Necrológicas

Madre de 46 años muere en medio de dramática lucha familiar por acceder a cirugía coronaria

Por La Prensa Austral Viernes 19 de Marzo del 2021

Compartir esta noticia
11,086
Visitas

Desesperado sin saber qué más hacer, Mario Vergara Solís, de 22 años, lanzó una dramática súplica en Facebook: “¡Por favor, salven a mi mamita!”. Y, es que su madre Patricia Solís, de 46, necesitaba una cirugía coronaria con urgencia, para lo cual se hacía necesario su traslado al Hospital del Tórax en Santiago. Fue la batalla que debió lidiar una familia por siete días, viendo cómo la vida de su ser querido se apagaba sin recibir la intervención quirúrgica que tanto anhelaban.

“Patricia Solís es mi madre, y madre de una pequeña de 15 años a la cual ama con todo su corazón. Llegó al Hospital Clínico el 7 de febrero, caminando, hablando y consciente y ahora la quieren devolver muerta a su familia. Los médicos la están dando por muerta ya que no hay camas Uci en el Hospital del Tórax (Santiago) o en el Hospital de Temuco. Necesita ser operada de urgencia de estenosis mitral severa de origen reumático, con indicación de recambio valvular. Se niegan a trasladarla, la quieren dejar morir”, escribió su angustiado hijo a través de Facebook.

La publicación fue compartida muchas veces y así llegó la esperanza para la familia, de que un equipo vendría de Santiago a salvarle la vida a esta madre que moría esperando, pero el equipo no alcanzó a venir y porque Patricia dejó de existir ayer a las 17,40 en el Hospital Clínico de Magallanes, tras permanecer en la Unidad de Cuidados Intensivos durante algunos días.

Su hijo señala que fueron a verla a la Uci, donde se les informó que su madre seguía en estado crítico, pero que los médicos llegarían hoy a operarla. “Transcurrió media hora cuando salieron dos médicos, quienes nos dicen que ya no le queda vida, sólo un momento y que la pasemos a ver, porque no había nada que hacer. Su presión estaba muy mal, sus pulmones dejaron de funcionar. En media hora falleció”, afirmó un dolido y aún en estado de shock, Mario Vergara.

“Pudieron haberla trasladado, pero la dejaron morir, un hijo se quedó sin su mamá. Sé que no van a sentir el dolor que siento, pero acá no hubo empatía”, reflexionó.

“Mi mamá ingresó al cuarto piso, a cama común y ahí ya sabían que había que trasladarla a Santiago”, añade su hijo, sin entender el desenlace fatal. Por ello la familia no descarta iniciar acciones legales. “Necesitamos que se haga justicia, porque esto no le puede pasar a nadie más”, manifestó.

Su hijo venía librando una dramática lucha para que lo ayudaran y pudieran salvar a su progenitora. Así, en la mañana de ayer en una entrevista con La Prensa Austral, formuló un urgente llamado. “Necesitamos que hagan algo, que la salven y que el hospital cumpla su palabra y que vengan especialistas de Santiago. Necesitamos que no sea necesaria la presión social para que puedan hacer algo”, clamaba su hijo unas horas antes que la mamá dejara de existir.