Necrológicas
  • Luisa Peña Zambrano
  • Hernán Guajardo
  • Orlando Estefó Cárcamo
  • Hernán Guajardo Valderas

La temible y peligrosa presencia de guanacos que se cruzan intempestivamente en las carreteras

Por La Prensa Austral Sábado 8 de Mayo del 2021

Compartir esta noticia
1,270
Visitas

El guanaco es un animal silvestre protegido, con una población que actualmente supera los 300 mil ejemplares en Magallanes. Una cifra que supera con creces los 5 mil que habían en la década de los sesenta.

La manada de “lama guanicoe” que deambula a diario a orillas de la carretera genera un peligro permanente para los automovilistas. Muchas veces se cruzan de forma intempestiva y esto hace que los conductores no alcancen a reaccionar, provocando accidentes de tránsito. En algunos han fallecido conductores o acompañantes y en otros han salido lesionados.

El secretario regional ministerial de Agricultura, Alfonso Roux, destacó que anualmente el Sag hace un estudio para verificar la población de guanacos en las distintas provincias.

Además, las dos empresas autorizadas que cazan guanacos “con fines de uso sustentable”, Mac Lean y Cia Limitada en Ultima Esperanza; y Swanhouse en Tierra del Fuego, están obligadas todos los años a presentar un estudio censal de la población de estos animales.

Pandemia

La pandemia provocó que aumentara la presencia de estos mamíferos, dado que el año pasado y éste prácticamente no hubo faenamiento en las plantas autorizadas debido a que disminuyó la demanda en los mercados internacionales, a donde se exporta este producto, y por eso las apariciones son ahora más frecuentes, admite el seremi.

Esta es una especie silvestre, imposible de confinar, que debe tener un desplazamiento libre en las diferentes áreas de la región.

El director regional del Sag Magallanes, Gerardo Otzen Martinic, sostuvo que de enero a marzo realizan un estudio poblacional del guanaco en todas las comunas de la región.

Entiende el profesional que producto de la presencia masiva de estos animales se han generado accidentes, “porque los guanacos se van quedando en los sectores aledaños a la carretera, porque hay más pasto, y de repente se corretean entre ellos y terminan chocando con un auto”.