Necrológicas

“Stand by” para vía elevada y luz verde para semaforización

Por La Prensa Austral Jueves 10 de Junio del 2021

Compartir esta noticia
241
Visitas

Como una lápida velada al proyecto de vía elevada podría calificarse el anuncio efectuado ayer en Punta Arenas por las autoridades, quienes anunciaron que en el corto plazo el problema vial del sector será enfrentado con semáforos y que, posteriormente, la situación se evaluará de acuerdo con los cambios y necesidades.

“La vía elevada queda en stand by”, dijo ayer el subsecretario de Obras Públicas, Cristóbal Leturia, a los pocos minutos de haber llegado a Magallanes. Sin embargo, ese “modo de espera” significa el entregar la potestad al municipio para definir cuál es la mejor solución para la intersección de las avenidas Eduardo Frei y Presidente Carlos Ibáñez. Y esa solución -en opinión del alcalde Claudio Radonich- pasa en lo inmediato por la presentación de un proyecto (con recursos regionales) para la semaforización del área.

Leturia arribó a Magallanes a menos de una semana de la invitación formulada por el jefe municipal, quien en su paso por Santiago le hizo ver, entre otros temas, la poca conveniencia de insistir con una obra que, a ojos de buena parte de los magallánicos, era más un problema que una solución a la situación vial que se vive en aquel nudo vial.

La oposición ciudadana y una fallida licitación terminaron por echar abajo la inmediata continuación del proyecto, aunque en el camino surgió otro contratiempo no menor: la necesidad de un estudio de impacto ambiental por el factor humedal, que pudiese haber sido decidor a la hora de frenar el inicio de construcción.

Ante ese escenario fue el municipio, alcalde y concejales, quienes decidieron actuar. Los ediles acordaron oficiar al subsecretario de OO.PP. para hacerle saber la inconveniencia de seguir adelante, mientras la autoridad comunal decidió personalmente llevar el tema a la capital.

A su regreso, Radonich dijo haber invitado al subsecretario a imponerse “en terreno” del problema vial. Horas después habló de un proyecto “desechado”. Sin embargo, aquello no era todo. La autoridad municipal ya había jugado sus cartas, incluso yendo un paso más adelante, ideando un “plan B” tendiente a una solución a corto plazo y a otra (no revelada) de más largo aliento, apuntando a que el total de los recursos del “fenecido” proyecto ($23 mil millones), o al menos parte de ellos, se queden en Magallanes. “Con ese dinero se podría dar solución a varios problemas viales e incluso destinarlos a otras carencias en materia de obras públicas”, se dijo en su momento.

La voz del subsecretario

Ayer, Leturia fue claro en sus argumentos. Mencionó que la vía elevada es un proyecto que data de hace una década y que hoy la situación ha cambiado en cuanto a los problemas y necesidades viales que requiere el área norte de Punta Arenas. Habló de la importancia de la iluminación de la Ruta 9 hacia el Aeropuerto Presidente Ibáñez, del nuevo escenario que instalaría la apertura de la Avenida Circunvalación (un kilómetro más arriba de Avenida Frei) y un factor que no se vio en la génesis del proyecto: la convivencia de la ruta con el Humedal Tres Puentes bajo una nueva normativa vigente desde el año pasado.