Necrológicas
  • María Socorro Díaz Muñoz
  • Marco Antonio Oyarzo Andrade
EDITORIAL

Descentralización financiera de los gobiernos regionales

Por La Prensa Austral Viernes 19 de Marzo del 2021

Compartir esta noticia
41
Visitas

Los días 10 y 11 de abril los chilenos acudiremos a las urnas para elegir, entre otras autoridades, a gobernadores regionales.

En lo que respecta a estas últimas autoridades, el gobierno vio la necesidad de hacer nuevos ajustes en la Ley N°19.175, Orgánica Constitucional sobre Gobierno y Administración Regional, con la finalidad de asegurar que, en el marco de las competencias que les entrega la actual ley, los gobernadores regionales cuenten con las herramientas adecuadas para cumplir con su mandato.

Este proyecto crea mecanismos de coordinación entre el gobierno central y la nueva autoridad regional electa. Al mismo tiempo, se busca entregar las herramientas y responsabilidad al gobierno regional para posibilitar una correcta planificación de sus finanzas, que permitirá mejorar la ejecución del presupuesto regional, entregar información transparente a la ciudadanía y evitar a tiempo la posible incursión en sendas fiscales insostenibles.

Lo anterior, responde a la promesa establecida en el programa del actual gobierno, de definir una ley de financiamiento y responsabilidad fiscal regional e introducir mayor transparencia y menor discrecionalidad en la asignación de recursos por parte de la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo.

Un avance en esta materia legislativa se produjo este miércoles, cuando la Comisión de Hacienda del Senado aprobó la idea de legislar sobre la iniciativa que plantea un cambio en la estructura del presupuesto regional, entregándole a los gobiernos regionales la potestad de distribuirlos conforme a la ley.

Si bien es necesario caminar hacia el fortalecimiento de la descentralización, resulta fundamental contar con un modelo de financiamiento que tenga relación con la realidad y dinámica económica de cada región, donde, sin duda, la particular geografía y condición de aislamiento de Magallanes asoman como factores que con el tiempo no han hecho más que prolongar un marcado desequilibrio económico y social.