Necrológicas
  • Luisa Peña Zambrano
  • Hernán Guajardo
  • Orlando Estefó Cárcamo
  • Hernán Guajardo Valderas

Restaurar nuestra tierra

Por Alfredo Soto Martes 20 de Abril del 2021

Compartir esta noticia
50
Visitas

El título de esta columna ya no nos llama a cuidar la Tierra sino que hace la diferencia a golpear nuestras conciencias y a exigirnos que restauremos nuestros entornos que ya están siendo altamente afectados por la presencia y por sobre todo las conductas humanas. La Madre Tierra claramente nos está pidiendo que actuemos. Los océanos se están llenando de plásticos y se vuelven más ácidos. El calor extremo, los incendios forestales y las inundaciones, así como una temporada de tormentas en algunos puntos del planeta que hacen estragos y que han batido récords y han afectado a millones de personas. Ahora nos enfrentamos a una pandemia sanitaria mundial con una fuerte relación con la salud de nuestro ecosistema.

Los cambios provocados por el hombre en la naturaleza, así como los crímenes que perturban la biodiversidad, como la deforestación, el cambio de uso del suelo, la producción agrícola y ganadera intensiva o el creciente comercio ilegal de vida silvestre, pueden aumentar el contacto y la transmisión de enfermedades infecciosas de animales a humanos, en simples palabras pero complejas situaciones, estamos en una gran crisis que aborda todo del todo, nadie está a salvo de dichas manifestaciones y de llamados de atención que majaderamente recibimos desde y por diversos lugares.

Parece insólito que en el mundo existen más de 10 millones de organizaciones ambientalistas y desde mi perspectiva no puedo creer que nada haya cambiado, y que sólo se hacen los esfuerzos por declarar citas públicas, discursos que al final en lo concreto nada se hace. El Planeta ya no cree en las promesas pero sí en aquellos que día a día contribuyen desde su cocina, desde su hogar y el uso de elementos que le permita vivir cómodamente, desde las oficinas hoy día silenciosas pero en espera de cubrir todas las acciones laborales y que debiéramos ingresar con una nueva idea de protección a nosotros mismos y a nuestro entorno. Algunas estadísticas nos asustan pero no pasan más allá de leerlas y quedarnos con la sensación de …“a mí no me va a pasar”… es así como por ejemplo una nueva enfermedad infecciosa emerge en los humanos cada 4 meses. De estas enfermedades, el 75% proviene de animales. Esto muestra las estrechas relaciones entre la salud humana, animal y ambiental. Si estamos todos interconectados, y no estamos hablando de nuestra situacion actual de estar todos ligados al estudio y al trabajo vía internet…sino a una realidad que pocos podemos percibir.

Los ecosistemas sustentan todas las formas de vida de la Tierra. De la salud de nuestros ecosistemas depende directamente la salud de nuestro planeta y sus habitantes. Restaurar nuestros ecosistemas dañados ayudará a acabar con la pobreza, a combatir el cambio climático y prevenir una extinción masiva. Recordemos hoy más que nunca en este Día Internacional de la Madre Tierra que necesitamos un cambio hacia una economía más sostenible que funcione tanto para las personas como para el planeta. Promovamos esta armonía con el Planeta.

Nosotros haremos nuestro trabajo: en conjunto el Centro de Investigación Gaia Antártica (Ciga) de la Universidad de Magallanes y la Fundación Glaciares Chilenos, impartiremos una línea de conocimientos a alumnos del Liceo Polivalente María Behety, específicamente a los segundos medios de dicho establecimiento, a exhibirles a nuestros estudiantes, en la región donde se encuentran, lo delicado que es nuestro medio ambiente, abundante de glaciares que vierten sus aguas a enormes lagos de diversos colores, ríos extensos y curvilíneos que rompe la monotonía de las grandes llanuras de la Patagonia, pero resaltando que su génesis está en sus glaciares, un entorno poco conocido en el ámbito escolar de nuestra ciudad, aquí y en esta semana de conmemoración del Día del Planeta Tierra, nos abocaremos a mostrar esta importante esencia de la formación de la Patagonia y otros lugares de nuestro país, sus glaciares, sus características, su importancia para la biodiversidad y sus proyecciones que moldearán nuestro territorio no sólo en lo geográfico sino en lo humano también.