus actividades automovilísticas”.

“Están preparando las motos ‘La Vuelta a Tierra del Fuego’, los veo muy adelantados. Eso puede ser bueno para Río Grande, Ushuaia y nosotros acá, pero primero tienen que abrirse las fronteras y eso todavía se ve lejano. Estamos en marzo, ya en abril tendrían que estar gestionándose los permisos y eso está contra reloj si es que algo se pudiese hacer”.

“Este año creo que lo vamos a pasar en banda nuevamente porque el tiempo se está viniendo encima”.

“Por otro lado, nosotros también tenemos nuestras actividades en el PRC, que podría ser la primera actividad que a lo mejor pudiese desarrollarse antes que el autódromo. Ojalá Porvenir pudiera hacer algo respecto al rally, porque una vez hechos los protocolos, los permisos serán más fáciles de conseguirse y volver a tener automovilismo”.