Necrológicas
  • Rosa Oriales Hernández Vega
  • Sara Huenchor Mancilla

En su despedida de Punta Arenas el Cine Pavilion agradeció la preferencia de los magallánicos durante estos 10 años

Por Cristian Saralegui Domingo 11 de Abril del 2021

Compartir esta noticia
7,866
Visitas

– Aunque el anuncio se formalizó a mediados del año pasado, su dueño, el australiano y creador de la cadena de cines Hoyts, Phillip Hordern llegó a la región a entregar las llaves del local comercial y llevarse los últimos vestigios de la sala.

Con la sencillez de un ciclo más que se cierra tomó el ahora ex dueño del Cine Pavilion, Phillip Hordern, el cierre de las salas ubicadas en el Mall Espacio Urbano Pionero. Este australiano que se radicó en Chile y que creó la cadena de cines Hoyts, llegó a Punta Arenas a finiquitar los últimos detalles del espacio de difusión del Séptimo Arte, pese a que el cierre se anunció en julio del año pasado, cuando la pandemia comenzaba a mostrar su rostro más despiadado en Magallanes.

En un descanso del embalaje de cajas con equipos, luces y todo lo relacionado a una mudanza, Hordern hizo un balance positivo de los diez años que permaneció el Cine Pavilion en Punta Arenas.

“Tenemos dos complejos, uno en Santiago, en San Miguel, y otro en Punta Arenas, partimos en noviembre de 2010 y trabajamos muy bien en este tiempo, con sobre 2 millones de personas en la sala, ¿y cuántas personas viven en Punta Arenas? ¿150 mil? (risas) imagínese cuánta gente vino aquí. Muchas gracias a Punta Arenas, al público, el soporte, por su entrega durante estos años. El otro día hice el cálculo que pasamos sobre 2.500 películas diferentes en estos diez años. Tengo un equipo de 15 personas, todas locales, y que han trabajado muchos años con nosotros”, destacó Phillip Hordern.

Junto a él estaba la encargada del cine, Patricia González, quien destacó que “fuimos una empresa que dio una oportunidad grande, sobre todo a los jóvenes, porque muchos chicos que salían de cuarto medio y sin experiencia laboral, nosotros los acogimos para darle su primera oportunidad laboral, esa fue nuestra idea también y creo que lo logramos. Fuimos un local de entretención y nos gustaba trabajar con jóvenes dinámicos y así logramos tener un staff que permaneció muchos años hasta que empezaban a trabajar en lo que estudiaron”.

Hordern recordó además que en las salas de Cine Pavilion se dio espacio a la exhibición de los premios Pedro Sienna, y el Festival Ficams, que se realizó en cuatro oportunidades en este espacio, además de tener el apoyo de la Municipalidad de Punta Arenas y establecimientos educacionales. “Para mí, el gran placer era ver una fila en el lobby, llena de chicos, todos ansiosos por ver la última película”, sintetizó.

Pese a ello, el cierre fue inevitable, algo que Hordern toma con naturalidad: “El primer cine del mundo abrió en 1910 y ahora estamos en 2020, han pasado muchos años de la industria del cine, que es muy grande y la razón por la que se mantiene es porque a la gente le gusta. Recordamos la primera película que vimos cuando niños. Es un negocio simpático y he estado 25 años en este negocio, desarrollé todos los cines Hoyts, pero esto es algo que hicimos para la alegría de la gente. Nuestro contrato de arriendo era por diez años y finalizaba en julio del año pasado, y tomamos la decisión de no continuar. Tenemos otra orientación de la empresa, para desarrollar otro proyecto, seguiremos en el negocio de películas, pero online y por streaming”, finalizó Phillip Hordern.