Necrológicas

– María Enolfa Alvarado Miranda

– María Audilia Vargas Segovia

Con la Medalla Municipal distinguirán a María Luisa Díaz

Lunes 31 de Mayo del 2021

Compartir esta noticia
606
Visitas

– Su compromiso con la protección de los animales le ha granjeado el cariño y el respeto de Puerto Natales.

Si usted no hace algo por amor, por quien sea, Dios no lo va a ver, porque el último examen que vamos a dar algún día será cuánto amaste, no cuánto hiciste”, afirma la vecina María Luisa Díaz al intentar explicar su comprometido trabajo por los derechos de los animales, con lo que se ha ganado el cariño y el respeto de Puerto Natales.

Este reconocimiento se expresará en este aniversario de la capital de Ultima Esperanza con la entrega de la Medalla Municipal.

María Luisa Díaz Mansilla, nació hace 75 años en Chiloé. El año 1962 llegó a Puerto Natales donde contrajo matrimonio. Diez años después enviudaba al fallecer su esposo en un accidente en el mineral de Río Turbio, quedando sola junto a sus cuatro hijas. Se volvió a casar y tuvo un hijo varón y adoptó a una pequeña. Nuevamente quedó viuda, dedicándose a crecer a su hijos (el mayor tiene hoy 57 años y la menor 34, quienes le dieron 11 nietos y 4 bisnietos).

Nunca le gustó el maltrato hacia las personas ni hacia los animales, por eso cuando comenzaron los primeros casos de perros afectados por el Distemper (enfermedad contagiosa causada por un virus que afecta los aparatos respiratorio, gastrointestinal, y el sistema nervioso de los cachorritos y perros adultos) se acercó hasta la oficina de la seremi de Salud, dirigida en ese entonces por el veterinario, Nelson Alvarez a buscar una solución a este problema. Así comenzó su trabajo con los perros que estaban abandonados en las calles y que se encontraban afectados además por la sarna y el TVT (Tumor Venéreo Transmisible canino).

Para hacer más eficiente esta labor el 7 de diciembre de 2007 se creó la Protectora de Animales, Amigos Fieles, organización que presidió durante 12 años (hasta diciembre de 2019).

Con diversas campañas llegaron a esterilizar más de dos mil animales; a reunir más de 25 millones de pesos y contar con un vehículo, que permitía ir en ayuda de los perros abandonados en las calles.

En 2019 dejó la presidencia de la entidad “para descansar” sin embargo le siguen golpeando la puerta de su casa para pedirle su intervención. A diversas horas, sin importar si es feriado o fin de semana sale de su domicilio para ir en ayuda de los animales. Muchos de ellos terminan finalmente en su casa, donde los acoge, los cuida y protege. Tras su recuperación los entrega en adopción. En razón de ello la instaron a establecer una Fundación Animalista que está próxima a crearse legalmente.

Su objetivo es contar con una sede donde se pueda atender a los animales que han sido operados, y no que tenga que ser su casa el lugar donde sean acogidos.

“Esta pega nadie la hace, porque no hay cómo pagarla. En un momento dado trabajamos solas con Sara Andersson (tesorera) y salíamos a diversas horas ante el requerimiento de la comunidad”, relata.

Sobre el reconocimiento municipal que recaerá en su persona, subrayó que “lo recibo con humildad con agradecimiento a la gente que ha confiado en nosotros”.

De inmediato con la franqueza que la caracteriza, apuntó que “nunca me preocupo de la opinión de la gente. Me acuesto tranquila porque mañana sé que voy a despertar y voy a seguir con la misma pega. No voy a renunciar a lo que estoy haciendo”.

María Díaz es además voluntaria activa desde más de 20 años de la Cruz Roja, institución que la llena de orgullo y a la cual califica como “confiable y eficiente”.