Necrológicas
  • Nancy Townsend Crighton
  • Juan Carlos Zambil Vera

Condenado a 6 años de cárcel efectiva por ingresar a robar a una vivienda

Por La Prensa Austral Domingo 4 de Abril del 2021

Compartir esta noticia
255
Visitas

Su pasado le impidió postular a cualquier tipo de beneficio extracarcelario, así que los jueces sentenciaron ayer a seis años de presidio efectivo a Daniel Alexis Alarcón Barría, quien el próximo mes cumple 20 años de edad.

Es la pena que le impusieron por cometer un robo con fuerza en una casa, a mediados de enero del año pasado.

Los jueces analizaron “las múltiples anotaciones prontuariales que registra el extracto de filiación y antecedentes del acusado, como adolescente, en que constan un total de ocho condenas por sentencias originadas en procesos tramitados de conformidad a la Ley de Responsabilidad Adolescente”.

Esto era para analizar si podía cumplir en libertad la condena, la primera que recibe como adulto, para efectos de una reinserción pero la conclusión es que todas ellas, en sí, “constituyen un reproche jurídico penal”, y por ende esto impide considerar como “irreprochable” su conducta anterior.

Robo

Fue en la madrugada del 15 de enero de 2020 que Daniel Alarcón llegó hasta una vivienda de calle Patagona, altura del 4.000, saltó el cerco y rompió el vidrio de una ventana para ingresar.

Subió al segundo piso y registró todo, escogiendo varias especies de valor para llevarse, entre ellas un teléfono celular. Pero en esos momentos escuchó ruidos. Era la dueña de casa, situación que lo hizo huir porque pensó que no había nadie. Bajó corriendo al primer piso, escaló un muro y se metió a la propiedad colindante, en contra de la voluntad de la afectada.

En esos momentos se escondió porque los carabineros llegaron prontamente al lugar, pero igual fue detenido.

La Fiscalía, representada en este caso por Oliver Rammsy, llevó al acusado a juicio oral y pidió 8 años de cárcel, esgrimiendo que lo afecta la agravante de responsabilidad penal.

El defensor del acusado, José Miguel Navarrete, dijo que no estaba acreditado el robo, sobre todo porque no hubo sustracción de especies. Y que su cliente, al verse sorprendido al interior de una casa, salió raudamente cayendo en el patio de un segundo inmueble. Y que su intención no era otra que escapar del actuar policial, para evitar ser detenido. Con esto pretendió justificar que no hubo violación de morada.

Finalmente los jueces Julio Alvarez, José Flores y Guillermo Cádiz condenaron al acusado a 6 años de cárcel por el robo, y a una segunda pena de 61 días por el delito consumado de violación de morada.