Necrológicas
  • Graciela del Carmen Mancilla Bustos
  • Alvaro Millalonco Saldivia
  • Francisco Orozco López
  • Drago Pesutic Eterovic
  • Silvia Hidalgo Huerta
EDITORIAL

Convención Constitucional

Por La Prensa Austral Domingo 4 de Julio del 2021
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
36
Visitas

Mientras siguen sumándose los anuncios de manifestaciones de diversos sectores y movimientos, hoy se verificará un hecho histórico en el país: la sesión en que se constituirá la Convención Constitucional, órgano llamado a proponer una nueva Carta Fundamental para Chile.

Importante es que las diversas marchas, actos y ceremonias públicas no empeñen el inicio del trabajo constitucional y que, por el contrario, sean una antesala que exprese la diversidad del país, pero que refuerce la necesaria concordia y espíritu dialogante y de respeto que tienen que primar en los próximos nueve meses.

Entre los 155 constituyentes elegidos por votación popular, hay un consenso respecto de ampliar la mesa directiva de la Convención, a fin de tener entre cinco a siete integrantes que representen mejor la disímil conformación de este cuerpo colegiado.

Ello permitirá dar mejor representación a las distintas sensibilidades y también mayor gobernabilidad. La rotación en la presidencia es otro aspecto que se ha estado evaluando en procura de la representatividad.

La paridad es un elemento esencial en este proceso y es esperable que ésta también se considere en la conformación de la mesa. Ojalá se dé un paso más al refrendar tal decisión entregando la presidencia del órgano a una mujer. Igualmente, ampliar el número de integrantes de la directiva permitirá integrar a representantes de las regiones, de los pueblos originarios, entre otros.

En el caso de Magallanes, hay cinco personas que integrarán esta instancia, tres de ellas elegidas dentro de los cupos otorgados a la región como distrito y otras dos que representarán a sus pueblos originarios de nuestro territorio.

Resulta interesante constatar que, de estos cinco constituyentes, tres son mujeres y que, por primera vez en la redacción de una Carta Fundamental, estarán representadas la comunidad kawésqar y la yagán. Como deuda quedó la ausencia de exponentes de los selk’nam y los aónikenk.

Todo resulta inédito y esperanzador, desde un prisma del poder radicado en la voluntad ciudadana y de los derechos, deberes y principios que se establecerán.

Está en manos de los constituyentes no defraudar las esperanzas ciudadanas y hacer primar la capacidad de diálogo y entendimiento por sobre las posturas inflexibles.