Necrológicas
  • Joaquín Chávez

Las sorprendentes predicciones para el fin de la pandemia, según un experto de Yale

Por La Prensa Austral Lunes 22 de Marzo del 2021

Compartir esta noticia
1,006
Visitas

El científico social Nicholas Christakis pronosticó cuándo se volverá a la normalidad. Por qué dice que podrá haber una
mayor liberación sexual y consumo, una vez superado el shock psicológico, social y económico. Los nuevos locos años 20.

El Covid-19, declarado pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS) hace poco más de un año, se presentó como un cisne negro, metáfora acuñada por el filósofo libanés Nassim Taleb para describir un suceso sorpresivo, de gran impacto socioeconómico y que, una vez superado, se racionaliza por retrospección, y cambió por completo los usos y costumbres de la humanidad, tanto en el modo de relacionamiento social, así como en las modalidades de trabajo.

A un año y 3 meses de su génesis, científicos ahora afirman que el Covid-19 surgió en China en octubre de 2019, dos meses antes que los primeros casos diagnosticados.

En su último libro, Apollo’s Arrow: The Profound and Enduring Impact of Coronavirus on the Way We Live (La flecha de Apolo: el impacto profundo y duradero del coronavirus en la forma en que vivimos), el médico y científico social estadounidense Nicholas Christakis, profesor de la Universidad de Yale, analiza cómo fueron y qué impacto dejaron las diversas epidemias a lo largo de la historia. Y, con esa base, se anima a pronosticar que, para cuando llegue el final del Covid-19, será posible hablar de una posible vuelta al estilo de los “locos años 20”.

El especialista, autor de más de 200 artículos y varios libros, compartió cómo espera que sean los próximos meses.

– A poco más de un año de pandemia de Covid-19, ¿qué lectura hace sobre el momento que estamos transitando?

– Una de las cosas que es extremadamente importante comprender sobre lo que está sucediendo es que esta forma de vida que tenemos se siente muy extraña y antinatural, pero las plagas no son nuevas para nuestra especie. Son sólo nuevas para nosotros. Creemos que esto es una locura, pero no lo es. Durante miles de años, la gente ha estado lidiando con plagas. Las plagas están en la Biblia, están en Homero, están en Cervantes con Don Quijote, están en Shakespeare. Las plagas son parte de la experiencia humana. Por lo general, llegaban con poca frecuencia, por lo que estamos en medio de un evento que ocurre una vez en un siglo..

– A diferencia de otras plagas (y aunque sea reciente y aún falte muchísimo), en esta pandemia tenemos vacuna en tiempo récord.

– Sí, tenemos. Esto es cierto. En todas las primeras plagas, las personas a menudo pensaban que podían hacer algo contra el germen. Podrían rezar, por ejemplo. O, en la época medieval, con la peste bubónica, tenían la idea de que si agarraban serpientes, las cortaban en pedacitos y las mezclaban con cebollas y luego se lo frotaban el cuerpo, esa mezcla podría ayudar. La diferencia es que ahora tenemos tratamientos reales que realmente funcionan y somos las primeras generaciones de seres humanos que hemos podido desarrollar en tiempo real medidas efectivas contra la plaga.

-Sin embargo…

– Es importante entender que -aunque hemos inventado esta vacuna en un tiempo récord, algo que es asombroso-, sé que a Chile le va muy bien con la vacuna, no sé cómo está la Argentina en ese tema, tenemos que fabricar millones de dosis, tenemos que distribuirlas, tenemos que administrarlas, tenemos que persuadir a la gente para que las acepte y tenemos que vacunar al menos al 50% de las personas para llegar a la inmunidad de rebaño. Y cuando alcancemos la inmunidad colectiva no significa que el germen no vaya a estar. La inmunidad colectiva no es erradicación. El germen puede estar todavía allí, incluso puede matarnos, pero la fuerza pandémica se habrá detenido. Por lo que necesitamos al menos llegar al 50% de vacunados. Mientras tanto, el germen todavía se está propagando.

– ¿Cuándo alcanzaremos la inmunidad de rebaño?

– Creo que hasta fines de 2021, al menos, estaremos viviendo en este mundo cambiado. En otras palabras, nos llevará tiempo la vacunación y mientras tanto el germen se está propagando. Entonces, no vamos a alcanzar la inmunidad colectiva hasta finales de 2021. Y hasta ese momento vamos a usar barbijos, vamos a seguir con distanciamiento social y veremos cierres de negocios, escuelas y fronteras, etcétera. Y esto, suponiendo que no aparezcan nuevas variantes para las que la vacuna no sea efectiva. Eso sería muy malo. Así que tendremos que lidiar con el virus hasta finales de año o principios de 2022.

– ¿Cómo sigue la vida después?

  Y en ese punto dejaremos atrás el impacto biológico y epidemiológico de la pandemia, la ola, como un tsunami, bajará y se verá el daño. Países devastados. Vamos a entrar en un período intermedio y vamos a tener que hacer frente al shock psicológico, social y económico. Tendremos que limpiar. Millones de personas habrán perdido sus trabajos, millones de niños que faltaron a la escuela, millones de personas estarán desamparadas por problemas de salud a largo plazo. Todos esto requerirá dinero para hacer frente a las respuestas sociales. Y eso llevará tiempo. Si miras la historia de las plagas desde hace años, tomará un año, dos años. Digamos, hasta finales de 2023.

– ¿Podemos pensar en un período pospandémico para 2024?

– A partir de 2024, entraremos en el período pospandémico y creo que será como los locos años 20 del siglo XXI, en comparación con los locos años 20 del siglo XX. La gente, que ha estado encerrada, querrá salir, va a haber fiestas, va a salir a discotecas, restaurantes, eventos deportivos y recitales. Es posible que veamos algunos cambios en los comportamientos sexuales y habrá gente que gastará dinero, que consumirá. Creo que tendremos algo así cuando finalmente dejemos atrás la plaga.

– ¿Qué lecciones podemos tomar de este presente para el futuro, para nuestros hijos?

– El problema es que nos olvidamos. Tenemos tradiciones orales sobre pandemias. Las plagas están en la Biblia. Tenemos epidemiólogos que saben de epidemias, tenemos historiadores médicos. La humanidad tiene este conocimiento, pero no tenemos la experiencia de vida. Pero el punto es que si pasó hace mucho tiempo, nos olvidamos. Y recibimos el shock de nuevo cuando tenemos la experiencia. Creo que una de las lecciones es que tenemos que estar mejor preparados. No debería volver a ocurrir pronto. Pero, si me preguntas si creo que la gente va a aprender una lección, la respuesta es no.

Infobae