Necrológicas

Ejército aplicó drásticas sanciones a otros dos militares que acompañaban a teniente desaparecido en el Estrecho

Por La Prensa Austral Miércoles 24 de Marzo del 2021

Compartir esta noticia
6,078
Visitas

Paralelamente a la adopción de medidas disciplinarias, los antecedentes fueron enviados a la seremi de Salud.

Apenas asumió en diciembre, el comandante en jefe del Comando Conjunto Austral y comandante en jefe de la Quinta División del Ejército, general Sergio Estévez Valencia debió enfrentarse a un desgraciado suceso para la institución: la desaparición del teniente Hugo Fuentealba Pozo, ocurrida el 27 de diciembre pasado en aguas del estrecho de Magallanes, en el sector de Chabunco, tras realizar un paseo en kayak, en compañía del teniente Pedro Pablo Moya Medina, quien sobrevivió. Una suerte que no corrió su compañero, de cuyo paradero no hay rastro.

La búsqueda fue muy intensa, pero fue disminuyendo al no tener resultados, ante la angustia de la familia, en la que la madre del teniente, Mariela Pozo encabezó cada operativo. A casi tres meses de esta tragedia, Estévez enfatiza que la búsqueda ahora es pasiva, esto es, no como parte de una operación específica, sino que todos los estamentos de las Fuerzas Armadas deben estar atentos, en cada labor, a encontrar un nuevo indicio que permita hallar al infortunado militar.

“La Vª División comenzó a realizar patrullajes en el borde costero, tanto en el litoral de Punta Arenas como en Tierra del Fuego y se realizó el proceso de búsqueda que comprende siete días, según lo que establecen los protocolos internacionales y que están vigentes y que debe desarrollar la Gobernación Marítima. Después de los días de búsqueda más intensa, ante la insistencia de la familia, hicimos una solicitud a la gobernación de hacer una ampliación de búsqueda, proceso que se desarrolló, y en que la Armada y la Fuerza Aérea nos colaboraron, lamentablemente sin encontrar ninguna señal que nos permitiera dar con el teniente Fuentealba. Después hubo una reunión con la intendenta, que accedió a ampliar el periodo de búsqueda, hasta que finalmente, cuando se cumplieron todos los plazos que pudieran ser reglamentados, porque hay un momento en que las ganas de buscar pueden ser muchas, pero los recursos que están entregados a las instituciones, específicamente a la Armada o la Onemi comienzan a escasear, se dio término a la búsqueda en forma oficial, pero se continuó con lo que el protocolo internacional denomina la búsqueda pasiva, en que ya no habrá medios de otras instituciones específicamente buscando al teniente, sino que se manda un mensaje a todas las naves, informando de la pérdida de un ciudadano y que dé aviso”, resumió Estévez.

El Ejército continúa con patrullajes en el borde costero, revisando si existiera algún vestigio que arroje el mar y que son los que más resultados han dado desde que se produjo la tragedia. “La búsqueda la vamos a continuar hasta el 27 de junio, cuando se cumplirían seis meses. Los únicos cambios que se van a producir son que, obviamente, producto del tiempo transcurrido tenemos que empezar a enfrentar otras actividades, como la recepción del contingente nuevo, los procesos eleccionarios que vienen próximamente y estamos manteniendo, aún, el proceso de Estado de Excepción, por lo que vamos a continuar los patrullajes, pero ya solamente los fines de semana y con el personal voluntario que, en la división en que trabajaba él, siempre hay y todos estamos pendientes, pero no podemos seguir buscando con la misma frecuencia”, reconoció el jefe castrense.

En torno a esta desaparición, a pesar de la pena que embarga a la institución, debieron aplicar sanciones contra los otros participantes en esa salida, que se produjo en pleno fin de semana en que Punta Arenas estaba en cuarentena. “Dado que claramente infringieron normas que estaban establecidas, fueron sancionados drásticamente como correspondía, y también se presentaron los antecedentes a la seremi de Salud, porque nosotros no estamos sobre la ley”, enfatizó Estévez, que de todas maneras, sostiene que estos efectivos se dejaron llevar por el entusiasmo de la juventud.

El general Estévez destaca además que mantienen contacto con la familia y el apoyo ante esta situación, dentro de las posibilidades. “Es lamentable no poder dar más, si yo pudiera secar el Estrecho y revisar roca por roca para encontrar a Hugo, lo habría hecho”, lamentó. En todo caso, nunca pierden las esperanzas de encontrar algo, tal como sucedió con el helicóptero que fue hallado, cuarenta años después, en el sector del cerro El Plomo, en la Región Metropolitana. “Eso demuestra que la búsqueda pasiva se realiza y que el Ejército, en cuanto encuentra los restos, los pudimos rescatar, se les entregó a los familiares y se les dio una sepultura como correspondía”, ejemplificó, pero si bien asegura que seguirán apoyando a la familia, “vamos a seguir, siempre y cuando estén dentro de los cánones, no puedo ir más allá de lo que la ley me permite o que reglamentariamente puedo hacer. Si llegara a aparecer ropa que pueda ser identificada informamos a la Gobernación Marítima o al fiscal, que puede solicitar la reapertura de la investigación e ir a explorar la zona que permita buscar a ver si se encuentra algo más, pero todo obedece a un indicio que permita reactivarla, pero es poco práctico estar recorriendo zonas en que no vamos a tener un resultado”.