Necrológicas
  • Nancy Townsend Crighton
  • Juan Carlos Zambil Vera

Cura de Catapilco magellanicus

Por Emilio Boccazzi Campos Lunes 22 de Marzo del 2021

Compartir esta noticia
100
Visitas

A pocos días de las elecciones municipales, de constituyentes y de gobernador regional, es quizás en la elección municipal de la comuna de Punta Arenas, donde el aforismo o la popular expresión chilena “Cura de Catapilco” la veo como posible de aparecer tristemente.

Antonio Zamorano Herrera, sacerdote y luego político, fue candidato a la Presidencia de la República el año 1958. En dicha elección donde resultó vencedor por estrecho margen Jorge Alessandri Rodríguez por sobre Salvador Allende Gossens (31 a 28 por ciento), el candidato Zamorano Herrera, obtuvo el 3,3 por ciento, votación que no le resultó ni de cerca para alzarse como Presidente de la República, pero sí para impedir la llegada de Allende a La Moneda, 12 años antes. La sabiduría popular acuñó la expresión Cura de Catapilco, para la Universal expresión “el perro del hortelano”, que es quien no come ni deja comer, o quien con su acción genera una distorsión de la voluntad mayoritaria.

¿Por qué recuerdo o saco del baúl de los recuerdos (valga la redundancia) a este personaje de la escena nacional, conocido como el “Cura de Catapilco”, a menos de 20 días de las elecciones para alcalde de la comuna de Punta Arenas? Es quizás porque veo a un candidato oficialista o que intenta una reelección y que corre los 100 metros planos libre y por el carril número 1 de la pista, y a los dos candidatos de oposición a este mediático personaje, corriendo en la misma pista, pero la prueba de 110 metros vallas. Y uno va en el carril 4 y el otro en el 5. Uno va con serias posibilidades de pillar y pasar incluso al que corre por el carril 1 y el otro, va desinflado, poniendo en riesgo que el candidato del carril 4 pille al “favorito del gobierno”.

Sin duda, esta escena metafórica y lúdica de la pista de cenizas, que para contextualizarla la imagino en el viejo estadio de la Confederación, no hace mucho agrado a cientos de puntarenenses que están colmando las aposentadurías del viejo estadio, incluso hay algunos sentados desde la falda del cerro del viejo Cementerio Municipal. Recordé por un momento, las viejas pruebas del Campeonato de Magallanes de Ciclismo (que hermosa nostalgia). Pero bueno, vamos a lo que concierne en 20 días. Para los recuerdos siempre habrá tiempo.

Si el pequeño corredor de frente amplia que va por el carril 5, no entiende que su presencia en la pista de cenizas (o de rekortan para las nuevas generaciones), no aquilata que su sola presencia, puede hacer tropezar o entorpecer el veloz sprint que esté desarrollando el master (maestro) velocista del carril 4, para rebasar al rubio corredor del carril 1, los lamentos y desazón para el grueso público que tiene esta carrera, será tan grande como la vastedad de nuestra pampa patagónica.

Probablemente, de no mediar, que los llamados a la unidad de la oposición, no sean palabras vacías o carentes de significado o de real intención, corremos el serio riesgo de que tengamos nuestra propia versión magallánica, patagónica o puntarenense del Cura de Catapilco.

En las últimas horas, ha emergido como Precandidato Presidencial, el diputado Gabriel Boric , de fuerte vínculo con el candidato del carril 5. Veremos si sus llamados a la unidad, los comienza conjugando en su propia región y comuna.