Necrológicas
  • Pascual Anselmo Candia Almazabal

En tiempos de pandemia se potencia la venta de ropa usada

Por La Prensa Austral Jueves 8 de Abril del 2021

Compartir esta noticia
434
Visitas

Mujeres ayudan a sacar adelante a sus grupos familiares, a través del comercio ambulante.

La crisis económica que generaron las extensas cuarentenas, producto de la pandemia, viene golpeando duro a todos por igual.

Los despidos y la extensa cesantía pusieron de moda la frase “reinventarse”. Miles de personas han tenido que buscar la forma de generar recursos para solventar gastos básicos en el hogar, partiendo por el pago de arriendo y comprar alimentos.

Una realidad de la que no escapa la ciudad de Punta Arenas.

La venta de artículos usados se ha convertido en una gran alternativa para generar recursos económicos, sobre todo, el vestuario.

Angélica Almonacid Salas se dedica a este rubro, condicionada por la situación económica. Agradece a quienes puedan llevarle ropa a su casa, en calle Manuel Rodríguez Nº2230, al llegar a Briceño, o de lo contrario la pueden llamar al 9-54696256 y ella puede gestionar la forma de retirarla.

“Con todo esto de la pandemia, como familia no nos quedó otra que buscar una alternativa y optamos por dedicarnos a vender ropa, porque tenemos que pagar arriendo”. Han postulado a los bonos promovidos por el gobierno, pero en su caso es insuficiente.

“Opté por dedicarme a vender ropa usada luego que el alcalde nos autorizara a trabajar en la feria de Independencia (Avenida Salvador Allende). Lo que obtengo me ayuda a pagar boletas de consumo y comprar víveres”.

El marido también debió reinventarse, porque trabajaba en la construcción pero terminó dedicado a la venta de algunas comidas preparadas, como milanesas, y ahora hace pan amasado.

De esta manera reúne dinero para su grupo familiar, integrado por ella, el esposo, dos hijos y un nieto que los visita a diario.

Entre tanta ropa que les regalan, muchas veces la gente, que tiende a deshacerse de lo que no les sirve, terminan llevando artículos en muy mal estado cuyo único destino son los contenedores de basura.

“No es que sea mal agradecida pero es que tengo que seleccionar la ropa”, manifestó Angélica.
Cuando el clima acompaña vende en la feria.

Feriante

Paulina Reyes Pizarro, presidenta de la Agrupación Esperanza Austral, de la Feria Alfredo Lorca, sostuvo que este lugar se ha convertido en el tiempo en un paseo obligado para cientos de personas los fines de semana. Hasta pasa a ser una terapia.

La pandemia los golpeó duro pero ahora, luego que la comuna de Punta Arenas lograra avanzar a Fase 3 pudieron gestionar los permisos y retomar las ventas.

“Para nosotros era tremendamente complicado no poder ejercer el comercio ambulante, sobre todo porque el 80 por ciento de quienes estamos ahí somos jefas de hogar”, complementó.

La gente encuentra lo que busca en la feria, sobre todo ropa usada, que es lo más demandado. Luego vienen los juguetes, calzado, menaje de hogar y víveres.

Si alguien quiere contactarla para regalarle ropa, dejó a disposición su número celular 9-64036812.

Sin trabajo

Norma Gallardo Campos es otra mujer que con mucho esfuerzo ayuda económicamente a sacar adelante a su grupo familiar, integrado por el esposo, dos hijos, de 8 y 16 años y ella.

“Ahora estoy sin trabajo, así que vendemos ropa por lote y esto nos ayuda para pagar el arriendo y solventar otros gastos”.

De complicada cataloga la situación económica en pandemia, pero se esfuerza por obtener recursos a través de la venta de todo tipo de ropa, adulto, niños, adolescentes; también calzado.

Las personas que quieran tenderle una mano pueden contactarla al 9-45738722, o ubicarla en Puerto Varas 1143, interior, población El Pingüino.