Necrológicas
  • Luisa Peña Zambrano
  • Hernán Guajardo
  • Orlando Estefó Cárcamo
  • Hernán Guajardo Valderas

Perú autoriza retiro de fondos de desempleo para mitigar efectos económicos del Covid-19

Por La Prensa Austral Domingo 25 de Abril del 2021

Compartir esta noticia
62
Visitas

El gobierno de Perú publicó la ley que autoriza el retiro de hasta el 100% de la Compensación por Tiempo de Servicios.

Se trata de un fondo intangible al que trabajadores formales acceden al quedar desempleados, a fin de cubrir las necesidades económicas causadas por la pandemia del coronavirus.

La norma, publicada en el Diario Oficial El Peruano, da luz verde -por única vez y hasta el 31 de diciembre de 2021- a los trabajadores a disponer de la totalidad de este beneficio.

Para tal fin, el dispositivo legal establece que el Ejecutivo debe dictar las “disposiciones reglamentarias necesarias” en un plazo máximo de diez días.

Así, los trabajadores podrán retirar los depósitos por CTS que tengan acumulados en entidades financieras hasta la fecha.

La ley que autoriza el retiro total fue aprobada por el Congreso de la República el pasado 31 de marzo.

A pesar de que el ministro de Economía y Finanzas, Waldo Mendoza, recomendó observar la norma enviada por el Parlamento, la presidenta del Consejo de Ministros, Violeta Bermúdez, anunció que el gobierno decidió no observar la norma.

Al tratarse de un beneficio que entregan las empresas privadas a sus trabajadores en plantilla, solo una pequeña minoría de empleados del Perú cuentan con CTS.

En concreto, la CTS se otorga por el empleador dos veces al año, en mayo y noviembre. Esta equivale a medio sueldo en cada depósito, que tiene el fin de mitigar la vulnerabilidad del trabajador cuando termine su relación laboral con la empresa.

Pero de este beneficio queda excluida la mayor parte de la población económicamente activa del país, en donde entre el 75% y el 80% de las personas trabajan en la informalidad.

En el mismo afán de fortalecer los ingresos económicos de los peruanos, el Legislativo aprobó una norma que permite que los afiliados a los fondos privados de pensiones puedan retirar hasta 4.800 dólares de sus aportes para la jubilación.