Necrológicas
  • Florangel Alvarez Quezada
  • Odesa María Medur Didivic
  • Orlanda Baeza Becerra
EDITORIAL

Covid-19 y salud mental

Por La Prensa Austral Jueves 15 de Abril del 2021

Compartir esta noticia
42
Visitas

Mientras persiste la preocupación por la disponibilidad de camas de cuidado intensivo para los pacientes enfermos de coronavirus en todo el país, en Magallanes crece la inquietud por el aumento de las personas que manifiestan trastornos mentales.

En el principal recinto hospitalario se ha debido destinar un número importante de camas para poder internar a personas que requieren ser estabilizadas y estar bajo observación médica por un tiempo prolongado.

En tanto, la demanda por consultas psiquiátricas se ha incrementado tres a cuatro veces respecto de un periodo normal y las listas de espera son mayores a dos meses, según informó el jefe del departamento de Salud Mental del Servicio de Salud Magallanes, psiquiatra Juan Vukusich.

El profesional advirtió, en un reportaje publicado el domingo pasado en El Magallanes, que el aumento de pacientes ha sido exponencial y que en el recinto de atención de Miraflores están enfrentando un colapso inigualable.

A nivel nacional y antes de la pandemia (2019), siete de cada diez chilenos reconocían tener o haber tenido algún tipo de enfermedad, estrés laboral o problema alimentario. Esto fue refrendado por la Encuesta Nacional de Salud que indicó que una de cada cinco personas había sufrido una patología mental durante ese año.

Empero, un año después este cuadro comenzó a agravarse producto de la pandemia. Preocupación y ansiedad han incidido negativamente en la salud mental de las personas y los magallánicos no han sido la excepción. Muchas familias han estado abrumadas por la incertidumbre, la alteración drástica de sus rutinas, la pérdida de sus trabajos, el aumento de las presiones económicas… Todo esto rematado por la soledad derivada de las medidas de aislamiento social.

Nadie tiene aún una estimación cierta sobre el impacto que esta crisis sanitaria y económica está afectando mentalmente a las personas y, lamentablemente, no se observa que hayan medidas específicas para enfrentar tal situación en Magallanes.