Necrológicas
  • Ana María Toledo Pincheira
  • Javier Almonacid Oyarzo
  • Humberto Espinoza Berger
  • María Angélica Andrade Lorca
  • Florangel Alvarez Quezada

Hotel, cabañas y servicios para motorhome figuran entre los proyectos por ejecutarse en Lago Fagnano

Por La Prensa Austral Domingo 11 de Abril del 2021

Compartir esta noticia
630
Visitas

– Las empresas deben completar en un plazo de cuatro años las inversiones comprometidas tras
adjudicarse los terrenos que fueron vendidos por el Estado en poco más de $134 millones.

Rolando Martínez Vergara

rmartinez@laprensaaustral.cl

Se prevé que para el año 2026 o en 2027 esté terminado el camino al sur de isla Tierra del Fuego y que permita avanzar desde Lago Fagnano, -hasta donde se puede llegar hoy-, y alcanzar bahía Yendegaia desde donde se podrá cruzar el Canal Beagle en ferri y llegar al frente a Puerto Navarino en la isla Navarino.

Actualmente el Cuerpo Militar del Trabajo avanza en dos frentes la apertura de la ruta y construcción del camino, pero cuando terminen ambos contratos quedará la última etapa, quizás la más desafiante, para construir 15 kilómetros en lo alto de la cordillera de Darwin. Este último contrato aún está en diseño de bases para su llamado a futura licitación.

Por ello es relevante la infraestructura de servicios y de alojamientos turísticos que pueda desarrollarse en el futuro, al sur de la isla Tierra del Fuego, con un paisaje prístino marcado por sus masas boscosas, el parque Yendegaia o lagos como Despreciado y Fagnano.

Para algunos su desarrollo futuro debe ser bajo parámetros exigentes que no rompan el equilibrio sustentable, prístino y natural ante el mayor flujo de visitantes.

Bajo este objetivo y con una mirada sustentable el ministerio de Bienes Nacionales oficializó disponer en la zona del seno Almirantazgo 26 lotes aptos para el desarrollo de fines turísticos y de conservación. Cinco empresas cancelaron en conjunto al Fisco de Chile más de 130 millones de pesos, lo que equivale a 4.633 UF, proyectando una inversión promedio de 522 millones de pesos en el plazo de cuatro años para entrar en operaciones.

La secretaria regional ministerial de Bienes Nacionales, Francisca Rojas, expresa que los instrumentos de gestión territorial que la cartera tiene a disposición, en especial las ventas y concesiones onerosas; que aportan con el 65% de los ingresos al patrimonio del Gobierno Regional, junto al centenar de arriendos vigentes en Magallanes, serían sólo cifras, si no fuera porque hay personas que hacen una arriesgada apuesta cuando postulan a emprender en suelo fiscal.

“Nuestra geografía es desafiante y a veces, incluso, resulta difícil el acceso a los inmuebles que queremos poner en valor. Por eso veo con mucha admiración a quienes emprenden en la ciudad de Puerto Williams o el sur de Tierra del Fuego y me alegra tener la posibilidad de brindarles una mano desde acá”, sostiene.

La seremi agrega que recientemente el ministro de la cartera, Julio Isamit, anunció que este año se espera licitar más de trescientos inmuebles en todo el país generando nuevas oportunidades en diversos ámbitos tales como la energía y el turismo, contribuyendo a tener un escenario de más empleo y calidad de vida mediante iniciativas sociales y económicas que hagan frente a los efectos negativos de la pandemia.

Los inversionistas beneficiados en esta postulación se adjudicaron los lotes denominados RA-2H, RA-2K, RA-2P, RA-2R y CM-3 con superficies que no superan las dos hectáreas cada uno y permitirán el levantamiento de instalaciones como lodges de pesca y espacios aptos para la llegada de, por ejemplo, motorhomes o casas rodantes hasta las riberas del río Azopardo, lago Fagnano y Caleta María en el Seno Almirantazgo.

Cabañas y servicios
a motorhome

Roberto Mayorga es uno de los emprendedores que aspira a desarrollar un proyecto a orillas del río Azopardo y su apuesta es construir algunas cabañas y servicios para la atención de vehículos motorhome o aquellos que lleguen con casas rodantes.

Si bien está trabajando en su proyecto, la inversión prevista podría bordear casi US$1,2 millones, es decir unos $865 millones, considerando lo caro que resultará mantener las obras en ese punto tan lejano.

“En las últimas décadas en nuestro país ha aumentado el acceso a las casas rodantes (motorhome).  Estos vehículos, permiten recorrer amplias distancias sin la necesidad de preocuparse por la presencia de alojamiento, incluso posibilitando el acercamiento a zonas despobladas y alejadas de los servicios de las ciudades. Un aporte importante de estos vehículos es la baja intervención sobre los territorios, es decir, permiten la presencia humana sin tener que alterar mayoritariamente los espacios naturales”, describe Mayorga.

Agrega que la Región de Magallanes, caracterizada por grandes distancias y lugares inhabitados, tiene inmenso potencial para difundir el uso de motorhomes para el turista nacional y extranjero.

“Estamos llenos de parajes posibles de visitar gracias a una política de desarrollo de caminos que permitan la conexión terrestre entre los distintos poblados. En particular, la isla grande de Tierra del Fuego cuenta con los caminos, el clima y los parajes ideales para el recorrido de estos vehículos”, sostiene.

En su proyecto, aspira levantar un complejo de cabañas, que totalizan 664 m2 de construcción, que busca entregar una solución a lo anterior, una parada, un parque de descanso, limpieza para los turistas motorizados. Para ello contempla además entregar una solución a la descarga de los sistemas de desechos humanos a las motorhomes que recorren Tierra del Fuego.

Dice que el terreno adquirido es un lote de 1,83 hectáreas y en la implementación de su infraestructura usará energías renovables, utilización de artefactos de bajo consumo y una instalación inteligente y sustentable que permita la reutilización de aguas internas y externas como la captación de aguas lluvias y tratamiento de aguas residuales.

Roberto Mayorga espera instalar las faenas en septiembre, pero todo estará supeditado a las condiciones climáticas. “La construcción se realizará con el sistema constructivo de paneles Sip (Paneles Prefabricados de Poliestireno Expandido), el cual nos permitirá pre-fabricar gran parte del proyecto en la ciudad de Punta Arenas, ahorrando tiempo e inversión dada las características aisladas del sitio del proyecto. Se utilizará el doble del espesor recomendado para esta zona, con el fin de reforzar la aislación térmica para ahorrar en el sistema de calefacción”, explica.

Alojamiento
para 60 personas

Otro de los proyectos está a cargo del arquitecto Merlyn Miller, quien detalla una serie de tramitaciones que deberán cumplir y acreditar ante el Estado para poder concretar el proyecto cuya inversión podría bordear entre los US$4 y US$6 millones, considerando los altos costos que implica instalar la logística y trasladar los materiales y mano de obra al sur de la isla Tierra del Fuego.

En la propuesta del proyecto plantean que lo orientan a la experiencia del visitante, quien además de poder transitar por parajes de una belleza “apabullante” contará como alojamiento un edificio que entregue las comodidades necesarias para poder tener una vivencia similar a la de quienes colonizaron Tierra del Fuego. Para ello se utilizará tecnología esencial para tener el menor impacto sobre el ecosistema reinante.

También apuesta a que sea un lugar que acoja a investigadores o estudiosos de la zona más allá de la temporada estival.

La idea es construir una infraestructura de 1.100 metros cuadrados de dos pisos sobre pilotes con capacidad para recibir a 60 personas. “Como es fundamental el contacto con el entorno contará con zonas de descanso en altura, protegidas por muros de alta transparencia orientados hacia el lago Fagnano”, señala.

El sistema de generación eléctrica será con energía renovable y parte de su estructura será prefabricada en Punta Arenas. Su apariencia desde el exterior será a un estilo parecido a un galpón de esquila y amigable con el entorno paisajístico del área.