Necrológicas
  • Joaquín Chávez

Romina Vera: “Tengo la confianza que la condición médica de mi marido se revertirá”

Por La Prensa Austral Viernes 19 de Marzo del 2021

Compartir esta noticia
3,442
Visitas

Como un pequeñísimo avance en el camino de encontrar justicia para su marido, tomó Romina Vera Paredes el encarcelamiento en Puerto Natales, del conductor Marcelo Emmott Canumán.

Esta fue la persona que la noche del 27 de febrero, conduciendo en estado de ebriedad, colisionó y atropelló al cabo y enfermero del Ejército, Joani Cristóbal Calquín Salazar, cuando éste se desplazaba en su bicicleta mountain bike en la ciudad de Natales.

El miércoles el fiscal regional Eugenio Campos reformalizó cargos. Ahora por dos hechos: cuando el 7 de febrero, Emmott fue controlado por Carabineros manejando en estado de ebriedad y luego, con apenas 20 días de diferencia, volvió a subirse a un auto en la misma condición etílica. Esta vez las consecuencias fueron de extrema gravedad, porque dejó a un inocente ciclista en estado vegetativo, debiendo ser evacuado en avión ambulancia al Hospital Militar de Santiago.

La Fiscalía pidió la prisión, por considerar que este tipo de conductores no pueden estar libres, menos teniendo una condena anterior por el mismo delito.

Esposa

Romina Vera Paredes, esposa de la víctima, dijo que “lo justo es justo, porque así como mi marido está postrado en cama él debe estar preso”.

A través de La Prensa Austral quiso agradecer públicamente, “y de corazón al fiscal Eugenio Campos, que desde el primer momento tomó contacto conmigo. Es una persona muy empática, muy de piel. El tiene una energía especial. Conozco y ubico a otros fiscales, pero no de la manera que él acoge a las personas, así que estoy muy agradecida con su trato para conmigo y lo mismo para Alejandra Guevara (jefa de la Unidad de Víctimas y Testigos), dos excelentes personas. Este avance es por ellos”.

Sobre el estado de salud de su marido, mucho no puede informar, sólo que continúan los exámenes, “pero con la ayuda de Dios tengo la fe y convicción de que mi marido se va a sanar. Según el relato de los médicos no hay avances, pero yo tengo la confianza de que esto se revertirá. Mi marido volverá y esta pesadilla terminará en algún momento, más pronto que tarde”.